“Propuestas concretas de acuerdo al cargo al que aspiran”

No podemos acostumbrarnos, ni dejarnos vencer por el mal, menos aún justificarlo.
– José Francisco, cardenal Robles Ortega.

.

Por Mtro. Luis Ignacio Zúñiga Bobadilla (*)
luis.zuniga@univa.mx

.

En un comunicado dirigido a los candidatos a la Presidencia de la República, el señor José Francisco Cardenal Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara y Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, señaló a los aspirantes al primer cargo a nivel nacional: “Nos preocupa que en las intervenciones que han tenido los candidatos en las campañas han prevalecido las descalificaciones; se esperarían en cambio propuestas concretas de acuerdo al cargo al que aspiran”.

En su documento se refiere a dos aspectos importantes para la reflexión, el primero relativo a lo que señala como nuestros anhelos y compromisos y el otro sobre algunas reflexiones del momento electoral que vivimos en el país.

Hace un importante llamado a respetar a plenitud todos los derechos humanos fundamentales, tales como la libertad de conciencia y la libertad de religión, y habla de una relación de colaboración positiva entre las Iglesias y el Estado, enmarcada dentro de se establece como “laicidad positiva”.

Invita a la construcción de un México más justo, solidario y participativo que enfrente el importante reto de abatir la pobreza y brindar el acceso a los servicios elementales; el generar oportunidades para todos, por supuesto los más desfavorecidos entre los que se encuentran grupos de mujeres e indígenas como tarea prioritaria; estableciendo mecanismos auténticos de participación social, que los involucre.

Se manifiesta la importancia de realizar una revisión al sistema económico vigente y orientarlo en un sentido más humano, que sea capaz de impulsar a todos, mediante la promoción del empleo con calidad y salario decoroso y digno.

Señala en su comunicado “El trabajo es la clave de la cuestión social, se afirma explícitamente desde San Juan Pablo II. México está llamado a promover empleos, pero con calidad, promotores de la persona y capaces de ofrecer un salario decoroso. Una economía no centrada en el ser humano concreto, se vicia en el mundo de la especulación, la utilidad y el consumo. El Gobierno y la sociedad mexicana, están interpelados a responder ante las exigencias globales, con su particular cultura y enfoque, que recupera siempre los valores fundamentales de la familia, el encuentro y la comunidad”.

Otra reflexión importante que contempla el comunicado a los candidatos es la construcción de un “Estado de Derecho fuerte, justo y promotor de la dignidad humana” descalificando la construcción de un orden social sustentado en la impunidad, la corrupción, la inseguridad, la violencia, la cultura de la muerte, como se ha suscitado en el presente año, a propósito de las presentes elecciones y que ha privado de la vida a candidatos a cargos de elección y funcionarios de gobierno.

A fin de contribuir a la transparencia y la legalidad, se invita a los candidatos, a rendir cuentas de sus actos, como uno de los grandes desafíos nacionales, no violentar la vida, ni menoscabar la dignidad humana, ni violentar la célula más importante de la sociedad: la familia. Cultivar la vida, cuidarla y protegerla para todo ser humano.

Impulsar una educación de calidad, para promover una cultura solidaria, considerar la participación de los padres de familia como los principales responsables de la educación de sus hijos; y como lo señala el Papa Francisco, “gobierno y sociedad, están llamados a reconfigurar un pacto educativo para que todo maestro, método pedagógico, instalación y alumno, sean de alta calidad humana y profesional” y también se refiere a la formación integral a través de arte, el deporte, el escultismo, la cultura, el sano esparcimiento y la vida en común; y promotores del bienestar de todo ser humano, como de espació común, del entorno natural y cultural.

 Por otra parte, en el comunicado a los candidatos, el Arzobispo Francisco Robles, hace algunas reflexiones sobre el momento electoral que vivimos en el País y señala que es urgente reconocer que la Nación Mexicana es la suma de los esfuerzos cotidianos de todos los habitantes que la integramos y producto de una relación consistente y sus acciones.

Establece que más que un jefe de gobierno, se requiere de un jefe de Estado que sea capaz de orientar con firmeza y suavidad los esfuerzos de la sociedad y el gobierno, con visión de largo plazo del entorno nacional e internacional que nos desafía, impulsando un desarrollo humano, sostenible, integral y solidario.

Sin dejar de lado por reconocer los avances que ha tenido nuestro país en materia política, económica y social, el manejo macroeconómico, del esfuerzo en la consolidación de instituciones democráticas, y por supuesto en algunos índices de salud, educación, vivienda, entre otros, los invita a mejorar aún más.

Por otra parte, hace referencia a la crisis ética, como un cáncer presente en toda la humanidad, que convoca a combatir con audacia, prudencia y sabiduría y establece que no podemos acostumbrarnos, ni dejarnos vencer por el mal, menos aún justificarlo.

Señala que las campañas políticas son una gran oportunidad para cambiar la manera como concebimos nuestra vida y aspira a que sean entendidas como ejercicios valiosos de reflexión para pensar bien el futuro que podemos hacer juntos contemplando que los candidatos y gobernantes, deben vivir en una clara disposición de servicio para la gente, y no a la inversa y que, a partir de la escucha y diálogo constante con la gente, se logren compromisos bilaterales.

Puntualiza el comunicado “Las campañas serán interesantes y útiles si son ricas en ideas, y no en el dispendio excesivo de recursos económicos. Creemos que pueden ser el gran “campanario” para llamar a todos a cumplir su misión histórica más allá de egoísmos, intereses propios, de visiones reducidas o fragmentadas de la realidad. No es tampoco el momento de crear mundos ilusorios, que quizá con el tiempo, puedan generar mayor frustración social, por ello les requiere presentar propuestas concretas de acuerdo al cargo al que aspiran.

.

(*) Director de la Univa-PV.