A lo borras

Por Humberto Aguilar

.

La contienda política está convertida en la “feria del hueso”. Candidatos sin propuestas, seguidores que aplauden por compromiso como lo hicieron las masas en los tiempos de Don Porfirio que asistían a los mítines que a cambio del aplauso recibían una bolsa de bolillo, que no alcanzaba para todos, lo que convertía la contienda política en la rebatinga de aquellas piezas de pan que solo mostraban el hambre del pueblo.

Los enviados de todos los medios informativos que siguen a cada candidato a la Presidencia de nuestro país se dan cuenta de la pobreza que aún existe en ese pueblo que vota. En cada noticiero escuchamos a los candidatos que repiten y repiten las promesas de acabar con la corrupción, de vencer a la delincuencia organizada, en tanto que López Obrador cae en mentiras que luego demuestra ser un personaje acartonado que promete cambios en la educación, cambios en los proyectos ya avanzados en donde sin saber ni ser técnico en la materia, afirma que la zona de Texcoco, por ejemplo, no es terreno para construir el nuevo aeropuerto.

El retraso que existe en gran parte del pueblo pone a nuestro país muy lejos de los tiempos modernos, donde la tecnología está en dimensiones que parecen ser soñadas.

Por ejemplo, en Alemania imponen fuertes medidas para evitar la circulación de vehículos con motor a diésel. Impulsan el desarrollo de técnicas para crear vehículos eléctricos que pueden recorrer 400 kilómetros dentro de la ciudad. Estos vehículos ya existen. No están a prueba, la fabricación aún es lenta. La energía que los mueve se produce con equipos no contaminantes. El motor es delantero y en la parte superior están colocadas las baterías que impulsan estos vehículos con solo la marcha y el freno, sin cambios, con velocidad de hasta 40 kilómetros por hora dentro de la ciudad.

Otros países de Europa cuentan ya con vehículos que se mueven con energía eléctrica, como ocurre en algunas ciudades de México, en Guadalajara por ejemplo.

.

POBRE CIUDAD DE MÉXICO

No saben a qué se meten los candidatos que van por el gobierno de la capital azteca, zonas que carecen de agua, con un problema eterno de inundaciones a causa de la lluvia durante todo el año. Lluvia que no es aprovechada porque no existe un sistema que le permita a la ciudad conservar por lo menos el 30 por ciento del agua que se va y explota los drenajes.

Datos dados a conocer técnicamente señalan que la Ciudad de México necesita un cambio de su sistema de drenajes y distribución de la red de agua potable. Dan cuenta que se requiere la renovación total de estos dos sistemas para resolver esos dos graves problemas. La cifra que se da a conocer es que se requieren cinco mil kilómetros para resolver el problema del agua potable. Otros cinco mil para reponer el sistema de drenajes que lleva los desechos a drenaje profundo, parte del cual se deposita en el río de los Remedios que corre hacia el estado de Hidalgo.

Esto de utilizar las corrientes de los ríos como drenajes también ocurre en Monterrey y en Guadalajara. En nuestra capital, el río de San Juan de Dios que cruza precisamente por esa zona tan conocida fue sepultado y es utilizado para esos fines.

No sé si ocurre en otros países. Por ejemplo en España, la enorme afluente que baja de las montañas como en la Rioja, el río es de enorme volumen de agua que cruza por Zaragoza, la capital de la zona norte de España.

Las aguas de tormenta se embalsan y sirven a la agricultura en todo el país. En tanto que en México, por ejemplo, existen zonas donde se pierde el agua pese a tener a un costado de las ciudades un río como ocurre en la ciudad de Guasave en Sinaloa.

En Sinaloa hay once ríos, el agua está en gran parte contenida en presas pero la temporada de lluvias en el Pacífico es a partir de junio con muy poca lluvia en los meses de estiaje, a diferencia de lo que ocurre en los estados del golfo y en el centro del país.

En materia de tecnología existe en ciudades grandes como Guadalajara, por ejemplo, solo que como en Puerto Vallarta, las escuelas están apenas en la robótica, con motores que se mueven a base de pilas eléctricas. La robótica es incipiente.

Precisamente por falta de conocimientos, los candidatos se avientan a lo “borras” en esta feria del hueso que habrá de culminar el primero de julio en cuanto que los resultados se van a discutir el resto del año.