Quién y Qué

QUE los personajes del sector turístico de Puerto Vallarta que viajaron al puerto de Mazatlán al Tianguis Turístico, entre ellos Álvaro Garciarce Monraz y Gabriel Igartúa Sánchez, no regresarán con las manos vacías sino que traen en sus maletas muy buenas noticias, algunas de ellas espléndidas para Puerto Vallarta y también para la Riviera Nayarit.

Nuevos vuelos, más inversiones en hoteles, nuevas alianzas, de ésas de carácter estratégico, contratos con tour operadores y mayoristas en donde destacan tarifas más favorables para los hoteleros, visitas a Puerto Vallarta y a la Riviera Nayarit de nuevos grupos de periodistas, en fin, buenas noticias para todos los sectores que viven de la industria del turismo.

.

CARLOS CASTRO SEGUNDO: UNA VIDA CARACTERIZADA POR EL ESFUERZO

QUIEN disfruta a plenitud sus logros profesionales es el conocido abogado y notario público, Carlos Castro Segundo, quien ha sido protagonista de una vida caracterizada por el esfuerzo.

Desde sus juventudes, Carlos Castro Segundo, destacó como un joven dedicado al estudio, Logró siempre las calificaciones necesarias para superar exámenes y en algunos casos ser exentado de los mismos. Tomó al estudio como una de sus pasiones y terminó su carrera como abogado con las mejores calificaciones y reconocimientos.

Trabajó varios años en el despacho de su amigo de siempre, el abogado José Luis Leal Sanabria, quien fue todo un personaje de la política jalisciense y de la administración pública, compañero de vida de Castro Segundo hasta sus últimos días.

Carlos Castro llegó a Puerto Vallarta para ocupar la dirección jurídica del Fideicomiso Puerto Vallarta, invitado por su titular Alfredo Leal Cortés en los inicios de la década de los años setentas.

Eran los tiempos en que el Fideicomiso debía regularizar la tenencia de la tierra y se tenía que enfrentan a fuertes intereses políticos y económicos por lo que no resultó fácil el trabajo de Castro Segundo quien tuvo que enfrentarse judicialmente a todo tipo de personas físicas y morales.

El desgaste no fue poco. Las presiones de todo tipo iban y venían pero el abogado del fideicomiso no se doblegaba y Carlos Castro y su equipo de trabajo, sacaron adelante una agenda de trabajo que tenía como principal finalidad otorgar certidumbre jurídica a la tenencia de la tierra y ofrecer y garantizar confianza a los hombres de negocios interesados en invertir en Puerto Vallarta.

La década de los años setentas, ochentas y principios de los noventas, resultaron determinantes para el despegue de Puerto Vallarta como un destino turístico y un polo de desarrollo sin problemas jurídicos que frenaran la inversión.

Al término de su gestión al frente de la dirección jurídica del Fideicomiso, Carlos Castro Segundo, entregó buenas cuentas. Tiempo después, ya como Notario Público, inició la cosecha de lo sembrado y pronto se convirtió en uno de los notarios con más trabajo en Puerto Vallarta, situación que persiste hasta la fecha, mientras su hijo Fernando Castro Rubio se titulaba como abogado en la Escuela Libre de Derecho para años después seguir los pasos de su padre al ser nombrado como Notario Número uno en Puerto Vallarta.

Así que Carlos Castro Segundo tiene ya mucho que contar a sus nietos. Fue testigo y protagonista de los años importantes para Puerto Vallarta, aquellos tiempos en los que fueron sentadas las bases jurídicas para el despegue de Puerto Vallarta como un destino turístico atractivo para los inversionistas nacionales y extranjeros.

Hombre de carácter, de convicciones y de principios, de trayectoria profesional impecable, Carlos Castro Segundo tiene la enorme satisfacción de haber contribuido al desarrollo y progreso de Puerto Vallarta en los años estratégicos, en los tiempos decisivos que marcaron caminos y derroteros.

.

JOSÉ DÍAZ ESCALERA EN FRANCA RECUPERACIÓN

QUE hay buenas noticias para los familiares y numerosos amigos del legendario arquitecto José Díaz Escalera, quien desde hace varios días es atendido en el hospital Ángeles del Carmen en la ciudad de Guadalajara en donde le practicaron con todo éxito una cirugía en su columna vertebral.

José Díaz Escalera, uno de los grandes personajes del Puerto Vallarta contemporáneo, quien llegó a Puerto Vallarta hace más de 50 años para participar en la construcción del hotel Posada Vallarta, cumplirá 80 años el próximo 26 de abril pero ya organiza una gran fiesta para celebrarlos con su familia y amigos el día 3 de mayo, sí el día de la Santa Cruz o de los albañiles en el restaurante “Tintoque” de Julián Silva.

Una de las tantas frases creadas por Pepe Díaz Escalera dice que “los arquitectos son albañiles con mirada de mujer”. Por eso le gustó el día 3 de mayo para festejar sus ocho décadas de una vida esplendorosa.

.

FALLECIÓ CLAUDIO SIERRA, UN TAPATÍO MUY VALLARTENSE

Claudio Sierra, contador público de profesión, nacido en Guadalajara pero a quien,- como a muchos otros, Puerto Vallarta lo sedujo,- falleció la semana pasada a los 70 años de edad. Fue contralor del hotel Las Palmas en sus mejores tiempos y trabajó asimismo para el hotel Playa de Oro.

Hombre bueno, excelente amigo, aficionado a las “Chivas Rayadas” del Guadalajara, formó algunas pequeñas empresas con Armando Trujillo, otro personaje de la administración de hoteles también ya desaparecido. Claudio Sierra radicó en Puerto Vallarta durante tres décadas y tuvo numerosos amigos que hoy lamentan su partida. Descanse en paz.