Shalom… setenta años

Por Humberto Aguilar

.

Se celebra este año el reconocimiento del Estado de Israel creado en 1948 por las Naciones Unidas, donde se ubicaron los sobrevivientes de los campos de concentración de Alemania, así como los judíos disgregados en todo el mundo, precisamente a causa de la Segunda Guerra Mundial.

Son setenta años de lucha permanente contra los estados vecinos. Contra Egipto que parecía una derrota anunciada, los judíos combatieron como lo hicieron las huestes de Moisés y sus aliados. Derrotaron a los egipcios y extendieron sus dominios sobre el mismo Canal de Suez. Llegada la paz, le regresaron a Egipto los dominios sobre el canal, para luego enfrentar al estado palestino y a Jordania donde se establecieron y conservan su dominio.

No ha sido fácil el desarrollo de Israel. Están en permanente alerta por la amenaza de los países cercanos como Irán e Irak, Siria y los palestinos con sus constantes agresiones.

Pese a eso, estar en alerta permanente, el progreso de Israel es en todos sentidos hasta ubicarse como una potencia económica de primer orden. Todos los israelitas asisten voluntariamente a ejercicios de defensa e incluso cuentan ya con armas atómicas, lo cual manifiesta que la paz no se ha conseguido en estos setenta años de existencia del pueblo de Israel.

Curiosamente en los límites del Estado de Israel conviven en paz con los judíos: musulmanes, cristianos, otomanos y otras sectas que además de la convivencia pacífica trabajan por el crecimiento y la paz de Israel.

.

UN POCO DE HISTORIA

Antes de la existencia moderna de Israel los pueblos judíos se disgregaron por toda Europa. En España creció la población judía sefardita que fue perseguida durante la guerra española. Judíos sefarditas emigraron a América, especialmente a México y Argentina. Con la creación del Estado de Israel, una gran población se integró al nuevo estado creado por las Naciones Unidas. Los judíos que se quedaron en México, en Argentina y es otros estados de América mantienen la relación e incluso tienen las puertas abiertas para integrarse a la población que no es mayor a los 10 millones de habitantes.

Por la falta de agua Israel creó el riego por goteo que actualmente tiene en México mucho éxito.

A cambio la aportación agrícola de México a Israel fue el cultivo de tomate en vara. Esta planta cultivada en vara aprovecha mucho más la producción de este producto que originalmente solo crecía unos centímetros. Gran parte del producto se quedaba o caía a tierra desperdiciándose en un cincuenta o sesenta por ciento. Hoy otros muchos productos agrícolas se cultivan en vara en México, en Israel, en los Estados Unidos y en otros países de América. Es una aportación de México a la agricultura universal.

.

SHALOM ALEICHEM

En revelaciones de La Biblia, en el nuevo Testamento se da a conocer que Jesucristo saludaba con la palabra Shalom y se despedía con las palabras Shalom aleichem, la traducción de estas dos palabras tiene diversos significados.

Shalom es una palabra hebrea que significa paz o bienestar. Al igual que en español, puede referirse tanto a la paz entre dos partes, especialmente entre el hombre y Dios o entre dos países; como también a una paz interior o tranquilidad de una persona. Se utiliza también como fórmula de saludo, equivalente a “hola” o “adiós”. Shalom aleichem se traduce literalmente “la paz sea con vosotros”.