Estudiantes, levantados por “error”

Los organismos ofrecen apoyo para evitar la revictimización de los jóvenes, entonces desaparecidos.

.

  •  Los tres alumnos de cine fueron confundidos con enemigos del Cártel Jalisco Nueva Generación.

.

Por Marisela Muñoz
Guadalajara

.

Un “error” les costó la vida a los tres estudiantes de cine que realizaban una tarea escolar en el municipio de Tonalá.

Y es que los tres estudiantes fueron confundidos con enemigos del Cártel Jalisco Nueva Generación. Fue por eso que los sicarios de esta célula delictiva se los llevaron y al intentar “sacarles” la verdad sobre su presencia en la casa de la tía de uno de ellos, acabaron matándolos.

Es por eso que ayer hubo manifestaciones y marchas en Guadalajara, mientras que para mañana la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) ha convocado a una mega marcha para protestar por este crimen.

Ante el caso y luego de la confirmación del homicidio de los tres estudiantes de cine desaparecidos el pasado 19 de marzo en el municipio de Tonalá por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE), la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en conjunto con la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ), hicieron un llamado a la entidad para ampliar las investigaciones y a su vez la información referente al caso de los jóvenes.

Ambos organismos urgieron llegar a conclusiones que den certeza, transparencia y continuidad a la actuación de la Fiscalía en su investigación para tener los avances que permitan llegar a la verdad de los hechos y que se respete el proceso de averiguación de los hechos de los homicidios de los estudiantes de cine.

La CNDH y CEDHJ exigieron al titular de la Fiscalía Especializada para Personas Desaparecidas, José Raúl Rivera Rivera, a comprometerse en el esclarecimiento de los casos en que impera la impunidad.

Por su parte la CNDH precisó que no existe un expediente en trámite relacionado con el tema, pero se solicitó a la Secretaría General de Gobierno y a la Fiscalía General del Estado la implementación de medidas cautelares –que fueron aceptadas por esas instancias—, para evitar la revictimización de los jóvenes entonces desaparecidos y para que en el manejo de la información relacionada con las investigaciones.

.

INFORMACIÓN DEFICIENTE: CEPAD

Por otra parte, para el director ejecutivo del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo A.C. (Cepad), César Pérez Verónicas, la información compartida por la Fiscalía del Estado bajo la cual se fundamentó la muerte de los tres estudiantes de cine es incompleta pues faltan elementos científicos y técnicos para ser concluyentes respecto al paradero de los jóvenes.

“La información proporcionada es muy deficiente, en tanto que ni siquiera el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses sabía el número de pruebas que les hizo llegar la fiscalía para su análisis y estudio”, expresó el director y agregó que en los resultados se reflejó la premura de dar respuestas ante la presión social.

Según manifestó Pérez Verónicas, uno de los principales problemas reside en la falta de credibilidad en la Fiscalía por lo que una de las propuestas es que se sumen al análisis del caso la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos en México.

El director dijo además que, de ser solicitado por los familiares, podrían intervenir en el caso peritos nacionales e internacionales, tal como ocurrió en las investigaciones de los jóvenes de Ayotzinapa, sin embargo sería necesario conocer la postura de las familias.

La organización Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos en Jalisco (Fundej) y la organización Por Amor A Ellxs, coincidieron también con lo dicho por el Cepad. A través de un comunicado de prensa enviado por cada una de las organizaciones, ‘lamentaron’ el resultado de las investigaciones expuesto por la Fiscalía pues consideraron que las pruebas son insuficientes y se convierten sólo en suposiciones.

.

El asesinato de los tres estudiantes de cine caló hondo entre alumnos universitarios.