Al pan… pan

Por Humberto Aguilar

.

En los últimos ocho años creció la figura de un empresario vallartense en los campos de su negocio, que es la panadería, en el campo empresarial y en el campo de la política. Ese es Arnulfo Ortega Contreras.

Unos años antes Arnulfo decidió dedicar tiempo para estudiar. En la Universidad del Valle de Atemajac, mejor conocida como Univa campus Puerto Vallarta, terminó la carrera en derecho. No le fue suficiente, tiene en su mente dos o tres especialidades, las cuales dará a conocer en su momento.

Como presidente de la Coparmex rescató la delegación Puerto Vallarta, cambio las oficinas, liquidó lo que hacía falta de pagar, fue una tarea de cinco años. Entregó la Coparmex a un nuevo presidente, Gabriel Igartúa Sánchez, quien encabeza el nuevo consejo y que en octubre próximo va a cambiar de directriz. Sin duda con la imagen empresarial que prevalece. En la Coparmex se le recuerda y se le respeta. No ha dejado de asistir a las reuniones mensuales. Participa en todos los eventos a los que es invitado como miembro del Consejo de Expresidentes.

.

AL PAN… PAN

En la Pastelería y Panadería Don Chonito su experiencia le abre camino a una mejor organización interna: administración y producción con la mano amable para mantener un equipo de trabajo con reglas establecidas para que la producción esté a tiempo en los locales de distribución, así como los “Chonimóviles” que llevan el pan a todas las colonias de la región.

Desde el año pasado se fijó el día 23 de septiembre como “El Día del Panadero”. La idea es que esa fecha sea reconocida, en la que participen todas las personas que producen pan en Puerto Vallarta. Todas las mañanas por mi barrio, una persona ya muy estimada ofrece “bolillo calientito”. Otras empresas entregan pan dulce y bolillo en los pequeños comercios de barrio, sin dejar de mencionar que el ingeniero Jorge García de Alba es líder desde hace muchos años en la producción de ricos pasteles.

García de Alba fue también destacado empresario en Coparmex. De hecho aquellas experiencias se mantienen vivas, con Don Chonito crecieron y todos los ejemplos están en pie.

Arnulfo Ortega proyecta celebrar el día del panadero en forma alegórica,  con una fiesta en donde participen todos los panaderos para ofrecer a los vallartenses ese rico producto, posiblemente en el malecón.

Además de esto, celebrar con una pieza de pan la distinción de esa fiesta a escoger por cada uno de los participantes.

Este es un tema que se va comentar en los meses que hacen falta para llegar a ese 23 de septiembre: Día del Panadero.