Gente PVRed Interna

Un mejor mañana para vallartenses

Día a día se nos está saliendo del control nuestra patria chica, por una mala planeación que no ha buscado su integración.

.

Por Humberto Famanía Ortega

.

Cuántas veces estando solos y observando las maravillas que el Creador nos otorgó en este bello paraíso, nuestro Puerto Vallarta Jalisco del alma, nos hace reflexionar en que por su naturaleza ha habido progreso pero que por desgracia se ha desequilibrado, hay un mayor número de servicios turísticos, pero menos espacios donde el crecimiento natural de especies de la flora y fauna se ven atrofiados. Son tiempos en que, si no se toman medidas adecuadas, este destino turístico se verá muy pronto condenado a sufrir la baja en el turismo, y por ende su economía se verá mermada significativamente.

Para todos es sabido que México es un lugar privilegiado, único por su riqueza y diversidad natural, cultural e histórica, elementos que son fundamentales, ya que hacen de nuestro territorio un espacio maravilloso con innumerables atractivos turísticos. Nuestro destino vallartense, está incluido en su extenso litoral marítimo, rodeado de sus hermosas playas y paisajes, selvas y montañas que cautivan a quienes nos visitan. Otro ingrediente importante para la oferta turística es su gente amable, siempre dispuestos a servir y orientar a los millones de turistas, tanto nacionales como extranjeros que nos hacen el honor de vacacionar al año.

.

En el top de los destinos de playa

Nuestro destino de playa, está catalogado como uno de los 5 puertos turísticos más visitados del país, ya que el turista puede pasear por el pueblo descubriendo sus calles, esculturas, e inclusive personajes que parecen pertenecer a otros tiempos. Nuestras fiestas patronales, principalmente la dedicada a la veneración de la Virgen de Guadalupe, durante el novenario en el mes de diciembre, resulta una verdadera concentración de millares de devotos vallartenses que contagian a propios y extraños con su alegría. Nuestras tradiciones siguen aportando identidad a sus moradores, por eso resulta importante el seguir apoyando a nuestras costumbres signos de unidad.

No cabe la menor duda, nuestro rincón paradisiaco ha tenido de sus moradores un trabajo en equipo para lograr salir adelante en sus servicios, la historia lo dice cuando era un lugar muy alejado de la civilización por sus escasas vías de comunicación. Ahora emerge como una región muy atractiva, pero por desgracia va perdiendo esencia. Es tiempo de velar por quienes habitamos este dinámico municipio, para que los más de 350,000 habitantes tengamos acceso a las playas, tal parece que la ambición desmedida de voraces empresarios, y uno que otro gobernante, quieren apoderarse de todas las playas de nuestro puerto, cuando somos nosotros quienes formamos parte principal en la oferta de todos los servicios turísticos y quienes le damos vida a esta maravillosa actividad.

He recorrido la costa hasta los límites de esta comarca, y me he encontrado sitios donde la autoridad municipal debe de buscar se concesionen accesos a las playas, y creen lugares de esparcimiento donde abunden los deportes acuáticos para crear un ambiente de plena convivencia.

.

Una mayor cultura del servicio

Es importante implantar el turismo social, porque también viene a ser una escuela donde la concientización sobre la actividad en la prestación de servicios turísticos sirva para el mejoramiento y profesionalización de los mismos. Nunca debemos olvidar a quienes forman parte de la planta productiva de un pueblo o ciudad, porque la marginación nos hace alejarnos de nuestros principios básicos, y por consecuencia, habrá rivalidad constante con quienes abusan tratando de privatizar territorios que son propiedad de todos los mexicanos.

Todos tenemos los mismos derechos, pero también las mismas obligaciones como ciudadanos, ya es justo que tomemos con seriedad a quienes desean gobernarnos, buscando los mejores perfiles, poniendo en lo más alto la calidad moral, ya que esta condición ha sido rebasada en la actualidad. Urgen medidas en los partidos políticos y candidaturas independientes, donde brote de nuevo la confianza en sus hombres y mujeres, para buscar estabilidad con armonía y alcanzar mayor productividad viéndose reflejada en la prosperidad de las familias y sus comunidades.

.

Generemos un sentido de pertenencia

Si todos nos ponemos las pilas, primeramente, logrando un sentido de pertenencia, nos vamos a concebir como una parte alícuota de este gran patrimonio natural donado por el Creador a este municipio vallartense. Es hora de decir “Nuestro ambiente lo hacemos todos, urgente formar parte”. Constantemente nos preguntamos por qué siendo un lugar tan bello, nos encontramos con verdaderos muladares en muchas de las colonias, donde el descuido de los habitantes y de las autoridades nos hace sentirnos mal y no respondemos uniéndonos para dar solución. El conformismo es lo peor que puede existir para lograr éxito en lo que emprendamos, así que desechemos esta actitud y pongámonos mas activos.

Es tiempo de buscar la sensibilización sobre la importancia de disfrutar, valorar, pero, sobre todo, cuidar nuestro patrimonio natural; urgente tener un inventario de áreas comunes donde no sean robadas o vendidas para transformarlas en lugares que perjudican a nuestro entorno. Debemos poner en marcha un programa cuyo propósito sea el de “Ambientarte”, cuyo objetivo principal es promover conductas responsables con el medio ambiente. Tanto autoridades como la población es importante hacer recorridos constantes en nuestras playas, costas y riveras de los ríos con el objetivo de contribuir a que todos los habitantes en general y especialmente los niños y jóvenes conozcan a través de experiencias interactivas su protección, desarrollando conductas responsables.

.

Estamos perdiendo el control

Pues bien, distinguidos lectores, estando en el presente, nos damos cuenta que día a día se nos esta saliendo del control nuestra patria chica, por una mala planeación que no ha buscado su integración. Nuestro municipio ha aumentado su nivel de educación, existen universidades prestigiadas, pero parece que caminamos como los cangrejos para atrás y esquivándonos.

Urgente es integrarlas para que se vinculen con la sociedad en una forma activa y contribuyan al progreso, económico, político y social. Es hora de demostrar en los hechos que existen profesionistas capacitados en todas las áreas, hagamos que formen parte de nuestro propio desarrollo y que no se vean como ínsulas apartadas. Ya es tiempo de devolverle a Puerto Vallarta lo mucho que nos ha dado, dejemos pues la retórica política donde las ideas son simplemente promesas incumplidas que no hacen más que desprestigiar en esencia el servicio público, y este se ve con deterioro. Necesitamos mayor credibilidad en todos los aspectos donde todos los sectores de la población asumamos con responsabilidad el ser hijos bien nacidos y bien paridos de este municipio.

.

Unidos sin envidias para crecer

Vayamos en busca de mayor turismo, tanto nacional e internacional, da vergüenza siempre estar leyendo y escuchando declaraciones de turísteros que no tienen ni la remota idea de lo que es fomentar y promocionar al turismo. Si no nos unimos todos y nos dejamos de envidias, y hacemos a un lado las declaracionitis estériles, seguiremos abaratando el destino y por lógica las ganancias se verán mermadas.

Planeación turística y urbana deben de dejar de ser el coco de las administraciones municipales, el gobierno deberá de convertirse en facilitador de la inversión, pero con reglas claras y precisas, donde siempre se respete el entorno natural de nuestro dinámico municipio con soluciones integrales.

-. Dejemos pues, un mañana más próspero para quienes seguirán luchando hombro con hombro para mantener este rincón paradisiaco, orgullo de los jaliscienses. –