¿Qué pasa cuando le prestas a un amigo tu casa o departamento?

Usted desde que prestó su casa o departamento tiene un problema, ¿por qué surge para usted este problema?, la respuesta es muy fácil, no firmó por escrito un contrato.

.

Por Lic. Carlos Raúl Sánchez Ortiz.

.

Hay cosas difíciles en la vida, sin embargo, a veces nos sentimos comprometidos y por ello, no sabemos en qué lio estamos metidos por algún favor que otorgamos, pasa en cualquier momento, paso a explicarlo de la siguiente manera.

Probablemente alguien de ustedes tenga dos o más casas o departamentos, simplemente más propiedades productos de su trabajo, pero alguna se encuentra vacía y no la renta, ahí está, libre.

Y de repente, vemos a un gran amigo que llega a nuestra comunidad, o quizá está atravesando por un momento difícil en su vida, donde se ve que la esposa y los hijos están batallando por esa situación apremiante, es ahí cuando su corazón se abre y la piedad de su alma surge, y en ese momento de compasión para usted, le pide prestada la casa o departamento que no usa, para buscar sortear ese cambio de residencia o problema económico por el cual está atravesando este importante amigo para usted.

En ese momento que todos tenemos de piedad y de amor, cuando acepta la solicitud de préstamo otorgándole las llaves de la casa o departamento, concediéndole el uso de manera gratuita, si acaso con la condición de que pague los servicios que está utilizando y señalándole que lo use por una tiempo, para que se coloque en su nueva residencia o bien salga en compañía de su familia de los problemas económicos que lo aquejan, y así la esposa y los hijos del amigo están aligerando su malestar.

Al paso del tiempo, usted que prestó la casa o departamento empieza a sentirse de alguna manera incómodo, y es que ve pasar las semanas su amigo y familia son muy atentos con usted, le pintaron la casa, la arreglan, la tienen limpia, pero así pasan los meses, entonces usted tiene el deseo de tratar la devolución de su casa o departamento, y cuando toca el tema, ve que la esposa es difícil o siente que el amigo no es tan claro, y lo evaden.

La situación continúa hasta que usted después de algún tiempo se decide, y se reúne con su amigo y le solicita la devolución de su casa, claro, usted espera una respuesta confortable, amigable, con la sonrisa en los labios para que le den fecha de devolución de su vivienda, pero eso lamentablemente no sucede, son tantas las evasivas en esta, otra y otra ocasión, que usted se ve desesperado y también obligado a pedirle la casa o el departamento para un día determinado al fin de mes del que está cursando.

Cuando llega la fecha estipulada, su amigo no se la regresa, le solicita prórroga, usted enfadado la concede, pero al fin de la misma, no se la regresa.

Usted desde que prestó su casa o departamento tiene un problema, ¿por qué surge para usted este problema?, la respuesta es muy fácil, no firmó por escrito un contrato, si usted presta una casa o departamento sin cobrar renta alguna se llama comodato, o si usted cobra mensualmente por el uso se llama arrendamiento, y cada una de estas figuras como muchas otras, tienen sus características que se deben seguir para protegerse usted, y este es el documento que, cuando vaya a ver a su abogado para buscar la solución del problema, le va a pedir a usted y no tiene.

Como usted prestó su casa o departamento sin contrato, cree incorrectamente que se puede meter en cualquier momento, pero esto no es así, usted cometería un delito de allanamiento o despojo, según sea el caso, aunque usted alegara, “es mío y se lo presté”, debe usted recordar que la posesión la concedió y la tiene otra persona.

A falta de relación contractual por escrito, su abogado iniciará con un juicio llamado de medios preparatorios, para acreditar dicha relación contractual, posteriormente y en base a la respuesta obtenida, se demanda la terminación de la relación contractual por medio de una jurisdicción voluntaria, donde le darán a su amigo un término para que voluntariamente desocupe, de no hacerlo así, tendrá después usted con las copias certificadas de los medios preparatorios y la jurisdicción voluntaria, un juicio de lanzamiento en contra de su amigo. Quizá desde el inicio su amigo ya es un experto en estos caminos y usted lo ignoraba.

Seguramente me estoy adelantando, y a usted no le haya pasado nada así, ya que su amigo le devolvió su propiedad cuando se la pidió.

Espero con este artículo incrementar su cultura jurídica, para tomar mejores decisiones en estos casos, o podamos opinar al respecto, saludos a todos nuestros amigos lectores, quedo a sus órdenes en el correo caxim@hotmail.com. Gracias.