De herbolaria y de Cosmored

Por Humberto Aguilar

.

Hace solamente unas semanas se dio a conocer que investigadores de los pueblos mayas encontraron al pie de una pirámide pequeña en Chichen Itzá un jardín botánico con hierbas medicinales, este jardín se ha mantenido en perfecto estado desde que fue creado hace muchísimos años, todas son hierbas medicinales. Formaron parte de la herbolaria de los pueblos mayas. Algunas son muy conocidas como la menta, la hierbabuena, otras además de medicinales son alimenticias.

Este jardín fue rescatado, habitantes de un pueblo cercano que conoce su historia y de plantas medicinales lo van a cuidar y conservar tal y como fue diseñado.

Personal de la Universidad Autónoma de Mérida levantó un censo de las plantas, de su origen y de sus propiedades medicinales para que continúen al servicio de la comunidad.

.

Cosmored

Dos fueron las empresas cableras que destacaron en Puerto Vallarta, Telecable y Cosmored, de las dos, Telecable incluso ofreció servicio telefónico en competencia con Teléfonos de México, captaron e incrementaron la cantidad de usuarios.

De pronto la empresa desapareció, su propietario vendió el servicio a una empresa más grande sin darse a conocer su valor ni el precio de compra.

La empresa cortó su servicio a todos los usuarios. Luego de unos meses dio a conocer que quien quisiera ese servicio habría de pagar un aparato por cada televisor con costo aproximado o superior a los mil pesos sin respetar los contratos de Telecable. Los usuarios ante la imposibilidad de continuar bajo condiciones muy costosas dejaron Telecable y se dieron de alta en Cosmored, que de pronto elevó su número de usuarios, posiblemente al doble de los que tenía o mucho más, las redes de cableado que ya estaban en servicio fueron utilizadas y rápidamente todos quedaron conectados.

Poco les duró el gusto a los usuarios, desde hace tres días se cortó la señal sin dar explicaciones y los usuarios se merecen respeto, deben contar con el respaldo de la Procuraduría Federal del Consumidor. Según nos reportan varias personas afectadas, en la empresa no responde nadie ni en los teléfonos de Cosmored.

Es importante decir que el resto de las cableras tienen costos elevados que el pueblo en general no puede pagar, los afectados merecen una respuesta, pero sobre todo es importante que la Procuraduría Federal del Consumidor investigue y en su caso aplique sanciones a las que se ha hecho merecedora la empresa Cosmored.