Empresa FamiliaGente PV

El líder enriqueciendo sus hogares

El liderazgo hace una diferencia esencial en cualquier compañía, pero en el caso de la empresa familiar, se ejerce en condiciones distintas.

.

Por: C.P.C. y M.I. José Mario Rizo Rivas

.

3 cosas muy sencillas se necesitan para tener éxito en un negocio: conocer tu producto mejor que nadie, conocer a tu cliente y tener un ardiente deseo de triunfar.
– Dave Thomas de Wendy.

Liderazgo en empresas familiares

Hablar de liderazgo en la empresa familiar implica hacer mención del líder familiar, quien puede o no llevar al mismo tiempo la batuta de líder dentro de la compañía. En ambos casos tiene la responsabilidad de generar un interés de los integrantes por el negocio que vaya más allá de los beneficios económicos a obtener, que involucre la sensación de compromiso hacia la empresa.

El papel del líder es crucial dentro de una familia, fundamentalmente si esta familia posee una entidad generadora de riqueza como es una empresa.

Un buen líder procura la cohesión familiar y garantiza con ello la estabilidad del negocio. Enseña con ejemplos a tus hijos practicando buenos hábitos. Como líder de familia tienes el compromiso de contagiar a todos los que te rodean de los valores que te caracterizan.

Entre más resistentes y cuidadas estén las ramas de tu árbol, mayores serán los frutos que se obtengan de él.

En nuestro país, es característico el respeto generalizado a la figura del patriarca o en su caso de la matriarca, quien dicta lo que se ha de hacer y cuya palabra casi nadie cuestiona. Sin embargo, cuando hablo de “buen líder” no me refiero a uno de este tipo, sino a uno que sabe escuchar y dialogar con los demás miembros de la familia, y que además sabe persuadir sin imponer, pese a su bien definida y reconocida autoridad.

Únicamente aquellos que se atreven a tener grandes fracasos, terminan consiguiendo grandes éxitos.
 – Robert F. Kennedy

La rentabilidad, estabilidad y trascendencia de una compañía familiar dependerá de la madurez que tenga la familia, y está madurez será producto del trabajo del líder familiar, quien deberá enfrentar varios retos, entre ellos, los siguientes:

Fomentar interés en la empresa familiar: Es bastante común que las nuevas generaciones sean indiferentes al negocio, aun cuando este ha sido producto del esfuerzo de años de trabajo del padre o del abuelo. Si el líder logra atraer el interés de los miembros jóvenes, en determinado momento podrán éstos ejercer nuevos liderazgos y tomar las riendas, permitiendo la trascendencia generacional de la compañía. Atraer el interés implica aumentar la efectividad y ampliar las alternativas para la elección del nuevo sucesor.

Educar empresarialmente: El líder familiar debe dejar claro que la empresa es algo más que un negocio, es el resultado de años de trabajo y esfuerzo, una fuente de bienestar y una oportunidad de crecer, mejorar y trascender para las nuevas generaciones. El líder debe buscar una preparación profesional y adecuada para quienes dirigirán un día la entidad. Asimismo, se deben inculcar los valores organizacionales para el ejercicio del trabajo, una actividad por sí misma, no es nada si no se lleva a cabo de forma ética.

Separar los problemas: Los problemas familiares no deben influir en el funcionamiento de una empresa, así como los problemas del negocio no deben permearse al núcleo familiar. A su vez, el líder de la familia debe hacer compatibles los intereses divergentes entre la empresa y la familia, procurando la felicidad de la familia y el éxito de la empresa.

Reconoce el talento: Como líder se debe tener la humildad de reconocer las capacidades del otro, dando apertura de ideas y un trabajo en equipo. Asimismo, se debe tener la habilidad de aceptar cuando a algún miembro, sobre todo de la familia, le falta talento, el cual puede ser percibido también con externos. Identificar esta aptitud será crucial para definir roles de trabajo y delegar tareas.

Llevar el deseo al compromiso: Mantener la armonía empresarial, el poder económico conjunto y la unión en el equipo de trabajo, implica que se promuevan cuatro puntos: deseo, decisión, implementación y compromiso, pues una cosa es querer y otra es actuar, lo que comienza con un deseo debe terminar con una acción constante y responsable.

Ciertamente el liderazgo hace una diferencia esencial en cualquier compañía, pero en el caso de la empresa familiar, se ejerce en condiciones distintas. La presencia de la familia y la coincidencia entre administración y propiedad hace más complicada la labor de liderazgo. El líder familiar debe asumir estas y otras responsabilidades y retos, y aunque no es una tarea sencilla, tendrán las mismas oportunidades quienes sean capaces de demostrar su compromiso hacia la empresa y talento, sean familiares o no. Al final el líder tendrá un éxito doblemente satisfactorio; un negocio rentable, funcionando y una familia estable y en armonía.

Finalmente, como líder, el padre o la madre de familia, tienen el compromiso de plagar y contagiar a todos los que le rodean de valores como el respeto, la nobleza, responsabilidad, humildad, honestidad, honradez y disciplina. Estos valores serán los pilares que sostengan y normen la actuación de la empresa.

Recuerda que ser padre y líder al final implican lo mismo, pregonar con el ejemplo, de manera que este defina el camino a la cima personal y profesional.

Casi todos podemos soportar la adversidad, pero si queréis probar el carácter de un hombre, dadle poder.
 – Abraham Lincoln

Como líder en tu familia, debes poner especial atención en la responsabilidad que implica la libertad de elegir. Si te implicas de la misma manera en tu trabajo que en tu familia, veras que vas a lograr resultados rápidamente. Tu equipo de trabajo es como los miembros de tu familia, se trata de tener la misma actitud positiva en ambos lados.