Así de increíble

Andrés Manual López Obrador.

.

Por María José Zorrilla

.

El sábado participé en una competencia organizada por el Club Skal. El pretexto de organizar un torneo de golf para caballeros y uno de mini golf para las señoras,  fue el hermanamiento entre los clubes de Manzanillo y el de Vallarta- Riviera Nayarit.  Tenía mucho de no jugar, en realidad nunca he sido golfista y esa fue una tarde linda que compartí con 4 amigas.  Para diversión de las damas, Guillermo Bilbao, director del Club de Golf Flamingos, dispuso que el green principal para práctica del putt, estuviera lleno de obstáculos a vencer y lo jugáramos de dos en dos.  Para llegar a un hoyo había que pasar por puentes improvisados con tejas, trampas de arena y túneles con PVC.  Llevaba una buena puntuación, iba casi pareja con mi amiga en ese momento contrincante, hasta que llegó un terrible hoyo de 10.  Poco importó, que después hiciera casi un hole in one, o sea un hoyo de un golpe, que finalmente acabé haciendo en dos golpes; pero que no me sirvió para ganar.  Tuve buenas participaciones en los siguientes hoyos, muchos mejores que mi amiga Mary, pero al final, ese 10 que para otras mediciones sería el perfecto, aquí me mandó a la descalificación.

Ayer, mientras observaba las últimas encuestas publicadas por Reforma para la carrera presidencial, mucho llamó mi atención, los rubros en los que Anaya supera a López Obrador.

Quién desestabilizaría más el país, 32% pensó que Andrés Manuel, el 13% pensó que lo haría Anaya y un 26% para Meade.  Quién pactaría con el narco, 29% pensó que lo haría Andrés Manuel, 11% que lo haría Anaya y 21% Meade.  Quién es un peligro para México 27% pensó que Andrés Manuel, un 10% pensó en Anaya y aquí Meade obtuvo la peor puntuación con 30%.  Quién ganó el 1er debate un 26% dijo que Anaya, un 21% dijo que Andrés Manuel y sobre quién es más inteligente, el 33% pensó que Anaya era más inteligente sobre un 28% que dijo que Andrés Manuel. Pero a diferencia de mi  score en el golfito, Anaya, al segundo lugar en la competencia presidencial, no le han alcanzado todos esos porcentajes para acercarse mínimamente a López Obrador.  Ante ¿qué tipo de situación nos estamos enfrentando?  Algo difícil de calificar y definir.  Un personaje que la misma gente que votará por él, cree que si pactará con el narco, que no es tan inteligente, que desestabilizaría más al país, y que es un peligro para México, encabeza todas las estadísticas posibles.  No hay duda, la carrera para acceder a la silla del águila, casi está definida.  El panorama podría resultar bastante desalentador para los otros dos oponentes, – sin descalificar al Bronco,  al que Reforma casi ni menciona- pero no es así.  Meade y Anaya, están echando todo la carne al azadón para poder acercarse un poco más, al combatiente guerrero de la punta, que lleva 18 años en batalla y cual vil cid campeador va abriendo caminos y ganando batallas.  Artículos completos de las mejores plumas y extensos programas de radio y televisión de reconocidos analistas se han dedicado a describir esta elección.  Una campaña revestida de venganza, de víscera, de rechazo, de odio.  En efecto, así parece ser.  Esa mezcolanza de estados anímicos, ha arrojado como resultado un bizarro batido de ideas, personas y circunstancias, que si hablásemos de frutas y verduras, serían totalmente incompatibles para cualquier experto en nutrición.  Para un químico podría producir tremenda explosión, pero para nuestro México, mágico y surreal, todo es posible.  No importa si AMLO pacta con los malos, si no es muy inteligente, el nos va a sacar adelante, parece ser el sentir del mexicano.  Pero así de increíble por realizar semejante comparación con esos resultados.  Cómo me habrían gustado esas condiciones en el golfito del sábado, aunque no fuera ni la mejor jugadora, ni la que más atributos tenía.