Gente PVPlumazos

El Edipo del Siglo XXI

El Edipo de Cornisa, es y no el mismo que describe Sófocles. Parece confuso si sólo se menciona de forma superflua.

.

Por Carmina López Martínez
(arizbeth.lopez@univa.mx)

.

Enséñame un héroe y te escribiré una tragedia.
  – Francis Scott Fitzgerald.

.

De historias trágicas emergen triunfantes lecciones de vida significativas, no importa la época, la desgracia es de todos los tiempos.

Los días 23 y 30 de junio, además del 7 de julio, la compañía de teatro Cornisa 21 presentará nuevamente la obra clásica Edipo Rey, en el centro cultural Tercera Llamada. En anteriores ocasiones han presentado otras propuestas escénicas como Chingue a su madre el mínimo, La Mano y Al desnudo.

Director y actores mantienen el ritmo en los ensayos; son momentos en los cuales intercambian opiniones, discuten las problemáticas sociales actuales y escudriñan en la ideología de antaño. Aunque la antigua Grecia y el México del Siglo XXI van en direcciones contrarias. Sin embargo, en el sentido humano las debilidades son inherentes en el destino del hombre y la mujer.

El Edipo de Cornisa, es y no el mismo que describe Sófocles. Parece confuso si sólo se menciona de forma superflua. Por eso me parece necesario describirlo de la siguiente manera: el protagonista de la historia -del autor griego (Sófocles)- nació condenado, actuaba por intereses personales, envuelto en el orgullo, la megalomanía, dispuesto al sacrificio de sus seres queridos, alejado de su parte espiritual, convertido en bestia cuando actuaba sin la reflexión requerida. ¿Suena familiar? En este siglo existen muchos “Edipos” que deciden llevar una vida pletórica de falsedades y en la cobardía.

Es una percepción solamente. Por ello, en cada ensayo los cornisos matizan nuevas voces, juegan con sus cuerpos como si estuvieran hechos de material moldeable. En la idea de entender el movimiento del otro, sin cuestionarlo, sino reaccionando de forma natural. Como en la vida real; cuando un ser querido admirado se encuentra con su igual.

La adaptación de Cornisa 21 va más allá de lo convencional, es su forma de trascender en la mente de las personas. Edipo Rey no es solo una obra con diálogos y trazos que memoriza el elenco; es la emoción de comprender a los personajes, avizorarlos en un tiempo contrariado, muy semejante al contexto actual.

No es que el ser humano goce convertirse en espectador de la calamidad, sencillamente responde a su necesidad de comprender la vida desde una perspectiva diferente, tal vez esperando conseguir respuestas o encontrara la solución a sus problemas.

El sentimiento de vulnerabilidad es el eterno compañero del ser humano y es que el cuerpo frágil que Dios nos diseñó nos recuerda su estado mortal; con esa angustia gastamos cada día, creyendo que será el último y nos saciamos de la poca o mucha felicidad que obtenemos como resultado de nuestras acciones.

De niños jugamos sin cesar reuniendo alegría para la vejez. Olvidamos sonreír por acumular tristezas. Odiamos sin motivos y amamos con desconfianza. Los padres contagian a sus hijos de preocupaciones. Se comparten ofensas de todo tipo.

Cornisa 21 presenta obras sin provocar recelos, evocar recuerdos trágicos, estimular emociones que solo reducen el nivel de energía y alimentan los pensamientos nocivos. La compañía trabaja convencida de involucrar al espectador en la historia, a tal grado que la reflexión sea natural, inherente, inconsciente. Es la misión que se ha propuesto este grupo de histriones mexicanos.

.

*Comunicóloga, responsable del área de difusión institucional de la UNIVA Plantel Puerto Vallarta.