CiudadJaliscoLocal

En Campaña: AMLO VS ALFARO

  • Andrés Manuel López Obrador y Enrique Alfaro Jiménez.
  • Alberto Uribe Camacho.
  • Miguel Castro Reynoso.

MUY TRASCENDENTE ha sido en las últimas 2 semanas en pleito AMLO-Alfaro por Jalisco, pues ambos políticos no han dejado de confrontarse en videos de Facebook y discursos en sus mítines. Apenas la noche de antier Andrés Manuel subió un video atacando a Enrique Alfaro, y acto seguido este publicó otro la mañana de ayer.

Andrés Manuel dice que su candidato en Jalisco es Carlos Lomelí y etiqueta a Enrique Alfaro de traidor y partícipe del sistema. Mientras este segundo le dirige su mensaje a los jaliscienses diciendo que “él (AMLO) no le va a decir a los ciudadanos por quién votar”.

Esta confrontación ha continuado dividiendo el voto de los jaliscienses, unos quienes se irán con el voto lineal y total por Morena/PT/Encuentro Social, y otros por los candidatos de Enrique Alfaro en Movimiento Ciudadano para alcaldes y al propio como gobernador, pero escogerían a Andrés Manuel como presidente.

.

MUY ESCASA, LA INTENCIÓN DE VOTO POR ANAYA

OTRO PLEITO fue el ocurrido en Tlajomulco de Zúñiga, en donde el ex emecista y ahora morenista Alberto Uribe decidió imponer a su esposa finalmente como candidata a diputada federal por el distrito de este municipio, remplazando con arbitrariedad a la persona antes designada por la coalición, Brenda Carrera, quien en represalia se cambió la camiseta por la de Movimiento Ciudadano.

Es muy sabido que Uribe ha tomado las riendas de un importante sector morenista en afán de promover a su candidato a la alcaldía de Tlajomulco y muy probablemente consolidar su dominio político en la demacración, quizá buscando la futura candidatura a la gubernatura de Jalisco en el 2024, pues el protagonismo que denuncian muchos de su mismo actual partido, dicen, es exagerado para no ser ni candidato.

Esto puede afectar enormemente la imagen de Morena en Jalisco, aunado a la desagradable guerra sucia en la que han entrado Lomelí con iniciativa y Enrique Alfaro con presunción, uno acusando al otro de tener negocios con el gobierno federal, y el otro acusando gravemente al naranja de ser aliado del huachicoleo en Jalisco. Si acaso alguno de sus asesores se atreve, les dirán que la gente está decepcionada de estas campañas por violentas y vulgares, llenas de ofensas.

.

PRIMERO, NINGUNO 

QUE MUY MAL le está yendo al PRI en las preferencias, pues ninguna de sus campañas está causando un impacto dentro del rango de posibilidades para alcanzar la victoria. Afirman muchos metidos en el tema que, en la Zona Metropolitana de Guadalajara, nadie de sus candidatos rebasa la tercera posición.

El famoso “voto duro” que tanto presumían ya no es un elemento seguro, porque el hartazgo a raíz de los acontecimientos registrados en el actual sexenio de Enrique Peña Nieto es tal, que se lleva de banqueta a todos sus candidatos.

A tal grado ha llegado el derrotismo del priismo que ya al gobernador Jorge Aristóteles Sandoval ni le preocupa meter las manos u operar políticamente, toda vez que nada hizo por apresurar las obras de la Línea 3 del Tren Ligero, cuya entrega había sido pronosticada para abril pasado, hecho que hubiera podido beneficiar en imagen al gobierno estatal priista en pro de la continuidad, en tiempos electorales.

De eso nada, porque el tren se entregará hasta octubre, y ni que decir de otras obras como la Vía Corta prometido en 2012, que estará lista hasta septiembre. Empero, ya se sabe en Casa Jalisco que el próximo inquilino no será militante del tricolor.

En Guadalajara Eduardo Almaguer no despega; en Zapopan Abel Salgado hace una campaña sin apoyo de su propio partido; Tlajomulco, ni hablar, una campaña con deserciones y perfil bajo; Tonalá, con duras y negativas cifras defiende una continuidad que poco probable se ve (siendo el último gobierno priista de a ZMG); en Tlaquepaque, Alfredo Barba Jr.  pelea recuperar el territorio de su padre, contra un MC desgastado, pero de estructura firme y un Morena perfilado.

.

Y AQUÍ EN VALLARTA, Roberto González Gutiérrez hace más fama en redes que en las colonias, pues a pesar de que sí realiza recorridos, las personas no parecen tener ánimos de volver a colocar al priismo, históricamente exiliado de Vallarta, al frente de Cabildo.

De Miguel Castro Reynoso, el candidato a la gubernatura, ya ni hablemos, porque su campaña se nota más que improvisada, con propuestas como colocarles brazaletes a las mujeres para evitar el feminicidio.

Improvisado y además fuera de la discusión en los debates, el ex titular de SEDIS y dos veces alcalde de Tlaquepaque se ve en un tercer lugar más lejano de Alfaro que el faro de Cabo Corrientes de Punta Mita.

.

DOS QUE PODRÍAN HACER UNO… GANADOR

EN EFECTO, los dos perfiles más “famosos” en la contienda por la diputación federal del Quinto Distrito, son Ramón Guerrero “El Mochilas” y Cesar Abarca el ex titular en SEAPAL. PERO no deberían confiarse ni el uno ni el otro en la victoria segura, por más capital político que tengan.

Porque la verdad es que el hartazgo de los vallartenses, 50% de los cuales no votan, es contra el sistema, representado por el PRI del impopular Peña Nieto, y la mala reputación del Mochilas, que fue todo menos un alcalde popular y querido por los ciudadanos de este municipio.

Por eso, en una de esas y la gente sale a votar en contra del PRI y del Mochilas, otorgándoles el sufragio ya sea a la morenista Lorena Jiménez o por la muy reconocida y también famosa socialité del gremio empresarial Teresita Marmolejo, quien va por el Partido Verde Ecologista.

.

NADA ES SEGURO, pero en la contienda por la diputación federal, el emecista y mucho menos el priista puede cometer el error de confiarse, pues el margen diferencial de votos para ganar podría ser muy estrecho, y para nada hay que confiar en encuestitas de Facebook, porque estas reflejan la misma realidad que un billete de tres pesos: NINGUNA.