Terrorismo arancelario

Donald Trump.

.

Por Humberto Aguilar

.

En la guerra comercial desatada por el presidente de EU, Donald Trump, el candidato del PRI, José Antonio Meade, se reúne hoy con 500 empresarios de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas. Trump anunció un impuesto al acero y aluminio que se importa de México y de Canadá, provocando el inicio de una batalla comercial que causó la caída del peso ante el dólar, que rebasó los 20 pesos.

La reunión de empresarios con Meade será en el hotel Hilton. El candidato priista llega directo de Tepic en donde pidió que los mexicanos analicen y elijan un candidato con experiencia y con conocimientos sobre la realidad en México.

En la reunión con empresarios los temas habrán de ser sobre el desarrollo de la región conurbada. Tocará al presidente del Consejo Coordinador, Arnulfo Ortega, dar la bienvenida al candidato. Va a proponer que si el voto le es favorable se atiendan las demandas para fortalecer la infraestructura turística.

La reunión está programada solo con empresarios, pero no se descarta el encuentro con sectores que simpatizan con los proyectos de Meade.

La guerra comercial reta al país a buscar respuestas que ya se escuchan en todos los tonos por parte de Peña Nieto y de los 4 candidatos a la presidencia.

“El Bronco” pide que a Trump le corten las dos manos, Anaya pide que se impongan aranceles a los productos importados de EU. AMLO pide que Peña Nieto se reúna con Trump para hablar cara a cara y llegar a un acuerdo que beneficia a los dos países.

Meade se inclina por defender la soberanía y el respeto a México. El panorama no se ve bien, es una batalla abierta que compromete a la Unión Europea, que tomará medidas para imponer aranceles a productos de EU. Entró también China, con impuestos a productos de EU por más de 225 mil mdd, que es un aproximado a ese impuesto al acero y aluminio de los asiáticos.

El presidente de EU dijo a través de su representante del comercio que esos aranceles que impone van a permitir a EU recuperar a la industria del acero y del aluminio.

No se descarta que el Tratado de Libre Comercio con Canadá y México se elimine, pues se advierte también la posibilidad de crear aranceles a la importación de automóviles que se producen en México y se exportan a EU.

De concretarse estos impuestos, el golpe a México va a ser devastador, pues el 80% de los autos que se producen en nuestro país se exportan a EU.

La guerra arancelaria eleva la tensión entre los dos países con claras muestras de que en lugar de ganar-ganar para México será perder-perder.