El Lago de Tos-Cano

Versos culinarios para pasar el rato,
por Francisco Toscano.

.

Se apersonó el personaje,
después de muy largo viaje.
De José María Muriá
es de quien estoy hablando;
su sentido del humor
aún estoy disfrutando.
Es gran amigo del puerto,
lo cual le fue agradecido
con un reconocimiento
que aceptó muy conmovido.

Tiene un doctorado el hombre
y es agudo hasta en el nombre.
El gran amigo Muriá
es docto en cosas de historia,
lo que atribuye Luis Reyes
a muy añeja memoria.
Es amante de este puerto
y mucho lo ha visitado;
también es ducho en tequilas,
con mesura degustados.

No solo es docto en historia,
también lo es en oratoria.
Dijo don Juan Verdaguer
que son la exageración,
contradicción y las suegras
causales de gran risión.
Notable contradicción
es que don José María,
quien nunca montó a caballo,
es experto en charrería.

No lo inventé,
no lo inventé, lo contó
y este coplero
con muchos lo festejó.