CiudadLocal

Inesperada proliferación de motos en esta ciudad

El abaratamiento de motocicletas ha impulsado su proliferación.

.

  • Hace unos años era más difícil adquirirlas y había mayor conciencia y responsabilidad.

.

Por Rodrigo López Becerril
Puerto Vallarta

.

El abaratamiento de la motocicletas y el relajamiento en su manejo con aspectos para los que no estaba preparado Puerto Vallarta, lo que ha ocasionado que a diario se presenten accidentes viales en los que están involucrados estos vehículos, conducidos en muchas ocasiones por adolescentes sin protección, que terminan por causarse lesiones a ellos o a otras personas.

Así lo comento Virgilio Támez, integrante de un club de motociclistas de esta ciudad, parte del comité organizador del Rally Desafío las Guacas en su XIV edición. El profesional de este deporte declaró que quienes se integran en un club conocen todos los requisitos para conducir una motocicleta o un vehículo todo terreno ya sea ATV, cuatrimoto, Razas o Rhinos, pero desafortunadamente muchos jóvenes los desconocen.

Señaló que Puerto Vallarta no ha podido controlar el desmesurado crecimiento en el número de estos vehículos, ya que cada vez es más fácil adquirirlos, los venden en tiendas de autoservicio, en abonos, con facilidades, a menores de edad, no hay mayores requisitos, y las empresas que las fabrican y las tiendas que las venden no exigen ninguna prueba de manejo, quien la paga la tiene y la maneja.

Hasta ahora solo un par de distribuidoras de motocicletas sí están ofreciendo cursos de manejo y responsabilidad en la conducción de vehículos una vez que los adquieren,  pero estos no son obligatorios por parte de las autoridades de Tránsito municipal.

Virgilio Tamez reconoció que la subdirección de Tránsito municipal sí ha puesto más atención en la detección de conductores imprudentes, que no traen protección ni portan su licencia, mismos que han sido detenidos.

Debemos reconocer que Tránsito municipal ha estado atento al control de los motociclistas imprudentes, pero es evidente que la responsabilidad es compartida, que no puede haber un agente para cada conductor, en este caso los padres de familia, las distribuidoras y los propios conductores deben asumir con toda conciencia su responsabilidad, ya que estos vehículos no son juguetes.

El entrevistado relató que cuando iniciaron en el club de motociclistas que organiza el Rally Desafío Las Guacas eran apenas una decena de conductores, tener una motocicleta era caro, no era fácil y además se tenía una mayor responsabilidad porque eran vehículos más pesados y complejos, ahora se han vuelto baratos, más ligeros y frágiles, lo que ha permitido que más adolescentes tengan una, pero esto no ha ido de la mano de la educación vial.

En ese sentido hizo un llamado a las autoridades para que refuercen la vigilancia que realizan, mantengan el control y apliquen más programas de cultura vial preventivos, de manera que se exija a los nuevos conductores que tengan licencia, casco y conocimientos de la responsabilidad que implica traer en sus manos una motocicleta.