Domingo de locura

  • Miles celebraron el triunfo en el Ángel de la Independencia.
  • Aficionados mexicanos festejaron en el Zócalo capitalino.
  • La gente se volcó a las calles para celebrar la victoria.
  • Miles de mexicanos recorrieron el paseo de la Reforma.
  • Fiesta nacional en México y gran celebración por el triunfo del Tri 1-0 frente a Alemania, en el inicio del Mundial Rusia 2018.

.

Decenas de miles de aficionados salieron a festejar al Ángel de la Independencia capitalino y plazas de México por el triunfo de la selección de fútbol sobre Alemania 1-0 en el Mundial de Rusia 2018, y hasta un sismo se registró en la ciudad.

“El sismo detectado en la Ciudad de México se originó de manera artificial; posiblemente por saltos masivos durante el gol de la selección de México en el Mundial”, informó en sus cuentas de redes sociales la “Red de monitoreo sísmico, análisis e investigación geológica”, operada por el Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas.

Por lo menos dos sensores dentro de la Ciudad lo detectaron a las 11:32 (17:32 GMT) en el momento del gol mexicano en Rusia.

“Nuestros dispositivos de alerta sísmica del Sismo Detector también localizaron un sismo artificial en tiempo real, la aceleración máxima llegó a 37cm/s2”, indica el reporte sobre el momento del gol de Hirving Lozano, alias El Chucky, jugador del PSV Eindhoven de Países Bajos, sobre Alemania, actual campeón del mundo.

Tras la victoria de la selección mexicana, una multitud se reunió en el Monumento a la Independencia en el histórico Paseo de la Reforma capitalino, frente a la embajada de EEUU.

Uno de los más repetidos gritos a los brincos de los aficionados era “¿En dónde están, en dónde están, los alemanes que nos iban a ganar?”

Durante las celebraciones, las calles se inundaron de banderas tricolores, verde, blanco y rojo, sombreros, trajes tradicionales y el estrépito de ruidosas cornetas, en los festejos regados con tequila con cerveza.

La victoria más importante de México estremeció las ciudades de este país de más de 110 millones de habitantes.

Uno de los lugares más multitudinarios fue la plaza central del Zócalo en la Ciudad de México, frente a la antigua Catedral colonial y el Palacio Nacional que se llenó de cánticos futboleros desde que sonó el himno nacional en las pantallas gigantes.

La locura estalló tras el sufrimiento de los últimos minutos que el equipo mexicano aguantó la presión de la selección alemana, que no había sido derrotada en sus más recientes competencias mundialistas por las grandes selecciones latinoamericanas, de Argentina o Brasil.

La multitud vitoreó al Chuky cuando lo escuchó decir en las pantallas “Creo que sí ha sido el mejor gol de mi vida”.

Y el seleccionador del equipo nacional y colombiano de origen, Juan Carlos Osorio dijo que su estrategia se basó “en el amor a ganar y no en el temor a perder”.

Una ovación recibió el técnico cuando expresó: “Hoy tuvimos el coraje de jugar cuando se pudo, y cuando tocó sufrir defendimos con la vida”, despertando el tradicional fervor nacionalista mexicano expresado en el grito sincopado de “¡Mé-xi-co, Mé-xi- co!”

El presidente Enrique Peña Nieto también se sumó a los festejos: “Confirmado: México compite y gana frente a los mejores del mundo. ¡Muchas Felicidades a mi selección! ¡Gran partido!” escribió el presidente en su cuenta de Twitter.