Jorge Alberto Robles Rojas destaca por su gran espíritu de servicio

Por Mtro. Luis Ignacio Zúñiga Bobadilla (*)
luis.zuniga@univa.mx

.

El mejor servicio que podemos prestar a los afligidos no es quitarles la carga, sino infundirles la necesaria energía para sobrellevarla.
– Phillips Brooks.

.

Contando con una gran trayectoria empresarial por más de 50 años en el negocio de la herrería y una gran vocación de servicio a los demás, le ha permitido a Jorge Alberto Robles Rojas, ser nominado como el rotario de la semana por su Club el Puerto Vallarta Sur (Crpvs).

Con un trabajan incesante por más de tres décadas como miembro del Club Rotario Puerto Vallarta Sur, su entrega y gran compromiso por los más necesitados, ha sido una constante que mantiene su compromiso y su afán por seguir siendo parte de ese grupo de seres humanos altruistas al servicio de los que más lo necesitan.

Nacido en la comunidad de Los Lobos, municipio de Talpa de Allende, Jalisco, le dio la oportunidad de conocer y de vivir muy de cerca las carencias y necesidades no solo de su comunidad sino, también de otras cercanas como las Mesas, El Colorado, etc., que le ha permitido brindarles apoyo de diversa naturaleza y contribuir en el desarrollo de esa región.

Con estudios concluidos educación primaria, la vida lo llevó a aprender el oficio de la herrería, trayectoria que le brinda a la fecha una experiencia de más de 5 décadas en el ramo. De forma inicial como empleado a lo largo de doce años en una herrería muy reconocida que se denominaba Herrería El Arte Colonial, le otorga los conocimientos y la experiencia para emprender su propio negocio al que denominó Herrería Robles Hermanos, nombre que hasta la fecha conserva el negocio de la familia.

Proveniente de una familia conformada por 16 hermanos, uno de los cuales que al igual que su padre falleciera, pero que aún cuentan con la figura materna; le ha brindado la gran satisfacción de ser una estirpe muy integrada y unida, que le otorga las bases para formar su propia familia procreando con su esposa Águeda Séndiz, dos hijos que llevan por nombre Jorge Alberto y Maritza del Carmen. Matrimonio con una trayectoria de 42 años, le ha permitido brindar a sus hijos una profesión que le hacer sentir feliz y satisfecho por lo logrado en la vida.

Su participación en el Crpvs no se ha limitado para alguno de los programas, siempre que ve la oportunidad, se hace presente para encabezar o sumarse a aquellos programas en los que se requiere de una participación decidida, con la convicción de que ello, habrá de incidir en las personas y comunidades para acercar un poco de bienestar.

Se refiere así mismo, como un convencido altruista que disfruta de hacer de esta labor, un estilo de vida propio; acción que le brinda la satisfacción de trascender a través de esa importante labor de beneficio a los más necesitados e incita para que en sus compañeros del Crpvs, se fortalezca es clima de compañerismo que lo caracteriza.

Destaca en su trayectoria altruista entre muchas otras actividades, la realizada en el año 2011, cuando presidia el Club el señor Jesús Anaya Vizcaíno; para la instalación de cuatro plantas purificadoras de agua, en escuelas de las comunidades de Los Llanitos, El Jorullo, El Colorado, El Cantón y Santa Cruz de Quelitán, acción que le permitió a dichas comunidades, acceder al vital líquido lo que además de ver por el tema de su salud, permitía aligerar la economía de la familia.

Otro de los programas en los que ha sido fundamental la participación del señor Jorge Robles, tiene que ver con el programa de becas, cuya gestión y participación ha permeado a jóvenes de comunidades de escasos recursos a quienes les ha permitido continuar sus estudios, inclusive en instituciones educativas fuera de su comunidad, gracias a los recursos y apoyos que se han logrado con la participación de clubes rotarios internacionales.

También destaca la participación del distinguido rotario, en programas en materia de salud tales como operación de ojos, que ha permitido a niños y personas de la tercera edad, recobrar la vista; la construcción de la clínica médica en la misma comunidad de los Lobos que ahora brinda un servicio básico más inmediato.

De forma reciente y contando con la colaboración de otros benefactores como el Señor Carlos Mancha, resalta la participación del señor Jorge Robles para la gestión en la instalación de una antena para telefonía e internet, lo que ahora les brinda a las comunidades de las Mesas, Los Lobos, particularmente a los estudiantes, disponer de la tecnología necesaria para su aprendizaje.

Su espíritu lo ve alimentado y satisfecho, gracias a la colaboración desinteresada que brinda a muchas personas a quienes tiende la mano para servir con la mejor de las actitudes.

Su incursión hace 30 años que ingresó al club fue gracias a la invitación que le hiciera precisamente uno de los pilares del mismo, como es el caso del prestigiado ingeniero Miguel Ortiz Ayala, socio fundador y aun miembro activo del Club, y ha tenido la oportunidad de presidir el Club durante el año rotario de 1991-1992, un par de años posterior su ingreso al Club.

Sus programas prioritarios estuvieron enfocados hacia la educación y de la mano de Miguel Ortiz Ayala y Antonio González, brindaron su apoyo para dotar a las escuelas de Paso Ancho y de Los Ramblases de baños dignos, ya que carecían de ese servicio.

Nunca ha escatimado ni tiempo ni recurso para brindarse en plenitud al servicio, para él, todos los programas son importantes, sin embargo, su inclinación está orientada hacia aquellos programas de servicio a la comunidad y atención a la salud como el caso del de operación de operación de ojos.

Con una relación cordial y respetuosa con todos los integrantes del Crpvs, hace gala de sus mejores habilidades para mantener la unidad y la concordia entre miembros del mismo, sus visitantes, instancias gubernamentales y toda aquella persona cercana al mismo, por ello Jorge Alberto Robles Rojas destaca por su gran espíritu de servicio.

.

(*) Director de la Univa PV.