CiudadLocalRiviera Nayarit

Hospedaje informal, un daño turístico

Existen en la región varios inmuebles que ofrecen servicios de hospedaje en forma irregular.

.

  •  Crece en esta región la modalidad del hospedaje informal que, además, representa una competencia irregular para las empresas que trabajan en el marco de la ley.

.

Por Eugenio Ortiz Carreño
Riviera Nayarit

.

La operación y el crecimiento de diferentes modalidades de hospedaje que podría calificarse como “informal” en la región de Puerto Vallarta y Riviera Nayarit, representa un daño directo a las empresas hoteleras que trabajan en el marco de la ley.

El director de la Oficina de Visitantes y Convenciones de la Riviera Nayarit, Marc Murphy, manifestó su preocupación por el crecimiento de las modalidades de hospedaje que calificó de “informal”.

Dijo que por ello convendría regularizarlas, aunque reconoció que eso no es “algo sencillo” por el fuerte crecimiento que tiene en todos los destinos de México.

Refirió que solo en la Riviera Nayarit se estima que en esa modalidad están más de ocho mil llaves-cuartos, lo que equivale ya casi al cincuenta por ciento del hospedaje formal.

Sin embargo, apuntó que la misma situación se tiene en otros destinos turísticos como Cancún, Los Cabos, Acapulco y de hecho en todo México, porque esta modalidad de hospedaje es “una tendencia” en todo el mundo.

Apuntó que “hay una cantidad impresionante y está creciendo más y más, porque es una tendencia que la gente en lugar de quedarse en un hotel tradicional, prefiere un tipo de ‘condo’ porque vienen con la familia y quieren los servicios tipo hoteleros pero no quieren ir a hotel, sino a un tipo departamento”.

Recalcó que es claro que es una tendencia, “lo sabemos. Es como lo de Uber. Es más, es la versión de hospedaje de Uber, porque la gente quiere un coche de lujo con un chofer casi casi mayordomo, que te ofrece la música ‘top’ y que te da una factura por el servicio y que lo puede cargar a tu tarjeta”.

“Eso es una demanda que los taxis no pudieron atender y es lo mismo en la hotelería. Ahora eso va a reinventar el hospedaje; esas plataformas van a reinventar el futuro de la hotelería. Los hoteles de las próximas décadas van a tener que cambiar el formato de sus habitaciones para cumplir con lo que el cliente final está buscando. Será un estilo más de departamento donde va la familia y puede hacer sus compras en Walmart, además de ir al restaurante, quieren las dos opciones”.

Se refirió a la reactivación de media docena de desarrollos inmobiliarios en la zona de Nuevo Vallarta y Punta Mita, de los cuales solo uno es desarrollo hotelero. Lamentó que se sigan construyendo condominios, porque augura que muchos de esos condominios, se rentarán como cuartos de hotel en el futuro.

Apuntó que “a la Asociación de Hoteles y a la OVC, nos interesa regularizar el hospedaje informal, tanto el que existe, como el hospedaje informal que existirá en el futuro. ¿A qué me refiero?, concretamente sabemos que la mayoría de los condominios que no están en uso permanente por sus dueños, en muchas ocasiones se sube o se renta a través de una plataforma de vacaciones”.

Hasta ahora, añadió, la más famosa que ha salido es la RB&B que es de la que más se ha hablado, pero hay más y hasta la misma Expedia están empezando a entrar en el tema de rentas vacacionales y entonces todos los estados y todos los destinos incluyendo la Riviera Nayarit, “estamos actualmente desarrollando los mecanismos legales y los mecanismos de poder supervisar a través del área de Finanzas de los estados y poder auditar esas propuestas para precisamente, invitarlos a regularizarse”.

“Eso implica que deben pagar sus impuestos, que paguen a sus empleados, que paguen el 2 por ciento sobre nómina como lo hace cualquier hotel hoy en día y de esa forma entra en la cadena productiva, no nada más ser uno que recibe los beneficios sin aportar. Porque actualmente esos hospedajes informarles reciben beneficios pero realmente no aportan”.

Lo curioso, observó, que pese a ser un servicio irregular, en cuanto a tarifas son de las más altas, aunque depende de la propiedad y del inmueble si es casa o condo y hasta del destino. Pero varían de 2 mil dólares a 20 mil pesos la noche. Depende de la casa, porque si se busca rentar una casa en Punta Mita, puede costar hasta cinco mil dólares la noche.