CiudadLocal

Adiós a la oposición

  • Arturo Dávalos Peña.
  • Laurel Carrillo Ventura.
  • Bruno Blancas Mercado.

Por Luis Alberto Alcaraz

.

NINGUNA NOVEDAD. Cuando faltan 80 días para el inicio de la próxima administración, la bancada de Morena en el próximo cabildo ya dejó muy claro que no ejercerá un papel de oposición, sino que colaborará con el presidente municipal Arturo Dávalos. En realidad esta postura no sorprende a nadie porque Laurel Carrillo nunca se ha caracterizado por ser una empresaria antisistema sino todo lo contrario, le encantan los reflectores y es adicta a tomarse fotos con el alcalde en turno, por eso es muy normal que tenga toda la intención de sumarse al grupo de regidores que con todo gusto levantará la mano a cualquier iniciativa que presente el presidente municipal, quien ya demostró su don de amansador durante este gobierno cuando logró desaparecer por completo a la oposición, especialmente al PAN, cuyos regidores renunciaron al partido que los llevó al poder para ponerse la camiseta naranja. Lo mismo se puede decir del profesor Luis Alberto Michel, quien buscó por años una candidatura a presidente municipal y al final debió conformarse con una regiduría plurinominal. En ese contexto sólo podemos esperar un papel de opositores de parte de los otros dos regidores, una del PT y uno más de Morena, a quienes por su extracción realmente de izquierda les corresponderá jugar ese papel.

BUENOS MUCHACHOS. El problema es que los más de 30 mil votos conseguidos por Morena hicieron creer a más de uno que su bancada jugaría un papel fundamental en la próxima administración, ejerciendo un rol de verdadera oposición ante las iniciativas del alcalde emecista. Del PAN y del PRI no hay mucho que esperar debido al perfil que ambos tienen. El ex candidato del PAN, Saúl López, es un verdadero caballero que no se va a enfrentar al alcalde a sabiendas de que pone en riesgo sus negocios particulares, así que será ganancia si no termina sumándose al MC y se mantiene como representante del PAN, como lo juró y perjuró durante la campaña.

De Roberto González se puede esperar cualquier cosa, ya que siempre ha sido un verdadero camaleón de la política. Su primer video de campaña fue bastante agresivo en contra del gobierno de Arturo Dávalos, lo cual hace albergar esperanzas de que asuma el papel de regidor de oposición y se convierta en una piedra en el zapato de Arturo Dávalos. Pero también puede ocurrir todo lo contrario, que teniendo claro que ya no hay futuro en el PRI decida emigrar hacia una franquicia de moda, ya sea el MC o Morena. Al interior del PRI hay quienes desde hoy le apuestan a que buscará enrolarse en Morena con miras a su futuro político inmediato.

EL NARANJA QUE SE DESPINTA. Irónicamente el MC no parece tener un futuro muy prometedor debido al lamentable papel jugado en la reciente elección, donde a punto estuvo de perder su registro como partido nacional. Por fortuna en Jalisco el triunfo de Enrique Alfaro le dio al MC una enorme bocanada de aire fresco, pero el gozo duró muy poco porque de manera inesperada el propio Alfaro anunció su deslinde del partido que lo llevó al poder, o más bien del partido que llevó al poder. La inesperada postura de Alfaro debió sentirse como patada de mula en el estómago de Dante Delgado, quien de golpe y porrazo se queda sin la gema que más brillaba en su corona, si no es que la única. ¿Qué busca Alfaro al deslindarse de MC? ¿Qué lo motiva a anunciar desde hoy que esta fue su última elección? Tal vez intenta congraciarse con Andrés Manuel López Obrador a sabiendas de lo importante que es que un gobernador tenga un buen entendimiento con el presidente de la República. De cualquier forma no hay buenas noticias para los emecistas de Puerto Vallarta que deberían hacerse a la idea de que esta fue su última elección ganadora, en tres años el escenario será radicalmente diferente y es altamente probable que deban desocupar palacio.

MORENA ES LA ONDA. El arrasador triunfo de López Obrador ha convertido a Morena en la primera fuerza política nacional, como bien lo dice Laurel Carrillo, aunque para ello no hayan tenido nada que ver los oportunistas como la propia Laurel que se treparon al tren de Morena cuando ya estaba todo listo para el triunfo nacional. Esto hará que en los próximos tres años muchos políticos vallartenses se enfrascarán en una guerra por conseguir alguna de las tres candidaturas de Morena convencidos de que serán garantía de triunfo. Para ello habrá que esperar a ver el desempeño de Andrés Manuel López Obrador, porque ese gran amor que le demostró el pueblo mexicano se le revertirá si no cumple con sus promesas de campaña. De igual forma será muy importante que los regidores ejerzan un papel de verdaderos regidores de oposición para que consoliden a Morena como la mejor opción de gobierno, aunque por desgracia no hay mucho que esperar de Laurel Carrillo y Luis Alberto Michel en este terreno, sobre todo por la inesperada y sospechosa manera en la que renunciaron a su derecho de impugnar la elección para ponerse desde hoy a las órdenes de Arturo Dávalos.

POSDATA. Con este escenario bastante desalentador pareciera que todo el peso de Morena recaerá sobre las espaldas de ese misterioso Maquivelo llamado Bruno Blancas, quien visto está que es el que verdaderamente mueve los hilos en el morenismo municipal. Gracias al estrecho margen de su derrota Bruno Blancas consiguió la diputación local por la vía del repechaje, lo cual le permitirá ser un gran protagonista de la política municipal, a menos que prefiera consolidar sus finanzas personales en lugar de convertirse en un gran político de oposición. Lo que sí es un hecho es que desde ahora Bruno Blancas comenzará a trabajar en su propia candidatura para el 2021, algo que deberán tomar en cuenta los 50 políticos vallartensse que desde ya están soñando con ser candidatos de Morena dentro de tres años.

VOX POPULI. La que no se anduvo por la ramas fue la regidora plurinominal electa Carmina Palacios Ibarra, quien formó parte de la planilla de Morena como propuesta del PT. Ante la decisión de los futuros regidores de Morena de donar parte de su sueldo para obras de beneficio social, doña Carmina dijo que no, que ella no donará parte de su sueldo porque ella será regidora del PT, no de Morena. Da hasta gusto cuando una regidora abiertamente dice que lo que más le importa es cobrar su sueldo íntegro, mientras que otros hacen hasta lo imposible por disfrazar sus verdaderas intenciones jurando y perjurando que lo que más les importa es servir a la sociedad vallartense.