CiudadLocal

Conmociona noticia del fallecimiento de Adrian Gómez Meza

José Reyes Burgos
Puerto Vallarta


La noticia sobre el fallecimiento del empresario vallartense Adrian Gómez Meza ha causado mucha conmoción en la región, tras conocerse desde tempranas horas de este miércoles. Empresarios del gremio transportista, en el que era participe, han tomado este hecho con asombro y mucha tristeza, pues se le conocía por ser exitoso pionero de este sector en Puerto Vallarta desde hacía muchos años.

También, quien alguna vez fuera parte del equipo cercano de Rafael Yerena Zambrano, titular de la CTM en Puerto Vallarta, deja un enorme hueco entre los priistas locales, quienes tenían en muy alta estima a Gómez Meza desde siempre, pues se caracterizo por ser un leal simpatizante del tricolor y apoyar sus causas como las de todos los vallartenses.

Muy conocido era en toda la región,  y su trágico deceso ya ha conmocionado a no pocos empresarios de otros rubros quienes lo trataban y siempre se expresaron de buena manera respecto a su persona, sobre todo en el sentido de haber sido un vallartense trabajador de exitosos negocios que beneficiaban el desarrollo del destino turístico, desde su propia trinchera.

Egresado del Centro Universitario de la Costa de la Universidad de Guadalajara como abogado y administrador de empresas, siempre fue un hombre preparado y serio, hoy se le recuerda entre sus docentes como empeñado estudiante que logró sus objetivos de vida en el mundo profesional. Su buena reputación era un hecho irrefutable, pese a las acusaciones en su contra que lo tenían sujeto a un proceso de investigación, con poca solvencia.

Falleció a la edad de 43 años, recién lo había visitado su esposa a la sección de Comisaría Preventiva dentro del Penal de Puente Grande en donde se encontraba confinado. Ahí hacía ejercicio y mantenía una rutina de contante contacto con sus familiares y amigos, luego de su espontaneo y hermético arresto el pasado 28 de abril. La evidencia sobre su muerte apunta a que Adrian cometió suicidio, por lo que con dolo es recordado por tantas personas que en Puerto Vallarta mantuvieron una amistad prominente y estrecha con él, siendo un hombre de abundantes círculos sociales y muy productivo en sus negocios.