La aplanadora

Por J. Mario R. Fuentes (*)
jomarefu@hotmail.com

.

Se considera que el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) en su aparición estelar ha triunfado en 19 estados de la nación, sin olvidar la megalópolis-ciudad de México, ya es mucho decir, aunque habría que agregar a todo esto la localidad más priista del país, el Estado de México.

La óptica puede ser equivocada si se deja de lado que el Presidente virtual tendrá un gran trabajo el de conciliar a los mexicanos, fuera de las lisonjas, en todos los ámbitos y niveles sociales. Serán retos delicados no cabe la menor duda, México está devastado por las mentiras, la corrupción, inseguridad pública y una democracia moribunda, apenas sostenida por hilos.

Las carencias son demasiadas y casi insostenibles, una bancarrota social no vista en décadas. Sin embargo, el virtual mandatario tendrá apoyo de 300 diputados y casi 70 senadores, sin dejar de mencionar sus correligionarios en las 19 entidades donde el triunfo de la coalición “juntos haremos historia” fue incuestionable.

Habrá que tener cuidado con las declaraciones atropelladas del futuro mandatario mexicano, las promesas de no cumplirse en la dimensión expresada podrían llevar de la mano a los ciudadanos a la mayor frustración, más intensa que la heredada por el peñismo. Algunos señalamientos son abruptos como las palmadas y abrazos de los empresarios para el virtual ganador de la Presidencia del país, esos que no hace mucho lo atacaron con todo. Las reuniones con los dueños de los dineros avizoran buenos augurios para los más desprotegidos, habrá que esperar.

Llama la atención la enorme disposición para apoyar al nuevo gobierno federal después de la frustración de los candidatos José Antonio Meade Kuribreña y Ricardo Anaya Cortés, con ellos pretende dialogar el vencedor de los comicios del pasado 1 de julio. La disposición del opositor está sobre la mesa, no hay duda su mano está extendida, sólo se espera que no la muerdan. Como se mencionó hay mayoría legislativa de Morena en las cámaras, sin embargo como se dice en el equipo del ganador habrá que establecer “puentes” a fin de abrir diálogos realmente fructíferos.

Es, en este sentido, la reunión en la casona de Chihuahua 216 en la colonia Roma donde el virtual Presidente de México recibirá a funcionarios de alto nivel de la Casa blanca, Mike Pompeo, titular de la Secretaria de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica, así como Jared Kushner, yerno de Donald Trump en su calidad de asesor de la Casa Blanca, Steven Mnuchin titular del Tesoro de nuestro vecino del norte; los temas obvios, TLC, seguridad y migración; además de otros que se agreguen a la agenda.

Se sabe de las felicitaciones de líderes de diversas naciones del mundo, aunque llama la atención la conversación sostenida por media hora entre el vencedor de los comicios del 1 de julio a la primera magistratura de México y el mandatario Donald Trump; esto refleja el interés por la buena relación entre ambas naciones, poco a poco saldrá a la luz la verdad, aunque es necesario mencionar el mote del presidente de los EU para quien será su homólogo en México a partir del primero de diciembre de este 2018: “Juan Trump”,   para referirse a Andrés Manuel López Obrador esto fue publicado en el sitio Americas Quarterly.

Ante todo, se hace necesaria una seguridad sólida para el futuro mandatario mexicano, no escatimar recursos en esto, independientemente de la confianza expresada por él de que el pueblo lo cuidará.

Rescatar a todos los ciudadanos mexicanos, mirar los compromisos contraídos, así como hacer a un lado las expresiones hipócritas. México no puede voltear hacia la nada sino cultivar la confianza a partir del interés pleno y contribuir en la reconstrucción de lo destruido por la mediocridad política del periodo de gobierno agonizante. No confiar en nada ni en nadie cuando se parte de intereses contrarios al pueblo, esa tendría que ser la ruta.

.

(*) Egresado de la UNAM, maestro universitario desde 1979, fue investigador del ICS, conferencista, articulista, inició su trabajo periodístico en la Revista Proceso, jefe de corrección primera plana de diario El Nacional, reportero y columnista; galardonado en varias universidades del país,  21 años trabajó en el sector público y conformó el SNIM en la Coordinación de Productos Básicos de la Presidencia de la República, catedrático de la Universidad de la Veracruz.