De la Roma, como en Roma

Por Humberto Aguilar

.

El presidente electo Andrés Manuel López Obrador intenta establecer una cuarta república en donde el control de todo el país se ejerza desde su mandato.

Ayer en la colonia Roma se reunió con 30 de los 32 gobernadores de la República, solo faltaron El Bronco, de Nuevo León, y el gobernador electo de Jalisco, Enrique Alfaro. Andrés Manuel pidió apoyo para ahorrar el dinero que necesita para cumplir con sus promesas, señaló que una de las medidas es retirar de la nómina del gobierno federal a todos los delegados establecidos en los estados, como por ejemplo el de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, el de la Semarnat… en fin, todos los representantes del gobierno federal en cada entidad para ser dirigidas todas las secretarías en un solo representante, con un solo salario que eliminará –dice- hasta cincuenta salarios de otros tantos representantes.

Esta decisión es parecida a la que ejerció Roma sobre todos los estados que dominaba cuando fue gobierno central de la más grande extensión del mundo conocida en Europa y en el Medio Oriente. En cada país había un gobernante de origen local, pero eran gobernados a su vez por un delegado de Roma, la cita es porque el cuartel general de Andrés Manuel está ubicado precisamente en la colonia Roma de la Ciudad de México. Desde ese lugar ha dado instrucciones a los actuales y futuros gobernantes de las 32 entidad de cómo va a ser su gobierno.

Gobernar a México con coordinadores significa que va tener el dominio económico en sus manos, si se explica que los gobiernos reciben hasta el 85 por ciento de fondos para obras estructurales; el resto, el 15 por ciento, se gobierna con los fondos que produce el estado a través de sus impuestos locales.

Aquel gobierno que se niegue a obedecer una orden se quedará sin dinero, con solo los recursos que produce su estado, es una medida política cien por ciento con el proyecto de eternizar el gobierno de Morena, como lo hizo en más de 75 años el Partido Revolucionario Institucional.

.

ENTRE TANTO

Los partidos derrotados como PRI, PAN y PRD se preparan a su vez para reorganizarse políticamente, Morena tiene el control de todos los gobiernos a través del Congreso de la Nación que finalmente es por donde se va a canalizar el dinero del presupuesto nacional y de todos los presupuestos, por tanto, cada coordinador de Andrés Manuel tendrá tanta autoridad como el mismo gobernante, solo que la decisión de la economía la determinaré ese coordinador en comunicación directa con el presidente electo. Se trata, sin duda, de una advertencia para todos de que habrán de portarse bien.

La actitud de Movimiento Ciudadano en Jalisco tiene también su mensaje. Movimiento Ciudadano no formó parte de la planilla de López Obrador, pero tanto el presidente de Morena como sus gobernados en Jalisco y en cada municipio deciden mantener una distancia que puede ser prudente o puede ser retadora.

En suma, las condiciones que propone Andrés Manuel de gobernar desde la (colonia) Roma como en la etapa de los romanos tienen sus aristas, sus condiciones que por lo pronto no quiere respetar Movimiento Ciudadano.

Por otra parte, la reorganización de los partidos tiene la intención de recuperar sus privilegios. Definitivamente para el PRI, el Estado de México puede ser el operativo en donde el gobernador y el grupo Tlajomulco van a ser la alternativa con un coordinador de Andrés Manuel que buscará imponer condiciones.

.

CRIMEN ORGANIZADO

Durante las elecciones del primero de julio, antes y después, la manifestación del crimen organizado es evidente. Asesinaron a más de 150 aspirantes a una candidatura, el jueves secuestraron a un presidente municipal electo, el cual fue recuperado en la madrugada de ayer viernes.

Esta manifestación del crimen organizado hace advertencias incluso para Andrés Manuel, quieren su parte del botín, tratarán de ejercer su intención con plomo. De hecho actúan en el sitio donde les da la gana, para demostrar que las pueden aun en contra de la cuarta República que pretende imponer Andrés Manuel López Obrador.