Ni muertos, ni de parranda

Por Humberto Aguilar

.

Lo que pareció una debacle total el primero de julio resulta que en el PRI dan señales de sobrevivencia ante un panorama que le es totalmente adverso.

En las elecciones recientes Andrés Manuel López Obrador obtuvo más de 30 millones de votos, en segundo lugar quedó la coalición del PAN con 16millones en alianza con PT y MC, en tanto que la coalición del PRI con el PANAL y el Verde solo llegaron a 8 millones de votos.

René Juárez, presidente del PRI, durante la campaña renunció con la pretensión de ser el vocero oficial del partido en el Congreso de la Unión. El cargo lo asume Claudia Ruiz Massieu, militante de toda su vida, recalcitrante priista quien habló para decir que tras la declaratoria oficial del INE para reconocer a AMLO como el futuro presidente de México, en 60 días convocará a una reunión nacional priista en donde se determinará si sigue hasta terminar el periodo oficial de cuatro años o se convoca a nuevas elecciones.

Claudia Ruiz Massieu, en su primera declaración, dijo que el PRI no está muerto, que el priismo nacional es grande y fuerte y estará listo para regresar en las elecciones, fortalecido y mejorado en su organización.

.

¿CUÁNTO VA A DURAR EL AMLOVE?

Con la declaración de Andrés Manuel López Obrador, quien fundamenta en 50 artículos su próximo gobierno, se define el perfil de un gobierno absolutista, lo comparan quienes saben que ha tomado las medidas de Chávez al asumir la presidencia en Venezuela: un poder del pueblo para el pueblo.

En la política nacional no solamente el PRI buscará la reestructuración, en forma independiente el PRD que estuvo a punto de desaparecer como partido habla de reorganizarse, hizo mención su vocero oficial, que el PRD fue el partido que elevó a Andrés Manuel para ser jefe del gobierno del Distrito Federal. Al crearse Morena Andrés Manuel amasó la fortuna política que le dio el PRD. Concentró la fuerza en su campaña y ahora como partido político el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) pretende tener el control de toda la nación que gobierna gracias a esos más de 30 millones de votos de los mexicanos.

Es y será un gobierno totalmente populista, su decisión de rebajarse el salario al 40 por ciento de lo que gana Enrique Peña Nieto como presidente de la república, es eso, un acto totalmente populista.

Difícilmente va encontrar eco para reducir los salarios que dice, no deben ser mayores a lo que gana su presidente. Esto porque en el congreso existen salarios aprobados por arriba de los 200 mil pesos mensuales más las dietas y los sobre sueldos que ya tienen estipulados por ley.

El nuevo Congreso de la nación asumirá su responsabilidad el mes de septiembre próximo, mes en el que oficialmente será declarado presidente electo de México Andrés Manuel, para entonces los mexicanos habremos de saber en qué condiciones quedan esos salarios, sobre sueldos y dietas que ya tienen ganadas por ley.

El Congreso de la nación es el contrapeso a las decisiones que surjan por parte del presidente.

Si Andrés Manuel López Obrador impone una reducción sustancial a esos salarios va encontrar problemas muy serios, si no lo creen ustedes, se lo dejamos al tiempo.