El oportunismo no anda en burro

Por Luis Alberto Alcaraz

.

LA MORENA QUE TODOS QUIEREN. Todavía no se asienta la polvareda generada por el terremoto AMLO que cimbró hasta lo más profundo las estructuras del sistema político nacional cuando ya empieza la cola para solicitar el ingreso a Morena a sabiendas de que se trata de la nueva gran fuerza política nacional, la que acabó con el bipartidismo de más de 80 años de historia escrita por el PRIAN. Como en su momento lo fuera el PRI y el propio PAN, además del MC, hoy el partido de moda se llama Morena y a partir del 2 de julio se ha convertido en el oscuro objeto de deseo para miles de políticos oportunistas y arribistas que siempre han buscado su beneficio personal mediante la actividad política. En Jalisco el escenario se complica mucho más debido a la inesperada decisión de Enrique Alfaro de desligarse del MC, un partido que a pesar de haber ganado la gubernatura de Jalisco estuvo a punto de perder su registro como partido nacional debido al pobre resultado obtenido a nivel federal, lo cual provocará que muchos emecistas terminen de migrar hacia Morena, proceso iniciado por el ex panista Abraham González Uyeda, quien seguramente muy pronto anunciará la incorporación de Ramón Guerrero a las filas del partido encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

EL PRIMERO Y CONTANDO. En ese contexto ayer el ex candidato a la alcaldía de Vallarta por la vía independiente José “Pepe” Martínez anunció su decisión de sumarse a Morena, asegurando que no era un acto de oportunismo político porque desde antes de la elección había manifestado su simpatía por el proyecto de Andrés Manuel López Obrador. Lo que no deja duda es la contundente contradicción de haber hecho campaña con el argumento de que la gente estaba harta de los partidos políticos y ahora sumarse al partido que consiguió el 53% en la reciente elección presidencial. En realidad no queda duda alguna sobre el oportunismo de Pepe Martínez, quien durante meses presumió su cercanía con el gobernador de Nayarit, Antonio Echevarría García, y por un tiempo utilizó en su perfil de Facebook una fotografía con la periodista Carmen Aristegui. Son bien sabidas las intenciones políticas de Pepe Martínez, a quien le urge escalar en la política vallartense con claros fines personales, de ahí que su rotundo fracaso por la vía independiente no lo ha desanimado en su proyecto personal de buscar el poder político por la vía que le sea posible, en este caso Morena que se proyecta como el gran partido de México.

MÁS CLARO NI EL AGUA. Literalmente noqueado por el resultado electoral, con apenas 1,333 sufragios, Pepe Martínez alega que el IEPC le robó sus votos. Durante la etapa previa al proceso electoral financió la publicación de encuestas falsas que lo colocaban como el aspirante independiente con más posibilidades de ganar la elección y al final quedó en segundo lugar, apenas 100 votos por encima de Máximo Martínez. Pero lejos de aceptar que su propuesta no fue atractiva para el electorado, Pepe prefiere buscar las fallas afuera, atribuyendo al sistema un complot para evitar que los independientes ganen las elecciones. Aplaudimos su enorme amor propio que lo lleva a iniciar su nueva campaña cuando todavía faltan 350 días para la próxima elección, sin embargo lamentamos que exhiba su oportunismo de una manera tan lamentable. Y es que su ingreso a Morena no deja lugar a dudas sobre su oportunismo al elegir la opción de Bruno Blancas, el oscuro personaje que se instaló como el gran operador de Morena en el 05 distrito y desde ahora se apresta para empezar su campaña con miras a la alcaldía de Puerto Vallarta en el 2021. Verdaderamente lamentable que estos personajes ya estén pensando en la siguiente elección dentro de tres años, porque todo lo que hagan en los próximos años estará condicionado al interés electoral partidista.

¡HABEMUS CANDIDATUS! La inesperada votación lograda por Morena en Puerto Vallarta, partido que de cero alcanzó los 27 mil votos, trae vueltos locos a una docena de grillos vallartenses que desde hoy se emocionan por la posibilidad de conseguir la alcaldía en el 2021. Si en el proceso anterior hubo una decena de encuerdados que se prestaron al jueguito de la encuesta ignorando que el tamal ya estaba amarrado para Laurel Carrillo por la vía del dedazo, dentro de dos años la fila para ser candidato de Morena será mayor a la que por décadas se formaba en las afueras del PRI. El problema es que quien tiene la sartén por el mango es Bruno Blancas, quien con la mano en la cintura le dio una patada en el trasero a Héctor Gallegos y asumió el control de Morena como si fuera un botín de guerra, imponiéndose como candidato a la diputación local a sabiendas de la doble posibilidad que tenía de sacarse la rifa. Con esa misma actitud Bruno Blancas será desde hoy el dueño de Morena en el 05 distrito y por eso Pepe Martínez no tuvo ningún empacho en tocar a su puerta para sumarse de inmediato a su proyecto personal, con miras evidentes a ser candidato a la diputación local en el 2021. Por supuesto que Pepe Martínez es un ejemplo a seguir pues pese a su estrepitoso fracaso como candidato independiente no tiene empacho en seguir adelante con  su sueño de alcanzar una posición de poder por la ruta que pueda. ¡Bendito sea su optimismo!

POSDATA. En el mismo baile anda Jesús Emmanuel Montes de Oca Zúñiga, quien aspiró a ser candidato independiente a la diputación federal por el 05 distrito y al no cumplir con el requisito de las firmas optó por convertirse en el gurú del Francisco “Nene” Romero sólo para quedar en el último lugar de los 12 candidatos que jugaron en la pasada elección. Parece quedar claro que hoy Pepe Martínez y Emmanuel Montes de Oca están haciendo el 1-2 con la esperanza de que Bruno Blancas les haga el milagro de regalarles la diputación. Ellos no lo saben aún, pero ambos están destinados al fracaso.

VOX POPULI. El caso de la jovencita Daniela vuelve a conmocionar a la sociedad vallartense, aunque hoy con algo que nos hace pensar que finalmente en este país se puede aspirar a la justicia. De manera sorpresiva la Fiscalía solicitó y obtuvo orden de aprehensión en contra del ex pareja de Daniela, quien junto a su padre y a un primo ha sido condenado a dos años de prisión preventiva mientras se desahoga el proceso penal y se demuestra su inocencia o su culpabilidad. Con esto finalmente los padres de Daniela empiezan a recibir un poco de la justicia por la que tanto han luchado, aunque por desgracia nada les regresará a su hija. En Vallarta tenemos un gravísimo problema de violencia intrafamiliar en contra de las mujeres, ojalá que este triste episodio sirva para avanzar un poco en la resolución de este tema.