Las quimeras de AMLO

Por Humberto Aguilar

.

Ese origen de la austeridad republicana la toma Andrés Manuel López Obrador del gobierno de Benito Juárez, quien estuvo en el poder desde 1857 hasta 1872.

AMLO se rebajará el sueldo al 40% de lo que cobra Enrique Peña Nieto y pretende imponer esa voluntad a todos los que van acompañarle en su gobierno a partir del 1 de diciembre de este año.

En los más de 70 años de gobiernos del PRI la voluntad del Legislativo se logró con dinero, se elevaron los sueldos de senadores y diputados. En la comodidad económica de todos, el presidente en turno logró la voluntad para imponer las reformas a la Constitución Política creada en 1917.

Hoy, Andrés Manuel dice que la austeridad mexicana se va a lograr solo porque él lo dice, lo cual sin duda es una quimera.

.

EDUCACIÓN Y OBRAS

En teoría esa austeridad republicana, más la venta del avión presidencial y toda la flota aérea del Ejército y la Marina le van a dar el dinero suficiente para crear una o dos refinerías, más 25 universidades. En la historia de México solo otro presidente populista como Luis Echeverría logró crear una sola universidad en 6 años, la famosa Universidad del Tercer Mundo en el pueblo de San Pancho, en Bahía de Banderas. Universidad que solamente logró arrancar unos meses y ha terminado siendo un elefante blanco. Solamente quedan los edificios totalmente en decadencia.

El origen de las quimeras viene de la mitología griega, escrita en griego Χίμαιρα Khimaira​, que a su vez significa animal fabuloso; en latín Chimæra era un monstruo híbrido, hija de Tifón y de Equidna, que vagaba por las regiones de Asia Menor aterrorizando a las poblaciones y engullendo animales, y hasta rebaños enteros. De su unión con Ortro nacieron la Esfinge y el León de Nemea.

.

ALLÁ NOS VEMOS

Este lunes Andrés Manuel se tomó un descanso de 4 días en su rancho de Tabasco, estará de regreso el próximo sábado para darnos a conocer otras quimeras.

El próximo 24 de julio Andrés Manuel estará en Puerto Vallarta con Enrique Peña Nieto y con el próximo gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro.

Peña Nieto le corrió la cortesía invitándolo a viajar en el avión presidencial, AMLO rehusó la invitación, le dijo que viajará en un vuelo comercial como el que tomó el sábado para ir a su rancho, Peña Nieto le dijo “pues allá nos vemos, mi estimado presidente electo”.

Entre tanto en Puerto Vallarta se hacen los preparativos para recibir a todos los presidentes que integran la cumbre del Pacífico con la protección de la guardia presidencial que AMLO la regresará al Ejército porque no quiere tener esa protección.