¡Habemus Candidatus!

Por Luis Alberto Alcaraz

.

DE MADRUGAR A NO ACOSTARSE. Eterno aspirante a la gubernatura de Nayarit, el doctor Miguel Ángel Navarro Quintero parece finalmente estar encaminado hacia su mejor oportunidad de conseguirla. Y vaya que ha tenido varias posibilidades, porque ha sido ya dos veces candidato a la gubernatura de Nayarit, lo cual legítimamente lo convierte en el AMLO huichol. Al igual que el tabasqueño, el famoso MANQ ha mostrado por décadas una enorme obsesión por ser gobernador de Nayarit, por desgracia en aras de conseguir su objetivo ha dado terribles bandazos que lo han llevado del PRI al PRD y luego al PAN, rematando en la que parece desde ya su mayor oportunidad política a través del Partido Morena.

Al igual que AMLO, Navarro Quintero se ha rejuvenecido con esa enorme inyección de Vitamina P que acaba de recibir el pasado 1 de julio, sin embargo su evidente cercanía con el presidente electo lo proyecta desde ahora como el gran favorito para ocupar la candidatura de Morena a la gubernatura de Nayarit que se disputará dentro de tres años. Lo que debiera ser la gran ventaja de Pavel Jarero para disputarle a MANQ la candidatura terminará siendo su principal obstáculo, y es que nadie mejor que AMLO sabe el potencial que puede tener un político que ya ha superado la barrera de los 60 años de edad. Pavel tiene mucho tiempo por delante para ser gobernador de Nayarit, en cambio para Navarro Quintero este será su último tren.

LOS VIRREYES DE LA NUEVA GALICIA. En aras de reducir la nómina de manera exponencial, Andrés Manuel López Obrador anunció su decisión de acabar con los delegados federales que cada tres años toman por asalto la nómina del gobierno en turno. Decenas de políticos eran premiados con una delegación que les permitía hacer jugosos negocios al amparo del poder, compitiendo a menudo con el poder local. Hubo un delegado del IMSS en Nayarit a quien le bastaron unos años en ese cargo para resolver gran parte de su futuro económico. A partir del 1 de diciembre próximo se acabarán los delegados federales y en su lugar será designado un representante estatal que acumulará un enorme poder que le permitirá competir con el gobernador de cada estado. Porque la gran mayoría de los estados, incluyendo a Nayarit, depende de la generosidad del gobierno federal que de acuerdo a sus simpatías aumenta o reduce los flujos de dinero federal. Imposible recordar la confesión del entonces gobernador Antonio Echevarría Domínguez, quien apenas un año después de haber ganado la gubernatura por una alianza multipartidista sorprendió a todos al anunciar su decisión de afiliarse al PAN, convencido de que mediante esa acción se congraciaría con el nuevo presiente Vicente Fox y podría conseguir mayores beneficios para Nayarit. El resultado no fue el esperado porque el rancio panismo nacional jamás aceptó al Tigre como uno de los suyos, mientras que los perredistas encabezados por Guadalupe Acosta Naranjo le declararon la guerra al sentirse traicionados.

MANQ, EL SEÑOR DEL NAYAR. Con la decisión de nombrar a Miguel Ángel Navarro Quintero como su representante en Nayarit, con todo el control de las dependencias federales en sus manos, el presidente electo López Obrador no deja espacio para el futurismo, sino que desde hoy unge al doctor como su próximo candidato a la gubernatura. El numerito no es nuevo, hay que recordar la forma en que AMLO resolvió con claridad la incertidumbre que reinaba al interior de Morena Nayarit cuando en noviembre del 2017 designó a Navarro Quintero como Promotor de la Soberanía en Nayarit, dejando claro desde entonces que el doctor sería candidato a la senaduría, aunque nadie imaginó que iría en la segunda posición de la fórmula encabezada por Cora Cecilia Pinedo. Y eso que Navarro venía de perder su segunda elección como candidato a la gubernatura de Nayarit, cosa que a AMLO no parece asustarlo, porque si alguien ha con seguido el poder después de tantos fracasos es precisamente el tabasqueño. A sus 63 años de edad, Navarro Quintero está finalmente en la antesala de la gubernatura por la ruta de Morena, beneficiándose del empoderamiento de Morena, de la debacle del PRI y de la indecisión del gobernador Antonio Echevarría para meter las manos en el proceso de su sucesión.

EL PROMOTOR DE LA SOBERANÍA. Así como el 17 de noviembre de 2017 Navarro Quintero fue nombrado por El Peje como Promotor de la Soberanía Nayarita, el próximo 1 de diciembre será designado Coordinador Estatal en Nayarit con todo el control del gobierno federal en sus manos. De entrada el más contento con esta decisión debe ser Daniel Sepúlveda Árcega, quien por ser suplente de MANQ literalmente se sacará la lotería por los próximos seis años, aunque para su desgracia la dieta de los próximos senadores se verá terriblemente menguada por la política de austeridad anunciada por López Obrador. Con esto nos llega el primer traspié de AMLO: permitir que muchos diputados y senadores recién electos abandonen sus cargos de elección popular para ocupar cargos en el nuevo gobierno federal. Resulta una contradicción que López Obrador se comprometa a ser diferente y en la práctica se comporte como los viejos dinosaurios del PRI, quienes en uso y abuso de sus poderes fácticos lo mismo obligaban a un gobernador a pedir licencia con el pretexto de incorporarse al gabinete o sacaban del Congreso a un diputado o senador para hacerlo secretario de Estado. Navarro Quintero hizo campaña como candidato a senador y prometió defender los intereses de los nayaritas en la más alta tribuna de la nación. Pero ahora resulta que siempre no, que prefiere quedarse en el estado para representar al gobierno federal entrante, lo que en términos reales significa iniciar su campaña para gobernador en el 2021.

POSDATA. El prematuro destape de Navarro Quintero no necesariamente implica malas noticias para algunos actores de Nayarit. Hay que recordar que en el 2005 el doctor estuvo a punto de ganarle la gubernatura a Ney González gracias al enorme impulso que le dio desde la gubernatura Antonio Echevarría Domínguez. Por lo mismo al gobierno actual no debe desagradarle demasiado la posibilidad de que MANQ finalmente reciba la gubernatura de manos de un Echevarría.

VOX POPULI. El caso de Jalisco sí que es muy grave, porque López Obrador tomó la decisión de designar como su representante a Carlos Lomelí, quien recientemente perdió la gubernatura ante el emecista Enrique Alfaro. Durante la campaña Lomelí presentó una denuncia penal en contra de Alfaro acusándolo de tener nexos con el crimen organizado, así que es fácil anticipar el tipo de relación que habrá entre el futuro gobernador de Jalisco y el próximo representante federal en la entidad. Jalisco debe tener unas 20 delegaciones federales, así que ya podemos imaginar el enorme poder que tendrá en sus manos Carlos Lomelí, quien tendrá que esperar seis años para intentar ser de nuevo gobernador de Jalisco.