Educación y ParentalidadGente PV

Aprendizaje y sustentabilidad para nuestro destino turístico

¿Cuenta el destino con la infraestructura y servicios para soportar la carga de afluente turística que llegará de manera masiva, y que mucha de ella no pernoctará en el destino y sólo vendrá a “pasar” el día?

.

Dr. Jesús Cabral Araiza

.

Frecuentemente confundimos los términos crecimiento y desarrollo. Y es que parecieran a simple vista y sin mayor análisis, que son lo mismo, ¿verdad? Pues resulta que no. Y lo peor del caso es que actuamos en consecuencia a vivir dicha confusión.

Sucede algo similar cuando pensamos que el desarrollo del destino turístico de puerto Vallarta está ligado a la cantidad de turistas que arriban. Cada vez más vemos en los medios las cifras alegres que señalan un nuevo record histórico de visitantes, ya sea por avión, barco, carretera, o por cualquier medio que el turista elija. Incluso hay muchos grupos de empresarios y comerciantes que tarde se les hace para que se habilite el nuevo tramo carretero que conectará en escasas tres horas a un destino por excelencia proveedor de gran cantidad de turismo como lo es Guadalajara.

.

Preguntas necesarias

Sin embargo, aquí me surgen algunas dudas, veamos.

¿Cuenta el destino con la infraestructura y servicios para soportar la carga de afluente turística que llegará de manera masiva, y que mucha de ella no pernoctará en el destino y sólo vendrá a “pasar” el día? Es decir, cada destino si me permite la analogía, es como una casa, usted vive con su familia e invita abiertamente a sus familiares a que lo visiten cuando gusten, pero resulta que puede tener parientes abusivos y poco considerados que no les importa causar molestias, y si en su hogar caben cómodamente ocho personas y con visita un máximo de 15, ¿qué hará si llegan 40 parientes ruidosos y mal educados? ¿Forzosamente los recibirá en su casa? Si no le queda más, pues quizás hasta habilite el baño y la azotea, pero si se pone en un plan sustentable y señala que lo visiten en diferentes momentos, puede ser que todos disfruten más la estancia y hasta eviten fricciones innecesarias.

Lamento decirle lo que seguramente usted ya sospecha. Su casa no soporta la sobrecarga de personas, y es muy posible que además del mal rato que vivirá mientras esté la visita, es también posible que hagan mal uso y desperfectos en la misma.

Espero no exagerar, y sinceramente hasta equivocarme con mi analogía, pero tristemente tenemos ejemplos como los de Acapulco o Cancún, que han tenido una sobre oferta del lugar, poca o negligente planeación sustentable aunada a la corrupción de los gobernantes hacen que el declive de los destinos sea abrupto a inevitable.

Otras preguntas son. ¿A quién beneficia realmente la llegada masiva de turistas? ¿Acaso al pequeño empresario o comerciante? Sin duda, algún beneficio obtienen todos, pero, ¿no son las grandes compañías hoteleras quienes mayormente obtienen beneficios?  Y hago constar que no estoy ni en contra del turismo ni de la iniciativa empresarial, soy un convencido justamente de la sustentabilidad, pero de manera responsable. Tenemos una serie de necesidades y carencias que bien se podrían abordar con la derrama vía impuestos o inversión directa hacia la población, teniendo trabajadores más sanos integralmente y contentos con su labor enfocada primordialmente al servicio turístico.

¿Es posible una salida sustentable?

Sin duda, siempre que hablamos de situaciones que entrelazan al ser humano con su entorno, tendremos la sustentabilidad como eje de mediación. Sólo que se requiere trabajar un plan y asumir compromisos, no solo del sector empresarial y la población. De igual manera se requieren autoridades competentes y comprometidas, que entiendan que este es un destino sustentable que requiere de cuidados como lo requiere nuestra casa, pues finalmente eso es en un sentido más amplio.

Pienso que se ha subestimado el papel que puede jugar la Universidad de Guadalajara con el capital académico y cultural que pueda contribuir a realizar estudios sobre turismo y el impacto de este en el destino. Ya existen algunas instituciones que monitorean o señalan aspectos puntuales del turismo en la ciudad, pero sin duda se requiere de un mayor esfuerzo para entender, concientizar e intervenir en los conflictos que sobre sustentabilidad se están presentando y los que vendrán.

Bien por la nueva carretera, bien por más turismo, pero igual bien por más desarrollo sustentable bien planeado, ¿no cree usted? Pase buen día.