Autoridades, al rescate del “Pueblo Mágico” de Sayulita

Autoridades y prestadores buscarán que Sayulita se conserve como pueblo mágico.

.

  •  Importante reunión del secretario de Turismo de Nayarit y el presidente municipal de Bahía de Banderas con prestadores de servicios.

.

Por Eugenio Ortiz Carreño
Bahía de Banderas

.

La tarde-noche del pasado viernes se llevó a cabo una trascendente reunión encabezada por el secretario de Turismo de Nayarit, Eulalio Coronado Mendoza, y el presidente municipal, Jaime Alonso Cuevas Tello, con prestadores de servicios turísticos, con el fin de llevar a cabo las acciones necesarias para que el pueblo conserve el título de “Pueblo Mágico”.

Eulalio Coronado Mendoza informó que estuvo presente en la Reunión Ordinaria del Comité de Pueblo Mágico de Sayulita, junto con el presidente municipal, con la finalidad de definir los compromisos y retos que demanda el éxito de Sayulita como “Pueblo Mágico”.

“Efectivamente durante la reunión ordinaria del Comité Pueblo Mágico de Sayulita se hizo énfasis de que habitantes y prestadores de servicios turísticos y el propio Comité de Pueblo Mágico, y las autoridades competentes en este caso del ayuntamiento, deben de trabajar en conjunto para resolver todos los problemas que se presenten.

Lo que se demandó en el caso de la autoridad municipal es que los comerciantes, restauranteros y demás prestadores de servicios respeten los reglamentos que contempla el ayuntamiento, para cada una de las actividades turísticas que se desarrollan en Sayulita, incluso temas de vialidad.

Desde que se otorgó el título de Pueblo Mágico a Sayulita, se ha cuestionado en forma insistente los serios problemas que tiene de la falta de una imagen urbana definida, como sí la tienen otros pueblos que han logrado ese título.

Se registran en Sayulita serios problemas por la falta de vialidades y en muchos casos son los propios residentes del pueblo, los que exageran y agudizan el problema, porque no respetan las indicaciones de la autoridad. Muchos usan sus propios automóviles para moverse de sus casas a su negocio y bloquean áreas de estacionamiento y si no son ellos, lo hacen los camiones proveedores de mercancía.

Esa es la razón por la que los turistas resultan más afectados y cuando arriban al lugar, ya no encuentran espacios para estacionar o se bloquean calles y alteran los conflictos de vialidad.

Pero el colmo es el problema de las aguas residuales que son arrojadas al río, por las deficiencias de las plantas de tratamiento, que a veces sirven y a veces no, y se contamina una de las playas más concurridas por los surfistas, justo el sector más sensible turísticamente hablando para Sayulita.

Por todo lo anterior, las autoridades demandaron a los prestadores de servicios que participen en la solución de los conflictos y no sean la causa. Un tema conocido es que la mayoría de los restaurantes carecen de trampas de grasa, bloquean las líneas de drenaje y se multiplica el problema de contaminación.

En este punto, las autoridades solicitaron a prestadores de servicios su aportación, para que coloquen las trampas de grasa y eviten los problemas en las líneas de drenaje.

Un punto adicional es el que se refiere a la desorganización de los vendedores ambulantes, donde cada día crecen las áreas de venta, en detrimento del turista que cada día es arrinconado a los restaurantes, cafés y bares al aire libre.