Quién y Qué

  • MÓNICA Almeyda...la conocida funcionaria universitaria es ya una experta en el "chapulineo" político.
  • ENRIQUE Alfaro Ramírez, gobernador electo de Jalisco...impactaron al medio político sus declaraciones de ayer.
  • CARLOS Lomelí...el designado coordinador federal en Jalisco, se abstuvo de hacer declaraciones sobre el pronunciamiento de Enrique Alfaro Ramírez.

& El primer mensaje político de Enrique Alfaro, Gobernador Electo de Jalisco: “mi gobierno no aceptará intermediarios ni vínculos con el gobierno federal” & Y agrega: “mi relación con el gobierno de la República será directa con el presidente y con sus secretarios” & Carlos Lomelí, designado coordinador federal en Jalisco, declinó opinar al respecto & Jalisco pierde peso en el Congreso de la Unión.

.

QUE en el escenario político de Jalisco hay un tema que por sus implicaciones y trascendencia para la vida pública de Jalisco, acapara desde anoche todos los reflectores de la agenda política del estado: el primer mensaje del gobernador electo de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, tras su regreso de vacaciones y del que VALLARTA OPINA se ocupa de una manera amplia en su edición local del día de hoy.

Sin embargo, para los numerosos lectores de esta columna, les seleccionamos la parte medular del pronunciamiento del político jalisciense que ha acaparado la atención de todos los actores políticos de Jalisco y el que seguramente será ampliamente comentado en la prensa nacional sobre todo por el distanciamiento que existe desde hace varios años entre el propio Enrique Alfaro Ramírez y el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador:

“Por ello, mi postura es clara: mi relación con el gobierno de la República será directa con el presidente y con sus secretarios de estado, no habrá en Jalisco autoridades intermedias simplemente porque eso vulnera principios constitucionales básicos y lástima el espíritu del pacto federal; no existe en nuestro marco legal ninguna figura que funja como vínculo entre entidades federativas y el ejecutivo federal, los delegados federales nunca han tenido facultades de decisión ni autonomía técnica; existen, siempre y cuando sean indispensables para prestar servicios o realizar trámites en cumplimiento de los programas a su cargo, incluso hay que entender que dotar a las delegaciones o cualquier otra figura de carácter administrativo de facultades de control, fiscalización del ingreso y gasto público federal sería una violación flagrante al orden constitucional”.

QUE así o más claro.

QUIEN se abstuvo de opinar al respecto, fue el propio Carlos Lomelí, quien como candidato de Morena perdiera justamente frente a Enrique Alfaro, la elección para gobernador de Jalisco. Fue entrevistado anoche en Guadalajara por el corresponsal de VALLARTA OPINA en Guadalajara, pero el magnate de la producción y distribución de medicamentos, declinó hacer alguna declaración en espera quizás de recibir línea de su jefe, el presidente electo quien desde la pasada elección presidencial, la del año 2012, deterioró su relación con el ahora gobernador electo de Jalisco quien para refundar Jalisco también tendrá que recomponer su relación con Andrés Manuel López Obrador. Y no empeorar la relación:

“Respecto a la persona que se ha presentado como el designado para cumplir tareas extra constitucionales ya no tengo nada más que decir, hace un mes los jaliscienses pusieron a cada quien en su lugar; quienes están esperando un escenario de confrontación política se van a quedar esperando, Jalisco tendrá un gobierno cuya misión será trabajar para beneficio de sus habitantes, que sabrá dialogar y coordinarse de manera directa y efectiva con el gobierno de la República.”

QUE hay también decisión sin ninguna concesión ni tregua en este espinoso tema: ” no hay espacio para la simulación, mucho menos para la mezquindad, en Jalisco esperamos del próximo presidente de la República respeto al pacto federal, a la soberanía de nuestro estado y a nuestro derecho de gobernarnos; en Jalisco esperamos que el ejercicio del poder desde la presidencia de la República pueda superar los intereses electorales y de partido. En México se ha luchado durante décadas contra el centralismo, el autoritarismo y el uso faccioso del poder público, Jalisco ha sido pilar, ejemplo en esta lucha y lo seguirá siendo.” Así las cosas en la relación Alfaro-López Obrador-Lomelí, sobre el tema del coordinador federal para Jalisco. Primera “chamba” para los operadores políticos de López Obrador.

.

JALISCO PIERDE PESO EN CONGRESO FEDERAL: TENDRÁ 8 DIPUTADOS MENOS

A la pérdida de espacios se suma que no ocuparán puestos importantes en la Mesa Directiva o la Junta de Coordinación política. Mientras que en la Legislatura federal actual Jalisco está representado por 32 diputados y tres senadores en el Congreso de la Unión, en el proceso electoral del 1 de julio se vio reducida la fuerza del Estado en el Poder Legislativo, a donde llegarán ocho diputados menos.

La Legislatura por arrancar estará conformada por sólo 24 diputados federales de esta Entidad: 16 de Movimiento Ciudadano, tres de Acción Nacional, dos de la Revolución Democrática, dos de Morena y un plurinominal del PRI. Los candidatos de Nueva Alianza, Encuentro Social, Partido del Trabajo y del Partido Verde se quedaron fuera.

En el Senado se mantienen los tres espacios que tiene actualmente Jalisco; sin embargo, si la posición del Estado se afianzó en este sexenio con Arturo Zamora Jiménez como vicepresidente de la Mesa Directiva, hoy el puesto más relevante que alcanzará un jalisciense será como vicecoordinador de la bancada emecista: Clemente Castañeda.

La situación es más favorable en la Cámara de Diputados, en donde Alberto Esquer será el coordinador de la bancada de MC, lo que puede impulsar a que otros jaliscienses alcancen posiciones claves en la Mesa Directiva, en la Junta de Coordinación Política o en las Comisiones legislativas. El partido local más golpeado es el PRI, pues de tener dos senadores y nueve diputados, apenas tendrá la representación de un legislador por la vía plurinominal, Hortensia Noroña Quezada, mientras que los votos de Morena, PRD y PAN no fueron suficientes para que entrara algún plurinominal. El PAN mantendrá las tres diputaciones que tiene actualmente.

Para Armando Zacarías, jefe del Departamento de Estudios políticos de la UdeG, es evidente la pérdida del liderazgo de Jalisco en la representación federal, la cual se explica por el ascenso de Movimiento Ciudadano y Morena.

.

ENTRE NOVATOS Y “CHAPULINES”

De los 24 legisladores federales de Jalisco que serán parte de la Cámara de Diputados, ocho son nuevos perfiles que no han tenido experiencia en cargos de elección popular. Sin embargo, los otros 16 ya han ocupado previamente cargos por esta vía, ya sea como regidores, alcaldes o diputados. Entre los nuevos perfiles destacan las legisladoras de Morena, Lorena Jiménez Andrade, quien se ha manifestado contra la reforma educativa como directora de la primaria “Niños Héroes” de la delegación de Ixtapa, en Puerto Vallarta, y su compañera de partido Laura Pérez Segura, con experiencia en la docencia. Ambas resultaron electas por el principio de mayoría relativa en los distritos de Puerto Vallarta y Tlaquepaque.

Se suman otros perfiles que no han tenido puestos claves en el servicio público. La abanderada de Movimiento Ciudadano, Isabel Herrera Vega, refiere en su resumen laboral haber sido directora creativa en el sector privado desde 1999 a la fecha, y la legisladora panista Martha Romo Cuéllar presume que, desde el 2007 hasta este año, ha sido nutrióloga en su propio consultorio.

Otra sin experiencia legislativa es Abril Alcalá Padilla, hermana del priista Leobardo Alcalá. En su resumen laboral remarca su experiencia de seis meses como asesora de la Secretaría de Educación del Gobierno de la Ciudad de México y como investigadora en el Centro de Estudios Estratégicos para el Desarrollo, entre 2011 y 2014.

En contraste, en la lista de los legisladores que llegan con “experiencia” en el servicio público por el Partido de Movimiento Ciudadano destacan Alberto Esquer, Tonatiuh Bravo Padilla, Fabiola Loya, Lourdes Contreras, Adriana Medina y Eduardo Ron, entre otros.

Alberto Esquer, por ejemplo, se desempeñó recientemente como alcalde de Zapotlán el Grande, ha sido diputado local y federal, y se perfila para coordinar la bancada parlamentaria de MC en la Cámara de Diputados. Fabiola Loya también ha sido diputada local y en el último trienio cobró como regidora de Zapopan.

Por su parte, el ex rector Tonatiuh Bravo Padilla ha sido diputado en dos legislaturas federales, donde presidió la Comisión de Educación. También ha sido regidor en el Ayuntamiento de Guadalajara, vicerrector de la UdeG y rector del CUCEA.

Por Acción Nacional ya han sido alcaldes Absalón García y Guadalupe Romo. El primero gobernó el municipio de Ocotlán entre 2007 y 2009, además de ser subsecretario del Gobierno estatal. Mientras que Guadalupe Romo fue presidente municipal de Jalostotitlán en el trienio que pasó.

En el caso del PRD, Mónica Almeida tiene como experiencia haber dirigido la Rectoría del Centro Universitario de los Valles de la Universidad de Guadalajara y como diputada en la Legislatura local que termina en octubre de este año. Por el PRI llega Hortensia Noroña Quezada por la vía plurinominal con la experiencia de haber sido diputada local y directora de participación ciudadana en el Ayuntamiento de Guadalajara.

Para Armando Zacarías, jefe del Departamento de estudios políticos de la UdeG, la participación de perfiles con experiencia y sin antecedentes en el servicio público es una buena combinación para hacer frente a los retos que enfrenta el Legislativo. Sin embargo, admite que es necesaria la presencia de representantes con experiencia en la gestión pública, “una combinación de perfiles es importante, pero se requiere una experiencia de gestión y conocimiento de la operación legislativa”.