Promesas de políticos

  • Andrés Manuel López Obrador.
  • Laurel Carrillo Ventura.

Por Humberto Aguilar

.

Históricamente candidatos a la presidencia de México han llegado, han escuchado demandas pero poco se ha cumplido.

Afortunadamente Andrés Manuel López Obrador llegó solamente a fortalecer la campaña de Laurel Carrillo, lo que se le escuchó en la reunión que tuvo en una esquina del malecón fue lo mismo que se escuchó en cada lugar donde se presentó.

Entre esto se encuentra limpiar la corrupción, bajar los salarios, gobernar con honestidad, pero no prometió una sola obra para Puerto Vallarta.

Esto, a diferencia de José Antonio Meade, el ahora ex candidato del PRI a la presidencia de la república, que repitió las mismas promesas que se le escucharon a José López Portillo, terminar la súper carretera, el nuevo puente sobre el río Ameca y un gran libramiento.

Afortunadamente a Puerto Vallarta lo hacen los vallartenses, el desarrollo turístico, los pequeños y grandes hoteles son producto de las buenas inversiones de gente como el ingeniero Enrique Carothers Barreto, Máximo Cornejo Quiroz, José Martínez Güitrón, Gabriel Igartúa Méndez y otros inversionistas jaliscienses.

Se hizo histórico aquel encuentro del candidato José López Portillo con la sociedad vallartense. Tocó al ya desaparecido Juan José Loredo León la demanda de obras para Puerto Vallarta, entre otras cosas, Loredo dijo que Puerto Vallarta necesitaba un enorme boulevard desde la entrada de la carretera hasta el ingreso a la ciudad. López Portillo se fue luego de prometer esa gran obra y durante sus seis años de gobierno se le olvidó totalmente.

.

LA ACTUAL DEMANDA

En su crecimiento, Puerto Vallarta necesita consolidar su infraestructura urbana, la red de agua potable y drenajes ya es además de vieja, obsoleta.

En diferentes zonas de la ciudad, la capacidad de la red truena y la ciudad se queda sin servicios por una semana o más tiempo.

En el viejo Vallarta, la colonia Emiliano Zapata, el desordenado crecimiento de grandes edificios multiplica la carga en los servicios municipales.

Además, en las cuatro delegaciones y en las rancherías se carece de lo esencial en servicios.

Hacen falta escuelas de tiempo completo, en Puerto Vallarta no hay una sola, en algunas escuelas aún se cobra una cuota anual por ingreso a cada alumno sin el registro de ese ingreso para alguna obra social en esa escuela.

En general son muchas las necesidades para el desarrollo de esta ciudad conurbada con el municipio de Bahía de Banderas y la Riviera Nayarit.

Poco se puede esperar. Enrique Alfaro, gobernador electo, ya destacó que quiere un trato directo con el presidente sin intermediarios.

En el presupuesto del próximo año para Jalisco habrán de articularse algunas demandas que van a ser sin duda las mismas que se vienen haciendo cada tres o seis años, obra pública, conexión vial, infraestructura social y más escuelas.

Algo se debe hacer, pero mucho va depender también de la actitud del presidente municipal Arturo Dávalos y de su grupo de legisladores municipales.