Las mentiras de SCT

El tramo Jala-Compostela.

.

Ayer en entrevista, el secretario de turismo de México hablo sobre la necesidad de una carretera rápida para conectar a quienes viajan por carretera a lo que conocemos como Riviera Nayarit y Puerto Vallarta. Elogió el tramo Jala-Compostela y sobre la súper carretera para hacer la conexión a los destinos de Nayarit y Jalisco. Presente estuvo el encargado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para hablar sobre un diseño de cuatro carriles para concluir esa obra el próximo año, lo cual definitivamente la mentira es muy grande.

.

Los antecedentes.

Si hablamos de conectividad, las experiencias son muy malas, la primera vez que se habló de un libramiento fue terminar el tramo que conectaría al lado sur de Puerto Vallarta con la continuación de la carretera 200, con un doble túnel que costaría cada uno 150 millones de pesos, solamente se construyó un túnel, porque el delegado de la SCT dijo que era suficiente por la cantidad de habitantes que había, allá por los años setenta del siglo pasado. El segundo túnel se haría cuando ya creciera el volumen de habitantes.

La conformación del segundo túnel quedo casi pintada en el sitio donde ahora esta, la configuración de la entrada quedo también hecha, que hubo quien se estrelló contra el cerro. El segundo túnel tardo 16 años y costo más del doble de lo que se había proyectado, 320 millones de pesos.

El nuevo libramiento está proyectado para que rodeé la zona de la Desembocada para salir al municipio de Cabo Corrientes, ese nuevo libramiento fue prometido hace doce años y a cómo van las cosas, va para largo.

El proyecto de la carretera de cuatro carriles para unir el tramo de Compostela hacia la Peñita de Jaltemba probablemente llegue a tardar por lo menos 20 años. El proyecto está aún en la cabeza del titular de la SCT, en México habrá un nuevo gobierno a partir de diciembre. El proyecto ejecutivo más la dotación del dinero para realizarlo va para largo, es una mentira más del SCT.

.

De que se necesita se necesita.

En la historia están los tiempos en los que la cámara de comercio no quería una conexión rápida entre Guadalajara y Puerto Vallarta, el titular de la CANACO decía que eso abriría la posibilidad de que llegara turismo de pan bimbo y jamón.

Esto fue en los años setenta, cuando los cientos de turistas chocaban por las calles del centro histórico, compraban camisas y vestidos bordados a mano, con flores y figuras de vistosos colores, paso ese tiempo, la zona hotelera creció, se triplico y durante varios años, el turismo nacional que no querían que llegara es el que ha salvado las temporadas bajas tanto de Puerto Vallarta como de Bahía de Banderas.

Esa conectividad que se espera para que el turismo se mantenga en alto, la SCT promete y hace soñar con mentiras a quienes en Puerto Vallarta y Bahía de Banderas vivimos del turismo.

Como se dice en el argot popular, “Se me hace muy ojona para que sea paloma”.