Jesús Anaya Vizcaíno: Un gran legado para Rotary International

Por Mtro. Luis Ignacio Zúñiga Bobadilla
(luis.zuniga@univa.mx)

.

En cuanto a la adversidad, difícilmente la soportarías si no tuvieras un amigo que sufriese por ti más que tú mismo.
– CICERÓN

Convencido de la misión de Rotary International y particularmente del Club Rotario Puerto Vallarta Sur (CRPVS), busca dejar un legado para las nuevas generaciones, de la importancia de la labor altruista y el compromiso social, el recién nombrado rotario de la semana el señor J. Jesús Anaya Vizcaíno.

Su trayectoria de más de veinte años como rotario, es evidencia de un trabajo incansable apoyando e impulsando todos los programas que se administran a favor de la comunidad y particularmente para aquellos habitantes más desfavorecidos de la región.

Su sentido de pertenencia, le hace vivir y representar con orgullo una de las instituciones a nivel internacional más reconocida, por la importante labor de solidaridad a favor de los más necesitados como es Rotary Internacional y, en la figura de su ente local el CRPVS, suma esfuerzos para engrandecer la importante labor que la organización realiza a nivel mundial.

Es asiduo en su participación en las sesiones semanales realizadas todos los jueves a las 9:00 horas en reconocido hotel de Puerto Vallarta, ubicado en la zona hotelera de la Marina; así como en las sesiones del Comité Directivo que también se reúne de forma semanal los días martes a las 9:00 horas en también reconocido restaurante de la denominada Zona Romántica, para aportar en ambos casos sus conocimientos, experiencias y sus relaciones para el logro de los objetivos del CRPVS.

Sin embargo, su participación no se limita a su persona, también busca hacer partícipes de la labor altruista a su familia, iniciando por su esposa, la señora Isabel de Anaya, quien participa en el grupo de damas rotarianas en la consecución de sus propios objetivos planteados como lo es la distribución de lentes para estudiantes de nivel básico y educación secundaria de la región.

Dicha participación familiar la hace extensiva a una tercera generación ya que actualmente sus nietos participan en importantes actividades altruistas, tanto en clubes Interact y Rotary Kids. Se trata de una expresión de compromiso que busca dejar un legado para las futuras generaciones de solidaridad y compromiso a favor de los que menos tienen. Y acota el ilustre rotario Anaya: “En mi familia tengo una nieta que inició precisamente con el Club Interact Puerto Vallarta, Ximena Anaya, es de los fundadores de este club y también están José Manuel Anaya y Emmanuel Anaya, integrantes de este mismo club Interact. Y ahora como Rotary Kids inició otra nieta, María José, fue una de las fundadoras, y a mucho orgullo porque como club, la familia enamorada de Rotary vamos dejando la herencia y el gusto por el rotarismo en la familia”.

Sobre su incursión al CRPVS menciona el propio homenajeado: “Fue en 1999, en ese tiempo estaba de presidente Nacho Guzmán y fue precisamente él quien me invitó a participar, hace poco menos de 20 años, y dentro de mi trayectoria dentro del club he estado en diferentes actividades, me tocó participar activamente y aportar también para el primer proyecto de mayor trascendencia como fue el Centro de Integración Juvenil, ahí nos tocó estar buscando el terreno adecuado y posteriormente entre varios de nosotros cooperamos para comprarlo y después ya una mayor participación dentro del grupo para llevarlo a cabo”.

Su grado de participación e involucramiento lo llevó a presidir el club en el período 2010-2011, y manifiesta sobre su sentir en el mismo: “mi permanencia dentro de club, el ambiente que he vivido a través de estos casi 20 años es inigualable. En este club desde que ingresé sentí de inmediato que lo estaba haciendo con una familia, que me estaba integrando a una gran familia, no fue solamente la apreciación mía, fue también la percepción general de mi familia, de mi esposa, mis hijas, mis hijos, inmediatamente percibieron ese ambiente y realmente nos enamoramos de este club, de su gente, por la gran recepción que nos dieron, nos abrieron las puertas”.

El hecho de no conocer a muchos de los integrantes del CRPVS no fue limitante para que le abrieran las puertas de su casa, le brindaran su confianza y el respeto para una sana convivencia entre todos los integrantes y sus familias, por ello reitera que “esa es una de las razones por las que cada día estamos muy enamorados de este club, por el ambiente familiar y la amistad que cada día se sigue fomentando, de una manera u otra y en todos los ámbitos, trabajando, divirtiéndonos, viajando, etcétera”.

Considera que todos los programas del club son importantes y además necesarios, cada uno satisfaciendo esas premisas; particularmente en su calidad de Presidente del Club inició y promovió varios proyectos, entre los que destaca el del agua, con la dotación de plantas potabilizadoras en varias poblaciones como Los Llanitos, El Colorado, El Cantón y Santa Cruz de Quelitán que carecían del vital líquido de forma accesible.

También destaca el programa de música que contribuyó a la formación del grupo orquestal en colaboración con la Universidad del Valle de Atemajac (Univa), institución a la que se dotó alrededor de cien instrumentos de cuerdas, de aliento, percusiones, teclados; construyendo la institución educativa con aulas adecuadas para los ensayos orquestales, además del pago de los profesores, lo que permite la continuidad del programa, beneficiando a más de 250 estudiantes y personas de la sociedad en general, ya que es un programa que se encuentra abierto al público.

También en el campo de la educación y la cultura, se consolidó el grupo musical en la Secundaria 81, institución educativa en la que también fueron entregados instrumentos musicales y ha sido un programa exitoso por los resultados y el número de personas que se han atendido en el mismo; también resalta otro de los programas impulsados durante su gestión en la misma secundaria como fue el programa de mochilas transparentes que contribuyó a la economía de las familias beneficiadas.

Otro programa realizado en colaboración con la Univa, fue el otorgar becas a jóvenes universitarios en conjunto con Becas Vallarta y la propia institución educativa; también se impulsó un programa de intercambio cultural de estudiantes de la Universidad de Lawrenceville (Georgia) con alumnos de Bachillerato de la Univa Puerto Vallarta; así como de la colaboración en actividades de apoyo comunitario de forma conjunta.

En materia de salud, uno de los programas que le genera una gran satisfacción es el relativo al de operación de ojos, con lo cual se logran corregir problemas de la vista en niños y adultos.

En materia de educación, resalta los importantes beneficios aportados para estudiantes de la región a través del programa de becas que ha permitido a muchos jóvenes ahora ser profesionistas, actualmente activos en sus campos de acción; todos agradecidos de la gran oportunidad que se les ha brindado.

Con una claridad de los diversos programas que administra el CRPVS, el señor Anaya Vizcaíno hace referencia al recién concluido programa para la dotación de una antena para proveer el servicio de internet a la comunidad de Las Mesas, esto mejoró las oportunidades para la comunicación y la educación de las personas de la comunidad y zonas aledañas.

El conocido empresario ha incursionado en diversas empresas entre las que destaca en los años 90´s relativa a la telefonía celular en sus inicios en México, y particularmente en Puerto Vallarta se convierte en distribuidores de reconocida marca nacional, siendo pionero en ese ramo por muchos años, fungiendo como centro de atención al cliente, situación que enfrentó en conjunto con la familia, con diversas dificultades en un mercado que recién iniciaba; además de haber incursionado en la política siendo regidor en el trienio 2012 -2015 en la administración del licenciado Ramón Guerrero Martínez.

Originario de Tuxcacuesco, Jalisco, situado al sur del Estado, cercano a San Gabriel, migra a Guadalajara a la edad de los seis años para permanecer durante su infancia y posteriormente llegar a Vallarta hace casi treinta años, estancia que comparte con su familia integrada por su esposa María Isabel Gómez, sus hijos José Alberto, Óscar Gregorio, Carmen Mónica, Elizabeth Guadalupe, José de Jesús Salvador y Esmeralda Isabel, todos ellos originarios de Guadalajara.

.

*Director de la Univa PV.