A la Maestra con amlov

Por Luis Albero Alcaraz

.

COINCIDENCIA HISTÓRICA. Horas antes de que el Tribunal Electoral le otorgara a Andrés Manuel López Obrador la constancia que lo acredita como presidente electo de México el abogado de Elba Esther Gordillo anunció la buena nueva: la maestra ha quedado en libertad absoluta tras ser declarada inocente de todos los cargos que se le acusaba. La noticia no es sorpresa porque está claro que su encarcelamiento fue político y duraría lo que dura el sexenio de su encarcelador, sólo sorprende que se le ponga en libertad antes de que termine el sexenio de Peña Nieto. Tal vez es una de las muchas concesiones que veremos en los próximos meses de parte de Peña Nieto hacia su sucesor. Habría sido decepcionante para algunos Amlovers que fuera el tabasqueño quien le abriera la puerta de prisión a la gordillo, por eso le tocó a Peña Nieto el entripado, el cargar con el enorme desprestigio que implica no haber podido declarar culpable a uno de los personajes más nefastos y corruptos de la historia contemporánea del país. Porque de que había motivos para meter a la cárcel a la maestra los había, porque no hay duda de que utilizó 2 mil millones de pesos propiedad del sindicato de maestros para financiar su carísimo tren de vida. Si por décadas Elba Esther llevó una vida de lujos fue porque el sistema la prohijó, el mismo sistema que la entambó justo cuando ella decidió romper con el sistema. Desde su lujosa cárcel de Polanco la profesora no tuvo obstáculos para pactar con López Obrador y garantizar la tranquilidad en su última etapa de vida.

CON CORAZÓN DE JOVEN. A juzgar por la fotografía filtrada ayer en la prensa nacional Elba Esther Gordillo aprovechó sus numerosas visitas al médico para someterse a una hojalateada que acabó con su aire de mamá de Chucky para parecer una venerable abuelita en su etapa de mayor productividad, lo que garantiza que la maestra será un activo para el nuevo gobierno federal en su lucha por derogar la reforma educativa y aplicar en su lugar un nuevo esquema que beneficie al país sin lastimar los intereses del gremio magisterial, algo que a simple vista parece imposible pero que bajo la lógica de López Obrador es pan comido. Lo interesante es saber cuánto podrá estirar la liga López Obrador sin que su enorme base social empiece a cuestionarlo. La decisión de AMLO de proponer a Manuel Bartlett como futuro director de la CFE provocó severas críticas entre algunos de sus más fervientes seguidores, como Tatiana Clouthier quien fuera su coordinadora de campaña y cuyo hermano acusó al poblano de ser copartícipe en la muerte de su padre Maquío. El actor Gael García, parte activa de un grupo de intelectuales que apoyó con fuerza la candidatura del tabasqueño, también se desmarcó de la decisión, dejando muy claro que la reprobaba. El incidente no es nuevo, previo a la campaña la periodista Elena Poniatowska criticó severamente la decisión de AMLO de aliarse al Partido Encuentro Social, caracterizado por su postura antiaborto. Ninguna de las polémicas decisiones de AMLO le generaron un mayor desgaste, ni siquiera sus deficientes participaciones en los tres debates presidenciales, mucho menos su decisión de invitar a desayunar a su casa al ex candidato del PRI José Antonio Meade, sin embargo es evidente que una vez que arranque el nuevo gobierno y los grandes resultados se retrasen vendrá un obligado desgaste que podría ser de proporciones incalculables.

¿Y SI TENÍAN RAZÓN? ¿Qué necesidad tenía AMLO de invitar a desayunar a Meade luego de haberlo acusado de corrupto durante la campaña? ¿Qué gana con avivar los rumores que sugieren que Meade será el próximo gobernador del Banco de México? Pareciera como si el tabasqueño está ejerciendo a plenitud su liderazgo vertical sobre los millones de mexicanos que lo llevaron al poder, sin preocuparse por la posibilidad de desgastarse. Está claro que López Obrador tiene planeado ganarse un lugar en la historia de México al lado de Benito Juárez y Francisco I. Madero, lo cual en caso de lograrlo no dejará de ser irónico, ya que los primeros llegaron al poder tras jugarse literalmente la vida en los campos de batalla, en cambio El Peje a lo más que ha llegado es a ganarse una descalabrada bloqueando campos petroleros en su natal Tabasco. Si analizamos bien la trayectoria de Andrés Manuel veremos que su gran logro ha sido la perseverancia, el recorrer durante 20 años el país convenciendo personalmente a millones de mexicanos de que él es el indicado para llevar a México a la cuarta transformación. Mientras Juárez, Madero y Cárdenas necesitaron demostrar con hechos su grandeza, a López obrador sólo le bastaron sus palabras, sus libros, sus tesis y sus teorías para llegar a Palacio Nacional. Está por verse si sus palabras se convertirán en hechos y el país finalmente saldrá de su atraso, o si pasará lo mismo que con Fox y Peña Nieto, quienes llegaron al poder con los mejores deseos solo para toparse con una dura realidad que a la larga los convirtió en más de lo mismo.

MALAS COMPAÑÍAS. Seguramente millones de mexicanos esperan que AMLO saque al país del abandono en el que se encuentra, pero creo que nadie espera que lo haga de la mano de personajes como Manuel Bartlett, Elba Esther Gordillo y René Bejarano, quienes han  dado probadas muestras de ser parte del problema, no de la solución. Si el 53% de los electores votó a favor de AMLO se debe en gran medida al desprecio que millónes de mexicanos siente por el PRI y sus candidatos, por eso lo que menos se espera es que AMLO se siente a desayunar amistosamente con el ex candidato del PRI, a quien calificó de un hombre noble. Es probable que en el esquema de AMLO personajes como Elba Esther y José Antonio Meade tengan cabida, pero en la memoria colectiva de los mexicanos ambos personajes representan los más detestables vicios del país. Apostarle al liderazgo y tratar de convertir en ángeles a los demonios debiera ser algo que no pase por la mente de AMLO, no le hace falta, no lo necesita y en cambio el riesgo que corre en caso de fallar es muy elevado. Si algo debimos aprender los mexicanos es que somos capaces de tumbar un régimen sin disparar un tiro, así que el propio López Obrador debe tener muy claro que no tendrá un amplio margen para no dar resultados porque el tamaño del amor será proporcional al tamaño del odio que se gane en caso de que le falle al país.

POSDATA. Lista para regresar a los primeros lugares de la política nacional, Elba Esther Gordillo vuelve a ser la misma de antes y marca agenda, anunciando que será el lunes 20 de agosto cuando aparecerá en público para habar con la prensa de su nueva condición, ya en libertad. No será extraño que en el corto plazo recupere el control del SNTE, sobre todo porque está claro que cuenta con la venia de Andrés Manuel López Obrador.

VOX POPULI. En Jalisco se roban 32 carros cada 24 horas, uno cada 45 minutos. De ese tamaño es la ineptitud de nuestros gobernantes. ¿Y si pusieran a un ladrón al frente de la Secretaría de Seguridad? Digo, un ladrón de verdad, no una rata de cuello blanco, a lo mejor ese sí sabría cómo cortarle las uñas a los malandrines.