CiudadLocal

Vallartenses dividen sus opiniones en torno a calles

El empedrado típico de Puerto Vallarta.

  • .Difieren sobre si debe conservarse la calle empedrada o mirar hacia el concreto.

.

Por José Reyes Burgos 
Puerto Vallarta

.

El empedrado que cubre un 80% de las calles y y pocas avenidas grandes de Puerto Vallarta es sin duda uno de los elementos más distintivos de la ciudad. Pocas y muy contadas son las vialidades que están hechas de concreto hidráulico o asfalto. Y son diversas las razones que han orillado a conservar la “piedra ahogada en cemento”, como también se le conoce, como principal material para componer las arterias viales.

Primero, se encuentra la excusa de mantener la imagen típica de un pueblo, pues el hecho de ser una ciudad que aparenta menor tamaño y edificios viejos y de poca altura, pintados de un solo color y arquitectura homogénea, da un atractivo pintoresco que los turistas reconocen en Puerto Vallarta.

Evidentemente, esta imagen solo se completa en el Centro Histórico, el Malecón y la Zona Romántica. En el resto del área urbana habitada de Vallarta, las casas y edificios comerciales y habitacionales no son diferentes a los de cualquier población rural no tradicional.

Otra razón, es la de permitir la filtración de agua de lluvia hacia el subsuelo, porque de colocar solamente asfalto o concreto, esta no podría escapar y las inundaciones serían peores. El tema divide al final las opiniones de los vallartenses pues unos abogan por convertir todas las calles a concreto mientras otros ven como un riesgo que las piedras dejen de cubrir la tierra.

La pregunta del día de Vallarta Opina fue precisamente si en la opinión de los lectores, el empedrado debía ser remplazado por concreto o asfalto. Con 168 reacciones y 132 comentarios en este post de nuestra cuenta de Facebook, el tema resultó por demás polémico.

Hubo quienes plenamente admitieron que el empedrado en las calles ya no debía seguir existiendo por una elemental razón: el daño que produce a los automóviles de locales y visitantes, ya que las vibraciones causadas desde las llantas al circular sobre las piedras, periódicamente dañan la el eje, la transmisión, desgatan los neumáticos y otras partes mecánicas.

Pero, para muchos otros, la imagen de pueblo que tanto distingue a Puerto Vallarta correría peligro si llega la era del concreto o peor aún, el negro asfalto. Algunos coincidieron en que lo mejor sería reemplazar el actual empedrado por capas nuevas de este pero con mejor calidad, pues es verdad que ya varias calles se encuentran con baches y superficies poco uniformes, tras el desgaste de los años.

No pocos lectores comentaron que, en vez de mantener el empedrado ahogado y sin llegar al extremo de colocar concreto y asfalto, las autoridades deberían colocar adoquines o cemento estampado.

Otra opinión que también fue constante entre los comentarios, fue la de conservar las calles empedradas en el tradicional Centro y Malecón, y a las vialidades del resto de la mancha urbana si reemplazarlas con carpetas de concreto, tal y como ocurrió en el 2016 con la avenida Viena.

.

CONTRASTES

Tal y como pudimos leer, hay quienes sienten desearían ver a este destino turístico con arterias más parecidas a las de las grandes ciudades, y otros que no menos convencidos están de que sin piedras, no hay pueblo, y sin este último el turismo bajaría.