Consejos de una abuelita modernaGente PV

Actitud

Pido a Dios que de nuevo nos inspire a todo el pópulo desesperado e impotente de poder recibir “hoy” ¡justicia!, para que dentro de pocos meses exista en realidad un cambio de actitud en los nuevos nlegidos de mi México Adorado.

.

Por un México mejor

.

“Existen dos maneras de ser engañados: La  1ª. Es creer lo que no es verdad; y la otra es negarse a aceptar lo que es verdad.” Sabias palabras pronunciadas por Soren Kierkegaard, que fue un gran filósofo y teólogo Danés nacido en Copenhague el 5/V/1813 y partió de éste enigmático planeta el 11/XI/1855.

A mediados del siglo pasado, mi mejor  amiga tuvo la fortuna de vivir dentro de una familia muy unida y cariñosa; en un pequeño poblado parecido a un Paraíso Terrenal, ya que con su maravilloso río y esas playas espectaculares, no se conocía el hambre, porque el habitante más flojo con sólo estirar la mano o echar un anzuelo al río o mar… ¡Siempre tenía con que llenar su estómago!, y como dice el dicho: “Barriga llena, corazón contento.“

Como era un pueblo alejado de la famosa civilización, todos  se veían como una gran familia; era un lugar con pobladores amantes, respetuosos, protectores de la naturaleza, de los niños y los ancianos, por cierto muy longevos, por lo sano de  su alimentación…

Había tres primarias, la de gobierno que era mixta, al igual que una particular, y la de las Madres sólo para niñas (con pocas religiosas); donde les enseñaban a amar y respetar a Dios, a su prójimo, a los adultos y ancianos; a la Patria y gobernantes; a cumplir con la Palabra de Honor, obligaciones y ser obedientes; a jugar como todos los niños inocentes sin maldad… ¡Claro que eran traviesos,  pero no irrespetuosos!);  y sólo existía una secundaria mixta.

Ella estudió  con una inolvidable Maestra religiosa de vocación, descendiente de una familia muy rica (hija única), y su padre un  poderoso comerciante… ¡Muy  inconforme por su decisión!…

La religiosa tenía a su cargo dos grupos al mismo tiempo, y como mi amiga tuvo la fortuna de ir siempre en el de menor grado, cuando pasaba al siguiente año escolar y gracias a esa excelente Maestra, para ella… “¡todo era pan comido!”… Y aunque faltaba mucho a clases debido a que era muy enfermiza, porque  desde que tuvo la dicha de arribar a éste enigmático planeta (su madre estaba desahuciada y se opuso a su aborto), su Maestra se encargaba de ponerla siempre al corriente por considerarla un milagro de amor…

Y así creció, en un mundo “Irreal“, hasta que su hermana terminó con la secundaria y como quería seguir estudiando, toda la familia se fue a vivir a la Capital, donde conoció la triste realidad del mundo civilizado…

.

El mundo civilizado

Después de tener una vida muy interesante y llena de experiencias, trabajó mucho para retirarse y vivir en éste maravilloso Paraíso, que le recordaba su pueblo natal; llegó hace años, cuando los habitantes de Bahía de Banderas eran  tan diferentes, compró un terreno, que a un vendedor honrado le ofreció un Médico de Guadalajara; el dueño era un hombre educado con la Palabra de Honor, al que sólo conoció telefónicamente, quien estando fuera de le pidió que le depositara en su cuenta el monto del trato, porque cuando regresara, le pondría el terreno a su nombre. ¡Así lo hizo!, pero como mi amiga no pudo regresar a tiempo, le dio un poder a su hija y ella lo arregló conforme  la Ley.

Comenzó a construir y empezaron los problemas, pues llegó la civilización con la nueva carretera cambiando por completo la forma de ser y pensar en la mayoría de esos buenos habitantes tan honestos y confiables que conoció el siglo pasado, porque por desgracia… ¡entró en ellos esa ambición desmedida!, al ver cómo nuestras Autoridades Elegidas para Servir al Pueblo… ¡Se dedicaron a robar y vender impunemente a los extranjeros lo que por “Ley era invendible”!… ¡Los astutos sólo siguieron su ejemplo!… Está a punto de perder un terreno que compró con los ahorros de su vida (pero un amigo honrado la está ayudando a rescatarlo). Perdió todo su dinero y le robaron (todos vivían con puertas y ventanas abiertas, ahora, los ladrones libres y el pueblo tras las rejas), casi pierde su casa (gracias a otro amigo médico la recuperó); ahora otro poderoso se robó la única entrada empedrada que hizo para entrar a su casa, dejándole un camino de tierra muy peligroso, sobre todo en época de lluvia, pues lo subió a más de dos metros… ¡Es mortal!

El amigo que la está ayudando a recuperar su terreno, le dijo hace días: “Tu actitud” está alejando a los que te queremos ayudar… Le agradeció en el alma sus palabras, porque después de haber confiado en sus semejantes toda su vida y respetado su palabra de honor, tal como le enseñaron en su infancia… ¡Ahora hasta “el jocoque le quema”!; por desgracia, él tiene razón, porque mi amiga era la mujer más ecuánime, pero con tantos problemas e injusticias vividas… ¡La están cambiando!… A pesar de todo, sus palabras le han hecho recapacitar, por lo tanto, pidió perdón a los que inconscientemente ha dañado.

Eso me hace recordar de nuevo, las sabias palabras de Kierkegaard: “La dificultad inspira a los nobles de corazón”… Por eso pido a Dios que de nuevo nos inspire a todo el pópulo desesperado e impotente del poder recibir hoy ¡justicia!, para que dentro de pocos meses… ¡Exista en realidad un cambio de actitud, en los Nuevos Elegidos de mi México Adorado, y podamos recuperar hasta la confianza perdida en las Leyes y Gobernantes!

.

Cariñosamente Ana I.