Gente PVRed Interna

Consideraciones vallartenses

  • Dada la cantidad de construcciones que se siguen autorizando con crecimiento vertical sobre todo en la zona de la colonia Emiliano Zapata, Conchas Chinas y Amapas van a llegar a ser insuficientes los servicios de alcantarillado y agua potable.
  • Hoy en día en el paseo peatonal se abusa, tiene uno que estar esquivando a quienes lo usan circulando en sus bicicletas y patines motorizados poniendo en peligro a los usuarios.
  • No cabe la menor duda que somos un lugar bendecido por Dios que desde nuestros orígenes se distinguió por ser un verdadero vergel, su bahía de más de 1,300 km cuadrados que amurallan a sus pobladores.
  • Tristeza me da también que constantemente la plaza de armas se abre para el comercio en general y la vendimia, sobre todo la de comida sin tener las instalaciones adecuadas, dejando un olor mezclado entre manteca y aceite en la preparación de alimentos y antojitos mexicanos.

Por Humberto Famanía Ortega

.

Cuando recordamos momentos de alegría y de tristeza, evocamos a nuestra mente para analizar con exactitud los orígenes de dichos pensamientos, algunas veces tengo oportunidad de caminar por el paseo peatonal llamado malecón, y es ahí donde brotan infinidad de imágenes desde mi niñez hasta ahora.

Al momento de mirar las olas y esas playas con sus rocas que siguen presentes, testigos fieles del tiempo que no pasa por ellas, y ahí están a pesar de las  transformaciones de nuestro hermoso destino, que lucramos haciendo a un  lado la conciencia para seguir sin tregua alguna abusando de su propia naturaleza.

En esos mismos espacios cruzan millones de personas año con año, porque definitivamente quienes no visitan su centro y su malecón no conocen Puerto Vallarta Jalisco. Es aquí donde se mezclan todas las clases sociales, es un lugar de encuentro y convivio se siente una gran energía.

.

Atención en el centro

Resultaría muy importante el volver a proyectar una modificación a su estructura ganándole terrenos al mar y abriendo nuevamente la calle del Paseo Díaz Ordaz, existen estudios donde se daría mayor movimiento a esa zona. Nuestro centro necesita de mayor movilidad en sus calles, constantemente su circulación se ve afectada ahora ya están creando derechos los negocios que colindan a sus áreas de actividades motivadas por la autoridad, va a ser difícil lograr acuerdos porque simplemente afectan sus intereses.

Tristeza me da también que constantemente la plaza de armas se abre para el comercio en general y la vendimia, sobre todo la de comida sin tener las instalaciones adecuadas, dejando un olor mezclado entre manteca y aceite en la preparación de alimentos y antojitos mexicanos, observen su piso lleno de manchas. Es tiempo de tener una mayor regulación en este tipo de eventos, si no, el destino lo vamos a malbaratar, estoy de acuerdo que en determinadas fechas se facilite para muestras artesanales, culturales y gastronómicas, pero con orden y respeto.

Hoy en día en el paseo peatonal se abusa, tiene uno que estar esquivando a quienes lo usan circulando en sus bicicletas y patines motorizados poniendo en peligro a los usuarios, no entiendo de quién fue la brillante idea, ahora todo es comercio, siendo un lugar de sano esparcimiento hoy convertido en ambulantaje. Todo se puede hacer pero con disciplina y aplicando reglamentos que protejan a los ciudadanos y turistas. Sabemos que cada día crecemos en todos los aspectos pero lo importante es no perder identidad y el orgullo de ser patas saladas vallartenses.

.

Necesarias acciones de rescate

Pues bien, es tiempo de poner en su lugar a quienes están lucrando de una forma egoísta en nuestro paraíso que sigue por mantenerse en las preferencias de los turistas tanto nacionales como internacionales. No cabe la menor duda que somos un lugar bendecido por Dios que desde nuestros orígenes se distinguió por ser un verdadero vergel, su bahía de más de 1,300 km cuadrados que amurallan a sus pobladores. Sus ríos y riachuelos que alimentan a su flora y fauna, es tiempo de protegerlos cuidando sus cauces para que los alimentos lleguen a su destino, manjar sagrado de muchas especies que viven en su afluente y el mar.

Hace unos años presentamos un proyecto de muelles en la bahía para facilitar el transporte del norte, centro y sur de la ciudad. Es tiempo de ejecutarlos bajo una planeación adecuada que motive su uso sería un atractivo turístico y facilitaría el tránsito. Tenemos un mar profundo y su quietud es motivada por este mar que conserva su armonía. El obtener embarcaciones seguras con todos los servicios aumentando la oferta de atractivos otorgando comunicación constante y fluir más la movilidad de todos. Tenemos una de las avenidas naturales amplias y más hermosas, todo es cuestión de creatividad para llevar a cabo esta nueva oferta.

Urgente el hecho de gestionar lo más pronto posible el libramiento de la ciudad para dar salida a la autopista que ya nos pisa los talones, si no, vamos a quedar encajonados y resultará un cuello de botella, pues no veo ningún avance, lo único que existe son indicadores donde supuestamente pasará. Lugares de estacionamiento para trasporte de autobuses, ya que se estacionan en las calles provocando verdaderas molestias, sin lugar a dudas tenemos que darles las facilidades para seguir recibiendo a miles de turistas que vienen a favorecernos en la economía local. Regulación del transporte que es necesario con rutas donde dichas unidades se conserven y las vías de acceso sean las adecuadas, creando vialidades mejor conservadas.

.

Urbanización descontrolada

Dada la cantidad de construcciones que se siguen autorizando con crecimiento vertical sobre todo en la zona de la colonia Emiliano Zapata, Conchas Chinas y Amapas van a llegar a ser insuficientes los servicios de alcantarillado y agua potable, estamos a tiempo de hacer una cirugía mayor programada para cambiar la tubería que no tarda en colapsar. Son obras necesarias y de seguridad sanitaria, que sin lugar a duda representa una mayor atracción a los inversionistas y a los turistas el saber que gozamos con excelentes servicios que garantizan el crecimiento de nuestra infraestructura para bien de los pobladores y turistas.

Pues bien estimados lectores, son muchas las necesidades que tenemos en nuestro municipio, conviene hacer algunas revisiones del plan de desarrollo municipal para tener un punto de vista más objetivo, y hacer que las cosas sucedan en su exacta dimensión. Siempre he dicho que el poder servir conlleva emoción, entrega, creatividad y honestidad, hacemos votos para que esta nueva administración municipal llegue con nuevos bríos, pero sobre todo con sentido de humanidad y gobierno para todos.

El esfuerzo es un valor con el que no se nace, es obligación de los padres trasmitirlo a los hijos, ya que es un entrenamiento para toda la vida. Este consiste en la creación de buenos hábitos y responsabilidades a  través de la constancia. Al enseñarlo se trasmiten además otros valores primordiales, como la tolerancia, fortaleza, paciencia y generosidad.

.

-.Eduquemos a nuestros jóvenes a hacer las cosas con esmero, dedicación, esfuerzo y prontitud, inculcándoles el amor a esta tierra prodigiosa que reclama mayor atención y entrega.-