DIF de Bahía entregará más aparatos auditivos

No hay límite de edad para aplicar por una audiometría.

.

  • El programa “Mi esperanza es Escuchar”, junto con Lions International y la Fundación Starkey, realizarán este sábado 11 las audiometrías

.

Por Redacción
Riviera Nayarit

.

El sistema DIF Bahía de Banderas, que encabeza la señora Ana Esperanza Berumen de Cuevas, emprendió junto con Lions Internacional, una nueva campaña de audiometrías y auxiliares auditivos para cualquier persona de escasos recursos que requiera el apoyo, todo ello después de la primera exitosa campaña que se hizo posible en la región gracias al Club de Leones y a la fundación Starkey.

Las valoraciones para auxiliares auditivos tendrán lugar mañana sábado 11 de agosto a partir de las 9 de la mañana y las realizará el Audiólogo Enrique Rodríguez Medrano en las instalaciones de DIF en Valle de Banderas.

Los requisitos para integrar el expediente y poder recibir la valoración del audiólogo el sábado, es presentarse este viernes 10 en Trabajo Social del DIF en Valle, de 9 de la mañana a 2 de la tarde. El paciente deberá presentar acta de nacimiento, CURP, credencial del INE quienes sean pacientes mayores de edad y un comprobante de domicilio. No hay límite de edad.

El aparato auditivo no tiene ningún costo, pues son donados por la fundación Starkey. Existe una cuota de recuperación de $300.00 que son dirigidos a la fundación, y esto incluye la valoración médica por parte del especialista, quien además utiliza todo su equipo para entregar los resultados clínicos exactos y confiables, con los cuales será programado su auxiliar auditivo.

El compromiso del DIF Bahía es facilitar a quienes más lo necesitan este tipo de apoyos que definitivamente cambian vidas, pues tanto a los niños y jóvenes en edad de estudiar como a los adultos en edad productiva, así como a los jóvenes de la tercera edad, les aumenta la calidad de vida al facilitarles la comunicación con su entorno y sus seres queridos.

.

Pérdida de la audición.

Se debe recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que la hipoacusia (pérdida auditiva mayor de 25 dB) es cada vez mayor. En el 2005 osciló en 560 millones de personas y se estimaron más de 700 millones en 2015; mientras que para el 2025 se calculan cerca de 900 millones. Análisis realizados en Canadá, Estados Unidos y Europa informan que hoy la audición se empieza a perder en promedio a partir de los 20 años, por lo que cada vez es más frecuente en gente joven. La pérdida de audición bilateral durante la infancia incluye el deterioro permanente en las habilidades lingüísticas y retraso en el desarrollo social. La discapacidad auditiva es especialmente evidente en los niños con pérdidas severas y profundas. Los costos de atención y educación de un niño con pérdida de audición son 3 veces mayores a los de un niño con audición normal. En los infantes aproximadamente 25 % de los casos son de origen genético, otro 25 % está asociado a factores de riesgo no genético, y en el 50 % restante la causa puede no ser determinada.