A 48 años de distancia

Luis Medina.

.

Para quienes llegamos a avecindarnos en Puerto Vallarta es importante tener presente la historia de los grandes acontecimientos. Hace 48 años fue la visita de Richard Nixon presidente de los Estados Unidos a Puerto Vallarta para entrevistarse con el presidente de México Gustavo Díaz Ordaz.

El tema además de la entrevista fue la entrega de El Chamizal en Ciudad Juárez. Esto fue un 20 de agosto de 1970. El tema fue el contenido de la reunión convocada por Vallarta Opina y el Licenciado Miguel Ángel Rodríguez Curiel, se contó con la presencia de dos periodistas contemporáneos de Don Francisco Medina Ascencio, el gobernador de Jalisco a quien se le debe recordar muchísimos años como el gobernador que más obra entrego a Puerto Vallarta. Las historias contadas por ellos fueron remembranzas de esa amistad con el gobernante jalisciense. Recordamos especialmente la de Luis Medina y las anécdotas que se vivieron durante el tiempo que estuvieron como reporteros cerca del gobernante, quien les brindo su amistad.

Tocó a Luis Reyes Brambila cerrar la conferencia. Siempre ameno, siempre chispeante, quien además de recordar sus años de reportero en El Sol de Guadalajara contó la anécdota que mucho se comentó en esos momentos por todos los que estuvimos presentes, además de comentarla fue recordar los nacientes tiempos de la política en Puerto Vallarta.

Esta anécdota me hizo recordar a un excelente amigo, Oscar Rosales quien fue presidente municipal de 1965 a 1967, recordé también en esa anécdota a quien fue secretario general del STIRT en Jalisco Ramón Cano. Sin duda, el mejor político, el mejor ejecutivo, quien más hizo por los trabajadores de la radio y la televisión en Jalisco y desde luego en Puerto Vallarta.

La anécdota para elegir al candidato del PRI en esos años previos, o sea en 1968 fue muy sencilla pero muy simpática. La duda fue la selección del candidato cuando ya se hablaba de los grupos políticos vallartenses, fue sencilla la selección, se nombró como candidato al personaje más popular de Puerto Vallarta en todo momento, Don José Vázquez Galván lo era sin duda, el único problema que hizo reír a los presentes es que le gustaba empinar el codo.

Federico Vázquez el hijo de Don José destaco también en Puerto Vallarta, su relación de amistad con todo mundo lo hizo un personaje hasta los años primeros de este nuevo siglo que nos ha tocado vivir. Desde estas líneas envío un saludo muy afectuoso a Federico Vázquez, a Humberto Famanía, a Chito Famanía y al doctor Luis Famanía quienes nos favorecieron con su amistad desde que llegamos en aquel año de 1981. Salud y bendiciones para todos ellos de mi parte y de parte de mi familia, gracias por esa gran amistad.