El Lago de Tos-Cano

Versos culinarios para pasar el rato,
por Francisco Toscano.

.

Se cumplió el viejo adagio:
“Todo por servir se acaba.”
Fue lo que le pasó al PRIAN,
que de su suerte abusaba.
Como el Monterrey cayeron
ante una águila morena.
No llegaron al almuerzo,
mucho menos a la cena.

Fueron cinco los sexenios
que les duró el amasiato.
El Jefe Ciego, el Chupacabras,
dizque fueron los del trato.

Se olvidó el nacionalismo,
vender todo fue su afán.
Me refiero, desde luego
a los del PRI y los del PAN,

Ahora vagan en penumbras,
derrotados, sorprendidos,
pero nomás no devulven
tantos bienes mal habidos.