Canopy River, una comunidad emprendedora y sustentable

Siempre da más de que lo esperan de ti.
– Larry Page.

.

Por Mtro. Luís Ignacio Zúñiga Bobadilla (*)
luis.zuniga@univa.mx

.

Fundado en 1940, la comunidad del Jorullo que cuenta con 180 habitantes y 157 ejidatarios, es parte de la Asociación de Selvicultores Costa Norte Jalisco, dedicada  de forma prioritaria al cultivo de distintas semillas a través de una técnica de siembra adaptada a la zona montañosa y cuya distribución se realiza en Puerto Vallarta y sus alrededores.

Otra de las actividades que se desarrolla en la comunidad, está relacionada con las artesanías elaboradas a partir de madera y pieles para la fabricación de centros de mesa hasta figuras talladas en otro tipo de materiales, así como accesorios para vestimenta.

Sin embargo la actividad principal está relacionada con el ecoturismo, debido a las bellezas naturales que se pueden apreciar en los alrededores y a la biodiversidad que en su contraste entre la montaña y la playa, genera un gran atractivo tanto para locales como para el turismo internacional, lo que convierte al ejido en una joya inigualable  de México.

Como organización su misión claramente definida establece lo siguiente: “Nosotros somos una cooperativa unida, solida y sustentable, con un equipo de colaboradores calificados y comprometidos, que conservamos y protegemos nuestro ecosistema, dedicados a crear nuevas experiencias en nuestros visitantes logrando que vivan los mejores momentos de su vida, despertando las más grandes emociones en comunión espiritual con la naturaleza, en un ambiente paradisiaco, natural, que motiven a la aventura increíble y segura, superando sus expectativas”.

Se trata de una suma de esfuerzos y compromiso de sus integrantes para entregar a sus clientes, una experiencia que satisface las más altas expectativas de sus visitantes en un entorno natural y privilegiando el cuidado del medio ambiente.

Su visión establece  “llegar a ser una empresa ejemplar en el ramo del ecoturismo reconocida a nivel nacional e internacional. Creciendo siempre fortalecida y unida, generando empleos y contribuyendo con nuestra comunidad, logrando nuestros sueños con los más altos estándares de calidad y con énfasis en la inversión aplicada en la innovación de las actividades, logrando posicionarnos en la mente de nuestros visitantes”.

Se trata de una empresa ecoturística mexicana y con gran compromiso por el cuidado del medio ambiente y socialmente responsable, la distingue  su preocupación por el cuidado del planeta asesorada por la Comisión Nacional Forestal de México, observa las disposiciones normativa en materia del cuidado de la naturaleza y que busca la preservación de las tradiciones mexicanas, conscientes de que los árboles no tiene que desaparecer con el fin de experimentar emoción y aventura en las diversas actividades que se realizan.

Actividades que van desde el llamado “Zip Line” en un recorrido que deja sentir adrenalina! a toda velocidad a 200 metros por encima del río, entre las copas de los árboles, majestuoso paisaje que ofrecen los alrededores, recorrido que concluye a bordo de unas mulas.

Otro de los atractivos interesantes es el denominado “Jorullo Bridge” que se  trata de una  aventura caminando en un circuito de 8 km para adentrarse en las montañas de la sierra madre occidental, como una magnifica manera de explorar la extensa flora y fauna única en la región como lo es la variedad de orquídeas, coapinoles, parota, entre otros, que cubren las montañas; así mismo se pueden apreciar las innumerables especies de pericos y guacamayas.

El recorrido también permite disfrutar de las aguas cristalinas de la cascada “El Salto”, nadar, refrescarse y cruzar el puente colgante vehicular más largo del mundo, con 470 metros de largo y a 150 metros sobre el río Cuale.

Uno más de los diversos atractivos que ofrece esa gran empresa es el denominado Fiesta in the mountains es una experiencia creada con el fin de dar a conocer las tradiciones y costumbres del estado de Jalisco a los visitantes de Puerto Vallarta. Se trata de un recorrido de 40 minutos rio arriba atravesando por áreas rurales para disfrutar de una fiesta de casi una hora  llena de diversión con una colorida Feria y sus tradicionales juegos, ricos tacos y botanas  acompañadas por aguas frescas, sodas y bebidas diversas; además de la fiesta en el Rodeo con  las tradiciones de las charrerías, concursos y montas, todo ello acompañado de una exquisita cena, con platillos tradicionales mexicanos como son: Chiles rellenos, Tamales, arrachera, fajitas, Nopales y más; para concluir la fiesta con 45 Mariachi en vivo, show de caballo bailador, demostración de floreo de soga, baile, sorpresas y más. Todo hace de Canopy River una comunidad emprendedora y sustentable.

.

(*) Director de la UNIVA-PV.