Consejos de una abuelita modernaGente PV

El sufrimiento del pueblo sin recursos

Por un México mejor

.

Mientras los poderosos políticos salen libres de esas cárceles V.I.P. en las que gracias a las fabulosas nuevas leyes, reciben igual trato humano que todos los reos enfermos tienen, pues sin distinción alguna los envían a esos hospitales privados para que se atiendan lo más pronto posible, y en caso o “cazuela” de que lleguen a necesitar atención extra… ¡los envían a su casa! pero “con su arresto domiciliario” y con la misma dieta alimenticia a la que todos los reos gustosos consumen trabajen o no ahí; ya que nuestros impuestos también se ocupan para sostener esos lugares tan limpios y educativos para la readaptación social de todos los que tomaron la equivocada decisión de un mal camino… Pero se la pasan tan bien que algunos pueden salir, incluso de los de ”alta peligrosidad“, ¡y sin ser vistos!

Aunque existan muchos reos que padecen “el sufrimiento del pueblo sin recursos“, eso no impide que sigan felizmente en las cárceles esperando el ‘juicio justo de las nuevas leyes“, y en cuanto se recuperan, después de su arresto domiciliario, ¡los regresan a las confortables cárceles porque extrañan ese trato digno y las suculentas comidas que siempre les dan!

A mí no me lo crean, pero dicen las lenguas envidiosas que hasta la famosa estatuilla de esa hermosa mujer cargando una balanza y con un lienzo tapándole los ojos, que representa a  una “justicia ciega“, gracia$ a la$ nueva$ leye$ “a favor de todo$ lo$ ciudadano$ $in di$tinción alguna”, a vece$ $in que $e den cuenta los juece$, ¡la estatua traviesa se destapa el ojo derecho para comprobar $i la balanza “r$tá bien equilibrada en amba$ charola$“. Gracias a eso evitan “el sufrimiento del pueblo sin recursos“… Por eso pusieron en los “nuevos libros” gratuitos de la Secretaría de Educación Pública, aparte de varios errores ortográficos, ¡la mano de un político corrupto acostumbrado a tomar un poquito más de todo!

Ahora sí comprendo por qué un candidato con gran insistencia proponía… ¡el cortar todas esas manos!

Y hablando de candidatos, estoy casi segura de que todos ellos y ellas, quienes  gastaron buen capital a pesar  del “sufrimiento del pueblo sin recursos” para sus famosas campañas, como no se postularon para sus intereses personales, sino por amor hacia mi adorada patria y gente, no creo que sean tan “canallas” de abandonarnos para irse a vivir al extranjero con toda su familia, para que sus hijos asistan a esas escuelas donde no les permiten ni hablar en español, y mucho menos con el Gran Presidente ¡que nos considera animales! (gracias a Dios sus suegros ya dejaron de serlo).

Cuando más los necesitamos a todos unidos y trabajando en pro de nuestro vejado país, que se encuentra cada día más violenttado e impotente, en manos de algunos narcopolíticos y extranjeros que con el pretexto de abrir “numerosas fuentes de trabajo para todos los desempleados”, ¡nos han esclavizado de nuevo en nuestro propio país!, pues como estamos sujetos a sus reglas, con esos  fabulosos “sueldos mínimos“, que de seguro nos alcanzan para “dar, prestar y regalar”, ¡si no obedecemos nos despiden!, sólo basta recordar el buen trato que se les da a nuestros mineros, además del “sufrimiento del pueblo sin recursos”, que día a día aumenta y muere de inanición, impotencia por tanta delincuencia o gran desesperación…

Fuera de esos reclusorios, aquellos ciudadanos que se jactan de ser libres y tener esas fabulosas y muy bien remuneradas fuentes de trabajo, aunque parezca una misión imposible, las patrullas detienen muchas camionetas de redilas llenas de obreros.

Los obreros, la mayoría descendiente de nuestra bella y recia raza de bronce, que por necesidad después de un día de arduo trabajo, tienen que transportarse en esos vehículos, como si fueran reses, a pesar de su cansancio y estar expuestos todo el día a las inclemencias del tiempo, ¡en el único empleo, que lograron obtener para que sus familias no mueran de hambre!

Ya que si todos los días gastaran en los camiones que tienen que tomar para poder ir a laborar… ¡Se quedaría toda su familia sin que comer!, aunque la mayoría de los patrulleros viven de la misma forma, por eso creo que no se vale sacar esas jugosas multas a costa del “sufrimiento del pueblo sin recursos“

Habiendo tantos políticos ladrones y corruptos que mo$trando lo podero$o$ que son… ¡hasta los ayudan a controlar el tráfico de esos camiones materialistas para que sus suntuosas obras tengan acceso rápido!, sin importar la obstrucción de la vía pública, ni el daño causado a los vecinos…

Pidamos con todo el corazón para que los que se van hasta diciembre ya no pidan más préstamos extranjeros, impagables, y no sigan riéndose del sufrimiento del pueblo sin recursos…

Cariñosamente Ana I.

  1. Los poderosos políticos salen libres de esas cárceles V.I.P. gracias a las fabulosas nuevas leyes para que se atiendan lo más pronto posible