La herencia de Rafa Cervantes

Por Luis Alberto Alcaraz

.

MALOS RECUERDOS. Uno juraría que hay cosas que terminarán con la muerte, pero no siempre es así. El lamentable paso de Rafael Cervantes Padilla por la política de Bahía de Banderas sigue generando consecuencias más allá de su inesperada desaparición física. Sin duda que Rafa era un buen hombre, aunque ya traía en su historial aspectos que advertían de lo malo que podría ser para él y para su pueblo el hecho de que consiguiera el poder. Para su desgracia pagó un alto costo por cumplir su sueño de ser presidente municipal de Bahía de Banderas sin importar las formas. Su paso por la alcaldía fue desastroso, y como muestra está ahí el enorme elefante blanco de tablarroca que por su decisión intentó ser la nueva presidencia municipal de Bahía. Pero la muerte es tan generosa que a la hora de rendir cuentas al Creador se olvidan los pecados y se resaltan las virtudes, lo que permite que muy pocos en Bahía recuerden a Rafael Cervantes Padilla como uno de los alcaldes más corruptos que ha tenido el municipio en su corta historia, honor que irónicamente le disputa su cuñado José Gómez Pérez, quien también ya pagó en las urnas parte de los muchos abusos que cometió en el ejercicio del poder municipal. La prematura muerte de Rafael Cervantes ayudó en mucho a que el juicio de la historia le fuera generoso, sin embargo ahora resulta que su herencia permanece a través de su viuda, una venerable mujer que suplica al ayuntamiento de Bahía de Banderas que le permita ponerse al corriente con las contribuciones fiscales que tiene el lienzo charro de San José del Valle.

.

MONUMENTO A LA CORRUPCIÓN. No queda claro, al menos desde la lejanía, a forma en que un enorme terreno con un lienzo charro que era propiedad del ejido de San José terminó a manos de un particular que coincidentemente era presidente municipal. Mucho menos está clara la forma en que el modesto lienzo charro fue rehabilitado como una moderna arena pomposamente llamada Riviera Nayarit mediante un evidente desvío de recursos públicos. La protección política que el entonces gobernador Roberto Sandoval Castañeda le brindó al entonces alcalde Rafa Cervantes sirvió para cubrir con un manto de impunidad todas las irregularidades cometidas en torno a este polémico edificio asentado en el corazón del San José del Valle, un predio que evidentemente vale millones y que hoy pretende seguir siendo una fábrica de dinero en beneficio de los herederos de Rafael Cervantes, ahora representados por su viuda Cuquita Gómez Pérez, quien como si fuera una indefensa mujer suplica al Ayuntamiento encabezado por Jaime Cuevas Tello que le reciba los pagos atrasados y le permita seguir operando como lo que es, según la leyenda que adorna la entrada principal del inmueble: “la casa de los grandes eventos”. Si la muerte de Rafa Cervantes sirvió para apaciguar los grandes odios y resentimientos que generosamente sembró durante su paso por la alcaldía, no debe ser motivo para traspasar la impunidad hacia sus herederos, quienes deben responder también por sus excesos.

.

DE ESPALDAS A LA LEY. Confiada seguramente en su condición de venerable viuda, doña Cuquita pretende seguir ganándose la vida explotando comercialmente una propiedad que de mala forma se agenció su finado esposo, sin embargo ha encontrado algunos pequeños obstáculos que ojalá nunca termine de sortear. El pasado 18 de abril el Ayuntamiento de Bahía colocó sellos de clausura en las puertas del inmueble que se preparaba para un gran evento masivo, el motivo fue la falta de licencia municipal para ofrecer este tipo de espectáculos. Meses después pasó lo mismo con el concierto de Pancho Barraza que los administradores de la arena promocionaron a lo grande sin contar con los permisos correspondientes. Ignoro si al final Jaime Cuevas terminó cediendo a las súplicas de la viuda, lo cual no me extrañaría si recordamos que el médico también es muy proclive a las negociaciones en lo oscurito cuando le representan ganancias personales, tal y como lo hizo con las concesiones de la basura, el relleno sanitario y los puentes peatonales que exhiben publicidad en la carretera Tepic-Puerto Vallarta, donde curiosamente sobrevive otro negocio generado al amparo del poder durante el trienio de Rafa Cervantes, el de las vallas publicitarias instaladas en áreas públicas sobre el bulevar Riviera Nayarit, como pomposamente se bautizó a la carretera Tepic-Vallarta.

.

ASOCIACIONES SOSPECHOSAS. Aparte de haber sido esposa de Rafael Cervantes Padilla, la señora Cuquita Gómez Pérez es hermana del ex alcalde José Gómez, por eso no extraña que ahora sea una exitosa promotora de eventos populares en la arena que le heredara su finado esposo. Al mismo tiempo se ostenta como representante de Carnes Selectas de Nayarit, una ostentosa carnicería que de la noche a la mañana empezó a operar en Bahía de Banderas en medio de una gran campaña de marketing, aunque extrañamente esa empresa dedica gran parte de su tiempo y su dinero a organizar bailes masivos en el lienzo charro Arena Riviera Nayarit, lo que explica la decisión de José Gómez de poner a la venta su Explanada Mariana, utilizando a su hermana Cuquita para dar la cara como organizadora de estos eventos. Miles de habitantes de Bahía de Banderas esperaban que con la muerte de Rafael Cervantes Padilla y el fracaso político de José Gómez finalmente se libraran de estos depredadores, pero está visto que hay males que ni siquiera la muerte es capaz de solucionar. La única esperanza que tienen radica en que Jaime Cuevas se faje los pantalones y les aplique la ley sin distingos. Igualmente albergan la esperanza de que se haga justicia y se castigue el despojo que sufrieron cuando Rafael Cervantes Padilla literalmente se robó el lienzo charro de San José de Valle.

.

POSDATA. “Hay gente que en vez de ponerse a trabajar quiere quedar bien con la sociedad echándole mentiras”, dijo el famoso Layín tras su primera comparecencia por el proceso penal que enfrenta por la venta del aeropuerto de San Blas. El polémico ex presidente municipal que se hiciera famoso a nivel mundial luego de declarar que había robado “pero nomás poquito” parece haber aprendido la lección, porque ahora presume que durante su administración se dedicó a trabajar, “no a robarle nada a nadie”. Bien dicen que el miedo no anda en burro.

.

VOX POPULI. Excelente la decisión del gobernador, Antonio Echevarría, al ordenar el retiro de tres letreros colocados en la vía pública que indicaban la forma de llegar al desarrollo Biósfera, propiedad del grupo empresarial Álica. Era más que evidente que los letreros fueron hechos con recursos públicos, lo que hizo que el mandatario se adelantara a las críticas y ordenara su retiro, lamentando que por el afán de quedar bien con el gobernador algunas personas incurrieran en una evidente irregularidad.