Canadá y EU piden informes de ataque

Los servicios médicos forenses se hicieron cargo del cuerpo el día de los hechos.

.

  •  La víctima mortal del incidente era de nacionalidad estadounidense, en tanto el hombre que resultó herido es canadiense.

.

Por Marisela Muñoz
Guadalajara

.

El fiscal Raúl Sánchez Jiménez afirmó que las embajadas de Estados Unidos y Canadá, países de los que eran originarias las dos víctimas de la agresión a balazos que se registró el pasado miércoles en un centro comercial ubicado en avenida Américas, en Guadalajara, pidieron a la dependencia informes sobre lo ocurrido.

El funcionario estatal destacó que hasta el momento los cuerpos de los extranjeros asesinados no han sido reclamados.

Explicó que entre 10 y 15 personas armadas los atacaron cuando se dirigían a la plaza acompañados de otro hombre y una mujer.

A la mujer se le identificó por las cámaras y se solicitó su declaración. Después quedó en libertad. Ella quedó ilesa mientras que el otro acompañante escapó. En el lugar quedaron 142 casquillos tirados y dos balas sin percutir.

Sobre el móvil de la agresión, que se le atribuyó al crimen organizado, Sánchez Jiménez insistió en que las investigaciones continúan.

Cabe recordar que la ejecución del hombre, de entre 30 a 35 años de edad, ocurrió alrededor de las 21:00 horas del pasado miércoles, en el cruce de la avenida Américas y la calle Sao Paulo, donde varios sujetos con armas largas dispararon de manera directa contra el canadiense que caminaba por la banqueta de la plaza. Su cuerpo quedó tendido a la entrada del pasillo principal.

A este mismo sujeto intentaron asesinarlo en una cafetería ubicada en plaza Península de Puerto Vallarta hace un par de años, pero logró escapar de sus ejecutores por la zona del estacionamiento.

Igualmente otras tres personas resultaron heridas, de las cuales una se vio lesionada por una bala perdida y una más por una esquirla.

Sólo uno de los lesionados fue trasladado en estado grave para recibir atención médica, pero un par de días después murió dentro del Hospital Civil Fray Antonio Alcalde, donde era atendido por las lesiones de bala ocasionadas durante el tiroteo, en el que resultó herido tras recibir varios disparos en el cráneo, pecho y brazos.

Según la Fiscalía general, se trató de un hombre de 45 años y de nacionalidad mexicoamericano; las otras dos personas fueron ajenas a la situación, pero igualmente fueron heridas: fueron un vigilante, con un rozón en cabeza y mano, y un ciudadano herido en una pierna.