Gente PVRed Interna

Palabra de honor

Convoco a hacer vibrar la palabra de honor para poder decir a los cuatro vientos que somos seres humanos conscientes de nuestro quehacer cotidiano para seguir creando una Patria noble y generosa.

.

Por Humberto Famanía Ortega

.

Siempre he admirado en mi vida el crédito a la palabra en todas sus facetas, es lo que más escasea en estos tiempos de tantas innovaciones tecnológicas que ayudan a un progreso mal estructurado. Sostener todos aquellos compromisos adquiridos con la sociedad en forma oral debe respetarse tanto en el sector público, privado y social. Hoy en día sufrimos los estragos de la mala calidad moral de la que estamos inmersos por no aplicar sus principios básicos. Son tiempos de hacer un alto en la vida para analizar minuciosamente del porqué de nuestro comportamiento ante un mundo que por nuestra causa esta convulsionándose.

Vemos constantemente en los medios de comunicación horrores de los comportamientos de ser humano; crímenes, drogadicción, alcoholismo desenfrenado, corrupcion, impunidad y toda una serie de actos contrarios a los principios morales. La obligación es de todos, faltan liderazgos firmes con convicción que hagan que las cosas sucedan bajo una guía firme. Tenemos que hacer un frente común donde los medios jueguen un papel primordial, ya que son estos los que introducen algunos vicios en el momento que los fomentan cuando los publican.

Por ejemplo, en programas de televisoras en los que en sus contenidos muestran series predominando sexo, violencia, además de palabras inapropiadas que perjudican psicológicamente a los telescuchas.

Podemos abundar en miles de ejemplos en otros medios de comunicación; aquí lo esencial radica en crear una nueva forma de productividad que conlleve estímulos para su superación. Estoy de acuerdo en medir capacidad, pero también es muy esencial el comportamiento de cada individuo, ya que la forma de crear personalidad radica mucho en la obtención de buenos principios. Es por eso que se requiere evaluar desde la niñez la forma de conducta para lograr coadyuvar de manera activa y positiva en el ánimo y comportamiento de todas las personas.

También es sabido que el valor, sensibilidad y esfuerzo de la ciudadanía, ha mostrado en momentos difíciles solidaridad ejemplar. Esto quiere decir que existe nobleza en el pueblo mexicano, lo llevamos en los genes al grado que sentimos orgullo. Ahora toca desplazarlo y convertirlo en superación personal, donde el gobierno y la iniciativa privada logren estímulos suficientes que hagan crear una competencia constructiva que reactive la ambición por obtener mejor calidad de vida. Es tiempo de mostrar generosidad para atenuar la rabia social que aún prevalece por tantas injusticias y podredumbre en el sector público.

Convoco a hacer vibrar la palabra de honor para poder decir a los cuatro vientos que somos seres humanos conscientes de nuestro quehacer cotidiano para seguir creando una Patria noble y generosa. Nos debe de quedar muy claro mis distinguidos lectores, que somos nosotros los que podemos cambiar al mundo, es necesario el tener la energía necesaria y crear confianza en nuestra voz para que las acciones que realizamos todos unidos, realmente podremos atraer el cambio que anhelamos.

-.Urgente el promover principios éticos como la justicia, igualdad y solidaridad. La verdad palabra importante, alcemos la voz por lo bueno y por lo correcto.-