Pocas veces ocurre

Elba Esther Gordillo.

.

En Puerto Vallarta le pasó a mi hijo putativo, Héctor García Lugo, se le ocurrió denostar al licenciado y notario público Carlos Castro Segundo y eso le costó, incluso, hasta su familia; fue una demanda ante tribunales federales en donde le quitaron hasta la camisa. Hoy Héctor deambula por los pueblos de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas, carga un hijo de quien fue su secretaria.

O sea, hablar mal de la gente sin fundamento y sin pruebas cuesta caro. Ocurre que el licenciado Marco Antonio del Toro, abogado de la maestra Elba Esther Gordillo, demandará a Carlos Loret de Mola, periodista de Televisa, por la campaña que hizo en contra de quien fue la dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), este abogado es quien logró limpiar todas las acusaciones que tuvo en su contra, al grado de que la libertad fue absoluta de todos los cargos que el fiscal de la PGR la llevó a la cárcel por cinco años.

De los hechos que se recuerdan toda la prensa escrita y hablada se fue contra la maestra, que fue acusada incluso de delincuencia organizada, malversación de fondos y actividades con dinero ilícito. Carlos Loret de Mola le cargó la mano con denuestos que fueron grabados y que son ahora la parte acusatoria por parte del abogado de Elba Esther.

Loret de Mola, además de ser uno de los principales periodistas de los noticieros de Televisa, escribe una columna en uno de los principales diarios de México, desde donde tratara de defenderse de esa demanda.

.

HAY LÍMITES

Criticar desde un diario o de un noticiero a personajes de la vida pública tiene su precio. Hay quienes lo hacen para exigir dinero o prebendas del político o de los personajes de la vida pública, la corrupción en este sentido es muy grande e histórica.

Se cobra incluso por callar, pero desde luego se cobra más por alabar a esos personajes de la vida pública.

Sin embargo, como ocurrió en Puerto Vallarta con el licenciado Carlos Castro Segundo, quien se quiere pasar de listo sufre las consecuencias.

Actualmente en los medios la libertad de expresión en los diarios que se editan para Puerto Vallarta se ejerce. Algunos de los columnistas a veces se pasan de lanza y podrían ser demandados porque la libertad de expresión aunque es constitucional, tiene también sus límites.

Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México, ha reiterado una y otra vez que se va permitir la libertad de expresión de quienes lo han criticado a lo largo de su vida política, que lleva ya más de 20 años, solo les dice “amor y paz”.

Esto lo debemos tomar como borrón y cuenta nueva, el nuevo presidente de México es un personaje de mecha corta como lo vimos durante la campaña, cuando respondía a los retos que le hicieron José Antonio Meade, del PRI, y de Ricardo Anaya, del PAN, a quien le puso “Ricky Rickyn Canayin” y luego les enseñaba su billetera asegurándoles que la tenía bien protegida para que no se la robaran.

El futuro de lo que puede ocurrir durante su gobierno lo dejamos reservado para conocer las historias que, sin duda, se van a escribir cuando ya esté en el poder.