PRI, la quinta fuerza

Por Luis Alberto Alcaraz

.

EL NUEVO PANORAMA. A unos días de que inicie la nueva legislatura federal surgen los datos que nos reflejan el nuevo panorama electoral del país, un país donde por primera vez en su historia el PRI será la quinta fuerza electoral. De acuerdo con el primer reparto de plurinominales que hizo el INE, que podría ser modificado luego de que los partidos impugnen ante el Electoral, el PRI tendrá 45 diputados, muy por debajo de la primera fuerza representada por Morena con 191 legisladores. Bendito país el nuestro en donde la llamada dictadura perfecta fue derrumbada sin dispararse un solo tiro, tal vez por eso Andrés Manuel López Obrador no se cansa de agradecerle a Enrique Peña Nieto por no haber intervenido en el proceso electoral. Vale la pena enfatizar el enorme parecido entre Ernesto Zedillo y Enrique Peña, quienes ante el estrepitoso fracaso de su candidato presidencial se mantuvieron firmes en respetar la voluntad de los electores. Decía don Fidel Velázquez, “a balazos ganamos el poder, a balazos nos lo tiene que quitar”, pero AMLO solamente necesitó 18 años de mágica paciencia para concretar su asalto al poder, con tan buena suerte que hoy llega a Palacio nacional en condiciones inmejorables, con una mayoría absoluta en ambas cámaras que no había tenido ningún presidente de México en los últimos 20 años.

.

EL PARTO DE LOS MONTES. Nadie en su sano juicio habría pensado que el PRI llegaría a su punto más bajo de la historia con menos de 50 diputados federales, la mayoría conseguidos por la vía plurinominal. El PT, por ejemplo, estará representado por 61 diputados, aunque es muy probable que en el corto plazo la gran mayoría termine afiliándose a Morena porque en el fondo la gran mayoría de los candidatos registrados por la coalición Morena-PT-PES son militantes de Morena, como denunció ayer el propio PT al dar a conocer que 35 de sus diputados en realidad son militantes de Morena que fueron registrados como candidatos del PT sólo para cumplir con los requisitos legales. Lo mismo pasará con el Partido Encuentro Social, un partido que sería absolutamente intrascendente de no ser por los 56 diputados federales que tendrá su bancada, aunque seguramente en su gran mayoría también terminarán anexados a la poderosa bancada de Morena. Qué duro debe ser para los viejos priistas que partidos tan insignificantes como el PT y el PES tengan muchos más diputados que el PRI, pero en realidad todo se debe a la magia de López Obrador y a la coyuntura excepcional que se dio en la pasada elección, cuando se juntaron el hambre con las ganas de comer. No hay que ser un gran analista para entender que todos los candidatos del PT y PES ganaron gracias a la intensa campaña que hizo AMLO con su 6 de d 6 que generó un carro completo en favor de Morena.

.

REINVENTANDO EL PAÍS. Igualmente doloroso debe ser para el PRI que su eterno enemigo el PAN sea la segunda fuerza nacional con  81 diputados, pero en realidad todo es un reflejo de las pésimas decisiones tomadas por los latos mandos del tricolor. Con Enrique Peña Nieto el PRI recuperó Los Pinos y consiguió la histórica oportunidad de mantenerse en el poder otros 80 años, pero en lugar de aprender la lección los priistas se comportaron como en el siglo pasado, sin entender que el país, y sobre todo el electorado, había cambiado radicalmente. En tan solo seis años el PRI pasó del cielo al infierno a base de escándalos y malas decisiones, lo que antes era un gran logro, como la reforma educativa, hoy es sinónimo de fracaso y está a punto de irse a la basura. Haría bien López Obrador en reflejarse en ese espejo, porque Peña Nieto pasó a ser el presidente peor calificado de la historia luego de haber sido considerado el más carismático. Imposible olvidar la portada del Times con la foto de Peña Nieto y el contundente título de “Salvando a México”. Portada similar seguramente la darán a López Obrador muy pronto, así que el tabasqueño tendrá las mismas posibilidades de equivocarse que Peña Nieto. Tener el control absoluto del Poder Legislativo debe ser una enorme tentación para un político que a veces da muestras de ser autoritario, aunque por ahora se aferra a su premisa de que “el pueblo es sabio”, como lo dijo recientemente durante el encuentro de los dos gabinetes presidenciales. “El pueblo no es tonto, los tontos son los que piensan que el pueblo es tonto”, presumió AMLO, quien anunció una consulta pública para decidir el futuro del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, aunque al mismo tiempo anuncia la muerte de la reforma educativa sin necesidad de convocar a una consulta popular.

.

ADIÓS AL VIEJO PRI. La situación actual del PRI seguramente lo llevará a su cuarta transformación, parafraseando al AMLO, y cambiará hasta su nombre, porque sus siglas actuales están grabadas en el colectivo nacional como sinónimo de corrupción. Hay casos exitosos de partidos que salieron de la basura tras un mero cambio cosmético, el más reciente es el de Movimiento Ciudadano, partido que tras años de ser una rémora política con el nombre de Partido Convergencia Democrática dio el golpe al cambiar a Movimiento Ciudadano, logrando engañar a muchos electores haciéndoles creer que en efecto era un movimiento ciudadano y no un partido tradicional. El reto del PRI consiste en cambiar su imagen sin perder su herencia, porque no hay forma de que otros partidos le arrebaten al PRI la herencia de la revolución mexicana. Andrés Manuel López Obrador tendrá que hacer buenos los pronósticos para borrar definitivamente de la memoria todos los logros de PRI, pero será sólo cuando su foto cuelgue de una galería rodeada por las fotos de Madero, Zapata y Benito Juárez. Para entonces deberán haber pasado muchos años y la mayoría de nosotros seremos historia, en el mejor de los casos.

.

POSDATA. El descalabro del PRI es fácil de entender mediante un solo dato: de los 45 diputados que tendrá en la nueva legislatura solamente 7 son de mayoría relativa, o sea que ganaron su curul en las urnas, los demás son plurinominales. En cambio el PAN consiguió triunfos en 40 distritos, algo que resulta difícil de creer en estos tiempos en que el PAN, como el PRI, atraviesa por el peor momento de su historia.

.

VOX POPULI. La flamante Comer, que ha impresionado a todos los vallartenses con sus modernas instalaciones y su surtido novedoso representa un gran enigma para los técnicos del Seapal y algunos empleados del Ayuntamiento. Y es que por las noches, y a veces a pleno sol como ocurrió ayer, descarga aguas grises a la avenida Francisco Vila mediante un registro ubicado en la esquina de Villa y Fluvial Vallarta. La pestilencia del agua que descarga La Comer y la enorme cantidad de líquido han provocado decenas de quejas ante Seapal Vallarta, sin embargo la paraestatal asegura que no puede hacer nada ya que no se trata de un derrame de aguas negras sino de una descarga de aguas grises proveniente de una enorme cisterna que la empresa construyó bajo su estacionamiento. Sea lo que sea es urgente que el Ayuntamiento y Seapal intervengan a fondo, porque la contaminación que La Comer provoca es constante.