El Lago de Tos-Cano

Versos culinarios para pasar el rato,
por Francisco Toscano.

.

Primero fue la maestra,
dizque sigue Javidú;
consentidos de las leyes,
a las que hacen: “tururú”
Como agua pa’ chocolate
se pondrá el grillo ambiente,
mientras la Máquina Azul
continúa a tambor batiente.

Guajira de la injusticia
que a los presuntos culpables
encierra dolosamente,
con perjuicios lamentables,
mientras esperan condena
de jueces irresponsables.

Que se ensaña con el pobre,
el marginado indigente
y el apestado político,
sea culpable o inocente;
mientras las impunes ratas
circulan tranquilamente,

Dizque ya eso se acabó
no volverá a suceder,
veremos con nuevo régimen
la justicia florecer.
Yo, como Santo Tomás,
hasta no ver no creer.