Gente PVToma Control

Como tratar Pacientes con Alzheimer

Por Dr. Raúl Morales

.

Estimados amigos, es muy preocupante tener algún familiar que empiece a manifestar cambios en su conducta personal, que inicialmente puedan ser tan imperceptibles que solamente los familiares muy cercanos lo empiecen a notar, pero conforme pasa el tiempo, éstas manifestaciones van siendo más evidentes y acentuadas que empieza una gran preocupación familiar, y es cuando se busca ayuda profesional para entender lo que le está pasando a nuestro pariente, es entonces cuando aparecen muchas interrogantes que no tienen una respuesta inmediata, ya que primeramente debe precisarse el ¿por qué de este cuadro?, ¿qué induce para que aparezca?, ¿qué tratamientos existen para su control adecuado?, y finalmente ¿qué podemos hacer para darle una muy buena atención a nuestro ser querido que sufre de Alzheimer

Por todo lo anterior, queremos volver a tocar una enfermedad que afecta considerablemente las funciones cerebrales.

.

El origen

Fue a principios del siglo XX cuando el Dr. Psiquiatra Alemán Emil Kraepelin, a quien se le ha considerado como el fundador de la psicofarmacología, la genética psiquiátrica y en general la psiquiatría científica moderna, aseguraba que los padecimientos psiquiátricos eran el resultado de alteraciones biológico genéticas, por lo que sus teorías  dominaron el campo de la psiquiatría durante la primera mitad del siglo XX, este eminente científico Alemán describió y definió este cuadro con detalles muy precisos desde el punto de vista clínico. Paralelamente, la neuropatología que caracteriza este cuadro fue descrita por Alois Alzheimer en los primeros años del siglo XX, por lo que este padecimiento en su memoria lleva su nombre. Por lo anterior se considera que el descubrimiento de este padecimiento neurológico fue la contribución de ambos personajes en la medicina.

.

Cuadro clínico.

Desde el punto de vista clínico, las primeras manifestaciones de este preocupante cuadro se caracterizan inicialmente en la inhabilidad de memorizar algunas cosas, lo que lleva a la confusión, y con mucha facilidad se le echa la culpa a un estado de estrés que pudiera coincidir en esos momentos; se acompaña también algo de confusión mental y puede llegar a la irritabilidad, cambios en el estado de ánimo y en el humor, así como algunas veces su condición se puede convertir en agresiva, lo que hace que estas personas tengan tendencia a aislarse y ocasionalmente pueda acompañarse de disminución, perdida de algunas funciones biológicas, lo que pudiera favorecer otras complicaciones que lo puedan llevar al paciente a la muerte.

Desde el punto de vista etiológico, no se conoce una causa especifica del origen de esta enfermedad, sin embargo, con las nuevas tecnologías diagnosticas como son la resonancia magnética, que por medio de estos modelos estudios se han reportado cambios importantes de la anatomía del cerebro, como serían la perdida de volumen de la corteza cerebral que puede ser severa, así como la aparición de placas seniles que se caracteriza por depósitos extracelulares β-amiloide en la sustancia gris del cerebro, y estos depósitos se asocian con la degeneración de las estructuras neuronales; estos elementos se han considerado característicos de la enfermedad de alzhéimer, pero desafortunadamente la confirmación del diagnóstico solamente la hace el patólogo en un estudio del cerebro cuando el paciente fallece, por lo que es importante poner atención cuando aparecen las primeras manifestaciones clínicas de este cuadro.

.

Repercusiones familiares.

Como se mencionó anteriormente, estas personas son señaladas como olvidadizas o distraídas, que en los hechos de la vida real repercuten mucho con los seres queridos; imagínense ustedes que un matrimonio va a una función de teatro, y en el intermedio el paciente sale a comprar algunas golosinas, y ya no recuerda si venía acompañado o en qué fila estaba sentado, donde pacientemente su esposa lo espera y él nunca llega, pues se encuentra extraviado y confundido, quizá buscando las llaves de su auto o tratando de recordar lo que andaba haciendo, lo que se traduce en una terrible preocupación familiar y eso hace que estas personas reciban un trato cercano o personal por sus familiares y amigos para protegerlo y atenderlo; de lo contrario, estos pacientes se vuelven indefensos, frágiles y pueden ser susceptibles de sufrir algún accidente.

.

Demencia senil.

Clásicamente existe una referencia de este cuadro que inicialmente se le conoce como demencia senil; en el año de 1901, narra la historia, ingresó al hospital de enfermedades mentales una paciente  de 50 años de edad llamada Augusta Deter con un cuadro clínico de 5 años de evolución y caracterizado por presentar delirio celotípico caracterizado por una reacción emocional delirante con interferencia en su vida cotidiana, acompañada de sufrimiento, sentimiento y frustración, derivado de los celos que esta persona siente, pero que no tiene fundamento real, el paciente lo siente como propio y real, como un delirio de engaño que lo está atormentando.

Al iniciarse este delirio en esta paciente, se acompañó casi inmediatamente de una rápida y progresiva pérdida de la memoria seguida de alucinaciones, paranoia y trastornos del lenguaje, pero la paciente falleció por otras complicaciones donde se incluyó una septicemia y neumonía. Se le practicó la autopsia, dicho estudio lo hizo el Dr. Alzheimer y fue donde por primera vez en el año de 1906 describió en el estudio anatomopatológico, la presencia de placas en seniles y otros cambios arterioescleróticos del cerebro, publicando al año siguiente el trabajo científico que le denomino: «Una enfermedad grave característica de la corteza cerebral».

.

Nuevos métodos de atención.

Sin embargo, con los adelantos de los métodos diagnósticos actuales, la resonancia magnética nos proporciona una imagen del cerebro muy precisa y la describen los radiólogos especialistas en estudios de resonancia magnética, como destrucción importante de neuronas de la corteza cerebral.

Esta estructura del sistema nervioso central es la capa de tejido nervioso que cubre la superficie de ambos hemisferios cerebrales, esta región del cerebro tiene la delicada misión de la percepción, el pensamiento, la imaginación, el juicio y las decisiones, en otras palabras, esta es una delgada capa de a materia gris  que cubre toda la circunvoluciones del cerebro, que en caso de extenderse, puede llegar a tener hasta 2.5 metros cuadrados y contiene aproximadamente 10,000 millones de neuronas y cerca de 50 trillones de sinapsis, las cuales sirven de unión intercelular especializada entre las neuronas.  Estas redes neuronales a simple vista en la corteza se observan como materia gris.

Actualmente en el siglo XXI, no existe una cura para este terrible trastorno mental, aunque hay algunos medicamentos que pueden favorecer o ayudar a controlar los síntomas más importantes, incluyendo la depresión o las manifestaciones de alucinaciones o delirios, sin embargo, el personal especializado del Instituto de Investigaciones Biomédicas, está trabajando en terapias innovadoras con células madre obtenidas del propio paciente para ser cultivadas y diferenciadas en tejido nervioso, con la finalidad de que puedan ser implantadas por vía hemodinámica, utilizando la cateterización de la arteria femoral derecha, donde  se introduce un catéter especial y es llevado hasta el cerebro con control de radio imagen para que sea la guía donde el cardiólogo intervencionista pueda aplicar las células madre del paciente a las regiones cerebrales que tanto las necesita para reemplazar la perdida de neuronas de la corteza cerebral, complementado con un buen programa de rehabilitación tanto psicológica como física.

Si tiene usted alguna pregunta o comentario, comuníquese al 322 293 61 61 o al correo dr.morales@iibmedicalcenter.com.