Importancia de una transformación educativa como eje central del plan de nación

Tus padres y tus maestros son tus fieles y desinteresados amigos; aprovéchalos que no podrán acompañarte durante mucho tiempo.
– Cicerón.

.

Por Mtro. Luis Ignacio Zúñiga Bobadilla (*)
luis.zuniga@univa.mx

.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollos (PNUD) plantea a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), un llamado universal a la adopción de medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad.

Con fundamento en los logros de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), los ODS incluyen nuevas esferas de atención como el cambio climático, la desigualdad económica, la innovación, el consumo sostenible, la paz y la justicia, entre otras prioridades. La relación que mantienen entre sí, implica para el éxito de alguno de ellos, involucrar a otros.

La visión de los ODS plantea una colaboración y pragmatismo para elegir las mejores opciones con el fin de mejorar la vida, de manera sostenible, incidiendo en el presente a favor también de las generaciones futuras. A través de metas claras para su adopción por todos los países en conformidad con sus propias prioridades y los desafíos ambientales del mundo en general, lograr una participación universal, toda vez de tratarse de agenda inclusiva.

Entender y abordar las causas fundamentales de la pobreza, debe ser motivo suficiente de unidad para trabajar en lograr un cambio positivo en beneficio de las personas y el planeta, atendiendo de forma integral, los demás objetivos planteados.

Uno de esos objetivos el número 4 establece “Garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos”.

Se trata sin lugar a dudas, de un importante reto para los países en desarrollo y particularmente para México; constituye continuar en un proceso de la llamada  reforma educativa, que ha intentado avanzar en los resultados de esa educación inclusiva, equitativa y de calidad, que prácticamente no se ha logrado, a decir de los resultados arrojados por organismos internacionales tales como la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) a través de la prueba PISA.

Es importante continuar con la transformación de la educación  para asegurar que los mexicanos cuentan con las competencias necesarias para aprovechar la tecnología digital.  A propósito de del cambio de sexenio, se corre el riesgo de ir en retroceso con algunas conquistas ya obtenidas, si bien es cierto no han sido ni suficientes ni oportunas, hay que capitalizar a aquellas que abonen al logro de los ODS y particularmente el relativo al de educación.

El Plan Nacional  del nuevo sexenio, debe considerar estrategias vanguardistas en la educación que fomenten la adquisición de habilidades técnicas para que los mexicanos puedan ser parte de la revolución tecnológica y se inserten en el mercado laboral.

En materia de inclusión, se deben plantear esfuerzos centrados en aquellos desfavorecidos, incluyendo grupos marginados, personas de la tercera edad, mujeres, entre otros,  para garantizar su incursión a programas de calidad para asegurar que los mexicanos cuentan con las capacidades para aprovechar la tecnología digital.

La gran transformación de la tecnología, también está cambiando nuestra realidad, cultura, economía y los trabajos a una velocidad sin precedentes, por lo que se requieren de mecanismos para reducir la brecha en el acceso de las tecnologías. Los jóvenes deben contar con los conocimientos y habilidades que el mundo laborar requiere; los estudiantes deben conectarse con las disciplinas relacionadas con las ciencias, las matemáticas y las tecnologías de la información, que son demandas del mercado laboral.

Aquí se establece una interconexión entre los objetivos que se persiguen para abatir la pobreza, el rezago educativo y el acceso al mundo digital, entre otros de las metas que plantean los ODS.

Los resultados obtenidos en las evaluaciones efectuadas a los estudiantes a través de la prueba Programme for International Student Assessment, (PISA) es decir, Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos, cuyo objetivo es evaluar la formación de los alumnos cuando llegan al final de la etapa de enseñanza obligatoria, hacia los 15 años, no ha sido nada favorable y nos ubica abajo del promedio de la OCDE.

PISA está diseñado para conocer las competencias de los estudiantes para analizar y resolver problemas, para manejar información y para enfrentar situaciones que se les presentarán en la vida adulta y que requerirán de tales habilidades,  se concentra en la evaluación de tres áreas: competencia lectora, competencia matemática y competencia científica. Es necesario trabajar bajo un enfoque diferente nuestro Sistema Educativo, máxime que son competencias que requerirán los estudiantes ya sea para insertarse al campo laboral o continuar su trayectoria académica.

De aquí la preocupación de que las políticas y los cambios considerados en el nuevo Plan Nacional de Desarrollo del licenciado Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no sean ni suficientes ni adecuadas para atender un ámbito que es fundamental para avanzar en el desarrollo del país. Por ello la Importancia de una transformación educativa como eje central del plan de nación.

.

(*) Director de la Univa-PV.